Operar las probabilidades con el arbitraje

„No tiro dardos a un tablero. Apuesto por lo seguro. Leer Sun Tzu, El arte de la guerra. Todas las batallas se ganan antes de que se libren.” Muchos de ustedes reconocerán estas palabras pronunciadas por Gordon Gekko en la película Wall Street. En la película, Gekko hace una fortuna como pionero del arbitraje. Por desgracia, este tipo de operaciones sin riesgo no están al alcance de todo el mundo.

Sin embargo, existen otras formas de arbitraje que pueden utilizarse para aumentar las probabilidades de ejecutar una operación con éxito. A continuación, veremos el concepto de arbitraje, cómo los creadores de mercado utilizan el „verdadero arbitraje” y, por último, cómo los inversores minoristas pueden aprovechar las oportunidades de arbitraje.

Puntos clave

  • El arbitraje es la compra y venta simultánea de un activo en diferentes mercados para obtener un beneficio por la diferencia de precio.
  • El arbitraje de riesgo es una forma de especulación utilizada durante las operaciones de adquisición que permite a un inversor obtener un beneficio de la diferencia entre la valoración del adquirente de la acción objetivo y el precio de negociación real de la acción.
  • Los creadores de mercado tienen varias ventajas de arbitraje sobre los inversores minoristas, como el acceso a más capital de negociación y a noticias actualizadas.
  • Los inversores minoristas que se dedican al arbitraje de riesgo pueden utilizar la fórmula de arbitraje de riesgo de Benjamin Graham para determinar su relación óptima de riesgo/recompensa.

Conceptos de arbitraje

El arbitraje, en su forma más pura, se define como la compra de valores en un mercado para su reventa inmediata en otro con el fin de beneficiarse de una discrepancia de precios. El resultado es un beneficio inmediato sin riesgo.

Por ejemplo, si el precio de un valor en la Bolsa de Nueva York (NYSE) no está sincronizado con su correspondiente contrato de futuros en la bolsa de Chicago, un operador podría vender (en corto) simultáneamente el más caro de los dos y comprar el otro, beneficiándose así de la diferencia. Este tipo de arbitraje requiere la violación de al menos una de estas tres condiciones:

  • El mismo valor debe cotizar al mismo precio en todos los mercados.
  • Dos valores con flujos de caja idénticos deben negociarse al mismo precio.
  • Un valor con un precio conocido en el futuro (a través de un contrato de futuros) debe negociarse hoy a ese precio descontado por la tasa libre de riesgo.
  • Sin embargo, el arbitraje puede adoptar otras formas. El arbitraje de riesgo (o arbitraje estadístico) es la segunda forma de arbitraje que analizaremos. A diferencia del arbitraje puro, el arbitraje de riesgo conlleva -lo ha adivinado- riesgo. Aunque se considera „especulación”, el arbitraje de riesgo se ha convertido en una de las formas de arbitraje más populares (y favorables para los operadores minoristas).

    Ejemplo de arbitraje de riesgo

    Así es como funciona: Supongamos que la empresa A cotiza actualmente a 10 dólares por acción. La empresa B, que quiere adquirir la empresa A, decide presentar una oferta de adquisición de la empresa A por 15 dólares/acción. Esto significa que todas las acciones de la empresa A valen ahora 15 $/acción, pero se negocian a sólo 10 $/acción.

    Supongamos que las primeras operaciones (normalmente no son operaciones minoristas) ofrecen una oferta de 14 dólares por acción. Ahora, todavía hay una diferencia de 1 $/acción, una oportunidad para el arbitraje de riesgo. Entonces, ¿dónde está el riesgo?? La adquisición podría fracasar, en cuyo caso las acciones sólo valdrían los 10 dólares/acción originales. Más adelante veremos cómo se puede medir el riesgo.

