Modelo de Descuento de Dividendos – Definición de DDM

Qué es el modelo de descuento de dividendos?

El modelo de descuento de dividendos (DDM) es un método cuantitativo utilizado para predecir el precio de las acciones de una empresa basado en la teoría de que su precio actual vale la suma de todos sus futuros pagos de dividendos cuando se descuentan a su valor actual. Intenta calcular el valor razonable de una acción con independencia de las condiciones imperantes en el mercado y tiene en cuenta los factores de pago de dividendos y los rendimientos esperados por el mercado. Si el valor obtenido del DDM es superior al precio actual de cotización de las acciones, entonces la acción está infravalorada y reúne las condiciones para una compra, y viceversa.

1:46

Modelo de descuento de dividendos

Entender el DDM

Una empresa produce bienes u ofrece servicios para obtener beneficios. El flujo de caja obtenido de estas actividades comerciales determina sus beneficios, que se reflejan en los precios de las acciones de la empresa. Las empresas también realizan pagos de dividendos a los accionistas, que suelen proceder de los beneficios empresariales. El modelo DDM se basa en la teoría de que el valor de una empresa es el valor actual de la suma de todos sus futuros pagos de dividendos.

Valor temporal del dinero

Imagina que le das 100 dólares a tu amigo como préstamo sin intereses. Al cabo de un tiempo, acude a él para cobrar el dinero prestado. Su amigo le da dos opciones:

  • Tome sus 100 dólares ahora
  • Coja sus 100 dólares al cabo de un año
  • La mayoría de los particulares optan por la primera opción. Tomar el dinero ahora le permitirá depositarlo en un banco. Si el banco paga un interés nominal, digamos del 5%, al cabo de un año su dinero crecerá hasta los 105 dólares. Será mejor que la segunda opción, en la que recibe 100 dólares de su amigo al cabo de un año. Matemáticamente,

    Valor futuro = Valor actual ( 1 + tipo de interés % ) \N – Comienzo&\textbf{Valor Futuro}\\️&\(1+) tipo de interés)&|espacio{2}.65in}(\textit{un año})\N-end{alineado} Valor futuro=Valor actual ∗(1+tipo de interés%)

    El ejemplo anterior indica el valor temporal del dinero, que puede resumirse como „El valor del dinero depende del tiempo.”Viéndolo de otra manera, si se conoce el valor futuro de un activo o de un crédito, se puede calcular su valor actual utilizando el mismo modelo de tipo de interés.

    Reorganización de la ecuación,

    Valor actual = Valor futuro ( 1 + tipo de interés % ) \N – Comienzo {alineado}&\Valor actual = Valor futuro = (1+ tipo de interés) Valor actual=(1+tipo de interés%)Valor futuro

    En esencia, dados dos factores cualesquiera, se puede calcular el tercero.

    El modelo de descuento de dividendos utiliza este principio. Toma el valor esperado de los flujos de caja que una empresa generará en el futuro y calcula su valor actual neto (VAN) extraído del concepto de valor temporal del dinero (VTD). Esencialmente, el DDM se construye tomando la suma de todos los dividendos futuros que se espera que pague la empresa y calculando su valor presente utilizando un factor de tipo de interés neto (también llamado tipo de descuento).

    Dividendos esperados

    Estimar los futuros dividendos de una empresa puede ser una tarea compleja. Los analistas e inversores pueden hacer ciertas suposiciones, o tratar de identificar tendencias basadas en el historial de pago de dividendos para estimar los dividendos futuros.

    Se puede suponer que la empresa tiene una tasa de crecimiento fija de los dividendos hasta la perpetuidad, lo que se refiere a un flujo constante de flujos de caja idénticos durante un tiempo infinito sin fecha de finalización. Por ejemplo, si una empresa ha pagado un dividendo de 1$ por acción este año y se espera que mantenga una tasa de crecimiento del 5 por ciento para el pago de dividendos, se espera que el dividendo del próximo año sea de 1$.05.

    Por otra parte, si se detecta una tendencia determinada -como una empresa que paga dividendos de 2.00, $2.50, $3.00 y 3 dólares.50 en los últimos cuatro años, entonces se puede suponer que el pago de este año será de 4 dólares.00. Dicho dividendo esperado se representa matemáticamente por (D).

