Valoración de empresas mediante el valor actual de los flujos de caja libres

Las decisiones de inversión pueden tomarse basándose en un análisis sencillo, como encontrar una empresa que le guste con un producto que crea que tendrá demanda. Puede que la decisión no se base en el examen de los estados financieros, pero la razón para elegir este tipo de empresa en lugar de otra sigue siendo sólida. Su predicción subyacente es que la empresa seguirá produciendo y vendiendo productos de gran demanda y, por lo tanto, volverá a ingresar dinero en el negocio.

La segunda parte -y muy importante- de la ecuación es que la dirección de la empresa sabe en qué gastar ese efectivo para seguir operando. Un tercer supuesto es que todos estos posibles flujos de caja futuros valen hoy más que el precio actual de las acciones.

Para ponerle números a esta idea, podríamos mirar estos flujos de caja potenciales de las operaciones y encontrar lo que valen en base a su valor actual. Para determinar el valor de una empresa, un inversor debe determinar el valor actual de los flujos de caja libres de las operaciones (FCF). Por supuesto, tenemos que encontrar los flujos de caja antes de poder descontarlos al valor actual.

Puntos clave

  • El flujo de caja libre (FCF) de las operaciones es el efectivo que le queda a una empresa para pagar a las partes interesadas, como los acreedores y los accionistas.
  • Como el FCF representa un valor residual, puede utilizarse para ayudar a valorar las empresas.
  • Uno de estos modelos de valoración consiste en descontar los futuros flujos de caja de las operaciones de forma similar al descuento de los dividendos.

1:38

Rendimiento del flujo de caja libre: Un indicador fundamental

Flujos de caja libres

Qué son los flujos de caja libres? Los flujos de caja libres se refieren al efectivo que genera una empresa después de las salidas de caja. Ayuda a respaldar las operaciones de la empresa y a mantener sus activos. El flujo de caja libre mide la rentabilidad. Incluye el gasto en activos, pero no incluye los gastos no monetarios de la cuenta de resultados.

Esta cifra está a disposición de todos los inversores, que pueden utilizarla para determinar la salud general y el bienestar financiero de una empresa. También puede ser utilizado por futuros accionistas o posibles prestamistas para ver cómo una empresa sería capaz de pagar los dividendos o sus pagos de deuda e intereses.

Flujo de caja libre de explotación

El flujo de caja libre de explotación (OFCF) es el efectivo generado por las operaciones, que se atribuye a todos los proveedores de capital en la estructura de capital de la empresa. Esto incluye tanto a los proveedores de deuda como a los de capital.

El cálculo del OFCF se realiza tomando el beneficio antes de intereses e impuestos (EBIT) y ajustándolo al tipo impositivo, añadiendo luego la depreciación y quitando los gastos de capital, menos la variación del capital circulante y menos la variación de otros activos. Esta es la fórmula real:














O


F


C


F


=


E


B


I


T


×


(


1





T


)


+


D





C


A


P


E


X





D


×


w


c





D


×


a
















donde:
















E


B


I


T


=


beneficios antes de intereses e impuestos
















T


=


tipo impositivo
















D


=


depreciación
















w


c


=


capital circulante
















a


=


otros activos







\N – Comienzo {alineado} &OFCF = EBIT por (1 – T) + D- CAPEX – D por wc – D por a &\textbf{en el que:}\\\\Nse encuentra &EBIT=\texto{beneficios antes de intereses e impuestos}\\\n &T=texto{tipo impositivo}\\nde la empresa &D=texto{depreciación}\N &wc=\text{capital de trabajo}\\\️ &a=texto{cualquier otro activo}\\\nfinal{alineado}


OFCF=EBIT×(1-T)+D-CAPEX-D×wc-D×donde:EBIT=beneficio antes de intereses e impuestosT=tipo impositivoD=depreciaciónwc=capital circulantea=otros activos

También se denomina flujo de caja libre de la empresa y se calcula de manera que refleje la capacidad general de generación de efectivo de la empresa antes de deducir los gastos de intereses relacionados con la deuda y las partidas no monetarias. Una vez que hemos calculado esta cifra, podemos calcular las demás métricas necesarias, como la tasa de crecimiento.