    Creadores de mercado y verdadero arbitraje

    Los creadores de mercado tienen varias ventajas sobre los operadores minoristas:

    • Mucho más capital de negociación
    • Por lo general, más habilidad
    • Acceso a noticias de última hora
    • Ordenadores más rápidos
    • Programas más complejos
    • Acceso a la mesa de operaciones

    La combinación de estos factores hace casi imposible que un operador minorista aproveche las oportunidades de arbitraje puro. Los creadores de mercado utilizan complejos programas informáticos que se ejecutan en ordenadores de alta gama para localizar esas oportunidades constantemente. Una vez encontrado, el diferencial suele ser insignificante y requiere una gran cantidad de capital para obtener beneficios: los operadores minoristas probablemente se verían perjudicados por los costes de las comisiones.

    No hace falta decir que es casi imposible para los operadores minoristas competir en el género de arbitraje sin riesgo.

    Los operadores minoristas y el arbitraje de riesgo

    A pesar de las desventajas del arbitraje puro, el arbitraje de riesgo sigue siendo accesible para la mayoría de los operadores minoristas. Aunque este tipo de arbitraje requiere asumir un cierto riesgo, generalmente se considera „jugar con las probabilidades”.A continuación, examinaremos algunas de las formas más comunes de arbitraje disponibles para los operadores minoristas.

    Arbitraje de adquisiciones y fusiones

    El ejemplo de arbitraje de riesgo que vimos anteriormente demuestra el arbitraje de adquisiciones y fusiones, y es probablemente el tipo de arbitraje más común. Suele consistir en localizar una empresa infravalorada que ha sido objeto de una oferta pública de adquisición por parte de otra empresa. Esta oferta llevaría a la empresa a su valor real o intrínseco. Si la fusión se lleva a cabo con éxito, todos los que hayan aprovechado la oportunidad obtendrán grandes beneficios; sin embargo, si la fusión fracasa, el precio puede caer.

    La clave del éxito en este tipo de arbitraje es la velocidad. Los operadores que utilizan este método suelen operar en el Nivel II y tienen acceso a las noticias del mercado. En cuanto se anuncia algo, intentan entrar en acción antes que nadie.

    Evaluación del riesgo

    Sin embargo, supongamos que no está entre los primeros. ¿Cómo saber si sigue siendo un buen negocio?? Una forma de hacerlo es utilizar la fórmula de riesgo-arbitraje de Benjamin Graham para determinar el riesgo/recompensa óptimo. Sus ecuaciones dicen lo siguiente:














    Rendimiento anual


    =




    C


    G





    L


    (


    100


    %





    C


    )




    Y


    P


















    donde:
















    C


    =


    La probabilidad de éxito esperada (%)
















    P


    =


    El precio actual del valor
















    L


    =


    La pérdida esperada en caso de
















    fallo (normalmente el precio original)
















    Y


    =


    El tiempo de permanencia previsto en años
















    (normalmente el tiempo hasta que se produzca la fusión)
















    G


    =


    La ganancia esperada en caso de
















    éxito (normalmente el precio de adquisición)







    \begin{aligned} &\text{Annual Return}=\frac{CG-L(100\%-C)}{YP}\\ &\textbf{donde:}\\\\\️ &C=\texto{La probabilidad de éxito esperada (\%)}\\\n &P=\text{El precio actual del valor}\\\️ &L=\text{la pérdida esperada en el caso de un}\\\i} &\N – texto {fracaso (normalmente el precio original)}\N – precio de venta &Y=texto{el tiempo de permanencia esperado en años}\\N &\(normalmente el tiempo que falta para que se produzca la fusión) &G=\text{La ganancia esperada en caso de que se produzca un}\\i} &\text{succeso (generalmente precio de adquisición)} \end{alineado}


    Rendimiento anual=YPCG-L(100%-C)donde:C=La posibilidad de éxito esperada (%)P=El precio actual del valorL=La pérdida esperada en caso de fracaso (normalmente el precio original)Y=El tiempo de retención esperado en años (normalmente el tiempo hasta que se produzca la fusión)G=La ganancia esperada en caso de éxito (normalmente el precio de adquisición)

    Por supuesto, esto es muy empírico, pero le dará una idea de lo que puede esperar antes de entrar en una situación de arbitraje de fusión.