Cálculo de la tasa de crecimiento

La tasa de crecimiento puede ser difícil de predecir y puede tener un efecto drástico en el valor resultante de la empresa. Una forma de calcularlo es multiplicar el rendimiento del capital invertido (ROIC) por la tasa de retención. La tasa de retención es el porcentaje de los beneficios que se mantiene en la empresa y no se reparte en forma de dividendos.

Esta es la fórmula básica:














g


=


R


R


×


R


O


I


C
















donde:
















R


R


=


tasa de retención media, o (1 – ratio de pago)
















R


O


I


C


=


E


B


I


T


(


1





impuesto


)


÷


capital total







\Inicio &g = RR \\Nveces ROIC\\\Nde la tasa de retención media, o &\textbf{where:}\\\\\\} &RR=\texto{tasa de retención media, o (1 – ratio de reparto)}\\\t &ROIC = EBIT (1 – \text{impuesto}) \text{capital total} \end{alineado}


g=RR×ROICdonde:RR=tasa de retención media, o (1 – ratio de pago)ROIC=EBIT(1-impuesto)÷capital total

Valoración

El método de valoración se basa en los flujos de caja de explotación que entran después de deducir los gastos de capital, que son los costes de mantenimiento de la base de activos. Este flujo de caja se toma antes de los pagos de intereses a los tenedores de deuda para valorar la empresa total. Por ejemplo, si sólo se tienen en cuenta los fondos propios, se obtendría un valor creciente para los accionistas.

El descuento de cualquier flujo de caja requiere una tasa de descuento, y en este caso, es el coste de financiación de los proyectos en la empresa. Para este tipo de descuento se utiliza el coste medio ponderado del capital (WACC). A continuación, el flujo de caja libre de explotación se descuenta a esta tasa de coste de capital utilizando tres posibles escenarios de crecimiento: sin crecimiento, con crecimiento constante y con tasa de crecimiento cambiante.

Sin crecimiento

Para hallar el valor de la empresa, descontamos el OFCF por el WACC. Esto descuenta los flujos de caja que se espera que continúen mientras exista un modelo de previsión razonable:














Valor de la empresa


=


O


F


C



F


t



÷


(


1


+


W


A


C


C



)


t

















donde:
















O


F


C


F


=


los flujos de caja libres de explotación en el periodo


t
















W


A


C


C


=


coste medio ponderado del capital







\Inicio &\Valor de la empresa = OFCF_t (1 + WACC) &\donde:}\\n &OFCF=\texto{los flujos de caja libres de explotación en el periodo} t\\ &WACC = coste medio ponderado del capital


Valor de la empresa=OFCFt÷(1+WACC)twdonde:OFCF=los flujos de caja libres de explotación en el periodo tWACC=coste medio ponderado del capital

Crecimiento constante

En una empresa más madura, puede resultar más apropiado incluir una tasa de crecimiento constante en el cálculo. Para calcular el valor, se toma el OFCF del próximo periodo y se descuenta al WACC menos la tasa de crecimiento constante a largo plazo del OFCF.














Valor de la empresa


=


O


F


C



F


1



÷


(


k





g


)
















donde:
















O


F


C



F


1



=


flujo de caja libre de explotación
















k


=


tasa de descuento, en este caso WACC
















g


=


tasa de crecimiento esperada en el OFCF







\N – Inicio{alineado} &\text{Valor de la empresa} = OFCF_1 \div (k – g)\\N- &\textbf{aquí:}\\\\\a} &OFCF_1=\título{flujo de caja libre de explotación}\título{caja} &k = \texto{tasa de descuento, en este caso el WACC}\\n &g = \text{ tasa de crecimiento esperada en OFCF}\end{alineado}


Valor de la empresa=OFCF1÷(k-g)donde:OFCF1=flujo de caja libre operativok=tasa de descuento, en este caso WACCg=tasa de crecimiento esperada en OFCF

Múltiples periodos de crecimiento

Suponiendo que la empresa está a punto de ver más de una etapa de crecimiento, el cálculo es una combinación de cada una de estas etapas. Utilizando el modelo de crecimiento supernormal de los dividendos para el cálculo, el analista debe predecir el crecimiento superior al normal y la duración prevista de dicha actividad. Después de este elevado crecimiento, cabe esperar que la empresa vuelva a tener un crecimiento normal y constante a perpetuidad.

Para ver los cálculos resultantes, supongamos que una empresa tiene unos flujos de caja libres operativos de 200 millones de dólares, que se espera que crezcan al 12% durante cuatro años. Después de cuatro años, se volverá a una tasa de crecimiento normal del 5%. Supondremos que el coste medio ponderado del capital es del 10%.

Períodos de crecimiento múltiple del flujo de caja libre de explotación (en millones)
Periodo OFCF Cálculo Importe Valor actual
1 OFCF1 $200 x 1.121 $224.00 $203.64
2 OFCF 2 $200 x 1.122 $250.88 $207.34
3 OFCF 3 $200 x 1.123 $280.99 $211.11
4 OFCF 4 $200 x 1.124 $314.70 $214.95
         
5 OFCF 5 .. $314.7 x 1.05 $330.44  
    $330.44 / (0.10 – 0.05) $6,608.78  
    $6,608.78 / 1.105   $4,103.05
         
      VAN $4,940.09
Cuadro 1: Las dos etapas del OFCF pasan de una tasa de crecimiento elevada (12%) durante cuatro años a un crecimiento constante y perpetuo del 5% a partir del quinto año. Se descuenta al valor actual y se suma a 5 dólares.35.000 millones de dólares.

Tanto el modelo de descuento de dividendos en dos etapas (DDM) como el modelo FCFE permiten dos fases distintas de crecimiento: un período inicial finito en el que el crecimiento es anormal, seguido de un período de crecimiento estable que se espera que dure para siempre. Para determinar la tasa de crecimiento sostenible a largo plazo, se suele suponer que la tasa de crecimiento será igual al crecimiento del PIB previsto a largo plazo. En cada caso, el flujo de caja se descuenta a la cantidad actual en dólares y se suma para obtener un valor actual neto.

Comparar esto con el precio actual de las acciones de la empresa puede ser una forma válida de determinar el valor intrínseco de la empresa. Recordemos que tenemos que restar el valor total actual de la deuda de la empresa para obtener el valor de los fondos propios. A continuación, divide el valor de los fondos propios entre las acciones ordinarias en circulación para obtener el valor de los fondos propios por acción. Este valor puede compararse con el precio de las acciones en el mercado para ver si está sobrevalorado o infravalorado.

El resultado final

Los cálculos relativos al valor de una empresa siempre utilizarán métodos únicos en función de la empresa examinada. Las empresas en crecimiento pueden necesitar un método de dos períodos cuando hay un mayor crecimiento durante un par de años. En una empresa más grande y madura se puede utilizar una técnica de crecimiento más estable. Siempre se trata de determinar el valor de los flujos de caja libres y descontarlos a día de hoy.

Fuentes del artículo

Nuestro equipo exige a los escritores que utilicen fuentes primarias para apoyar su trabajo. Se trata de libros blancos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a investigaciones originales de otras editoriales de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
política editorial.

  1. Shrieves, Ronald E., y John M. Wachowicz Jr. "Flujo de caja libre (FCF), valor económico añadido (EVA™) y valor actual neto (NPV):. una conciliación de las variaciones de la valoración del flujo de caja descontado (DCF)." El ingeniero economista Vol. 46, No. 1. 2001. Pp. 33-52.

  2. Dastgir, Mohsen, Vali Khodadadi y Maryam Ghayed. "Valoración de los flujos de caja mediante el método de los flujos de caja del capital comparándolo con el método de los flujos de caja libres y el método del valor actual ajustado en las empresas que cotizan en la bolsa de Teherán." Business Intelligence Journal Vol. 3, No. 2. 2010. Pp. 45-58.

Dodaj komentarz