    Arbitraje de liquidación

    Este es el tipo de arbitraje que empleaba Gordon Gekko cuando compraba y vendía empresas. El arbitraje de liquidación consiste en estimar el valor de los activos de liquidación de la empresa. Por ejemplo, digamos que la empresa A tiene un valor contable (de liquidación) de 10 dólares/acción y que actualmente cotiza a 7 dólares/acción. Si la empresa decide liquidar, se presenta una oportunidad de arbitraje. En el caso de Gekko, se hizo con empresas que, a su juicio, le proporcionarían un beneficio si las separaba y las vendía, una práctica empleada en realidad por instituciones más grandes.

    Aquí se puede emplear una versión de la fórmula de arbitraje de riesgo de Benjamin Graham utilizada para el arbitraje de adquisiciones y fusiones. Basta con sustituir el precio de adquisición por el precio de liquidación, y el tiempo de tenencia por la cantidad de tiempo antes de la liquidación.

    Comercio de pares

    El comercio de pares (también conocido como arbitraje de valor relativo) es mucho menos común que las dos formas mencionadas anteriormente. Esta forma de arbitraje se basa en una fuerte correlación entre dos valores relacionados o no.

    Así es como funciona. En primer lugar, hay que encontrar „pares.” Normalmente, los pares de alta probabilidad son grandes valores del mismo sector con historiales de negociación similares a largo plazo. Busque un alto porcentaje de correlación. Entonces, se espera una divergencia en los pares de entre el 5% y el 7% que se prolongue en el tiempo (dos o tres días). Por último, se puede ir en largo y/o en corto en los dos valores basándose en la comparación de sus precios. Entonces, sólo hay que esperar a que los precios vuelvan a subir.

    Un ejemplo de valores que se utilizarían en una operación por pares es GM y Ford. Estas dos empresas suelen tener una alta correlación. Basta con trazar estos dos valores y esperar a que se produzca una divergencia significativa; entonces, lo más probable es que estos dos precios vuelvan a tener una correlación más alta, ofreciendo una oportunidad en la que se pueden obtener beneficios.

    El comercio de pares se utiliza principalmente durante los mercados laterales como una forma de obtener beneficios.

    Cómo encontrar la oportunidad

    Muchos de ustedes se preguntarán dónde pueden encontrar estas oportunidades de arbitraje accesibles. El hecho es que gran parte de la información se puede obtener con herramientas que están disponibles para todos. Los corredores de bolsa suelen ofrecer servicios de noticias que permiten verlas en el momento en que se publican. La negociación de nivel II también es una opción para los operadores individuales y puede darle una ventaja. Por último, los programas informáticos de selección pueden ayudarle a localizar valores infravalorados (que tengan una relación precio/libro, relación PEG, etc.).).

    También hay varios servicios de pago que localizan estas oportunidades de arbitraje para usted. Estos servicios son especialmente útiles para la negociación de pares, que puede suponer un mayor esfuerzo para encontrar correlaciones entre valores. Normalmente, estos servicios le proporcionarán una hoja de cálculo diaria o semanal en la que se indican las oportunidades que puede utilizar para obtener beneficios.

    El resultado final

    El arbitraje es una forma muy amplia de comercio que abarca muchas estrategias; sin embargo, todas ellas buscan aprovechar las mayores posibilidades de éxito. Aunque las formas de arbitraje puro sin riesgo no suelen estar al alcance de los operadores minoristas, existen varias formas de arbitraje de riesgo de alta probabilidad que ofrecen a los operadores minoristas muchas oportunidades de obtener beneficios.

    Fuentes del artículo

    Nuestro equipo requiere que los escritores utilicen fuentes primarias para apoyar su trabajo. Se incluyen libros blancos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a investigaciones originales de otras editoriales de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
    política editorial.

    1. Clips de película. "Wall Street: El Arte de la Guerra." Consultado el 15 de abril de 2021.

    2. Fidelidad. "Comercio de pares." Consultado el 15 de abril de 2021.

    Dodaj komentarz