    Factor de descuento

    Los accionistas que invierten su dinero en acciones asumen un riesgo, ya que las acciones que han comprado pueden perder valor. Frente a este riesgo, esperan una rentabilidad/compensación. Al igual que un propietario que alquila su vivienda, los inversores en acciones actúan como prestamistas de la empresa y esperan una determinada tasa de rendimiento. El coste de los fondos propios de una empresa representa la compensación que el mercado y los inversores exigen a cambio de poseer el activo y soportar el riesgo de la propiedad. Esta tasa de rendimiento está representada por (r) y puede estimarse utilizando el Modelo de Valoración de Activos de Capital (CAPM) o el Modelo de Crecimiento de Dividendos. Sin embargo, esta tasa de rendimiento sólo puede realizarse cuando un inversor vende sus acciones. La tasa de rentabilidad requerida puede variar debido a la discreción del inversor.

    Las empresas que pagan dividendos lo hacen a una determinada tasa anual, que está representada por (g). La tasa de rendimiento menos la tasa de crecimiento de los dividendos (r – g) representa el factor de descuento efectivo de los dividendos de una empresa. El dividendo es pagado y realizado por los accionistas. La tasa de crecimiento de los dividendos puede estimarse multiplicando la rentabilidad de los fondos propios (ROE) por el coeficiente de retención (este último es el opuesto al coeficiente de reparto de dividendos). Dado que el dividendo procede de los beneficios generados por la empresa, lo ideal es que no pueda superar los beneficios. La tasa de rendimiento del conjunto de las acciones tiene que estar por encima de la tasa de crecimiento de los dividendos para los años futuros, de lo contrario, el modelo puede no sostenerse y conducir a resultados con precios de las acciones negativos que no son posibles en la realidad.

    Fórmula DDM

    A partir del dividendo esperado por acción y del factor de descuento neto, la fórmula para valorar una acción utilizando el modelo de descuento de dividendos se representa matemáticamente como,

    Valor de la acción = EDPS (CCE DGR) donde E D P S = dividendo esperado por acción C C E = coste del capital propio \begin {alineado}&\textit{\textbf{Value of Stock}}=\frac{\textit{\textbf{EDPS}}}{\textbf{(\textit{CCE}}-\textbf{\textit{DGR})}}\\&\textbf{en el caso de que:}\\\\\️&SDE=\texto{dividendo esperado por acción}\&CCE=\text{costes del capital propio}\\\️&DGR=\texto{tasa de crecimiento de los dividendos}{alineado} Valor de la acción=(CCE-DGR)EDPSdonde:EDPS=dividendo esperado por acciónCCE=coste del capital propio

    Dado que las variables utilizadas en la fórmula incluyen el dividendo por acción, la tasa neta de descuento (representada por la tasa de rendimiento requerida o el coste de los fondos propios y la tasa esperada de crecimiento de los dividendos), viene con ciertas suposiciones.

    Dado que los dividendos, y su tasa de crecimiento, son elementos clave de la fórmula, se cree que el GGM sólo es aplicable a las empresas que pagan dividendos regularmente. Sin embargo, también puede aplicarse a los valores que no pagan dividendos, haciendo hipótesis sobre el dividendo que habrían pagado en caso contrario.

    Variaciones del DDM

    El DDM tiene muchas variantes que difieren en complejidad. Aunque no es exacto para la mayoría de las empresas, la iteración más sencilla del modelo de descuento de dividendos supone un crecimiento nulo del dividendo, en cuyo caso el valor de la acción es el valor del dividendo dividido por la tasa de rendimiento esperada.

    El cálculo más común y sencillo de un DDM es el conocido como modelo de crecimiento de Gordon (GGM), que supone una tasa de crecimiento de los dividendos estable y que recibió su nombre en la década de 1960 en honor al economista estadounidense Myron J. Gordon. Este modelo supone un crecimiento estable de los dividendos año tras año. Para hallar el precio de una acción que paga dividendos, el GGM tiene en cuenta tres variables

    D = el valor estimado del dividendo del próximo año r = el coste del capital propio de la empresa |aligned}&D = \text{el valor estimado del dividendo del año que viene}\\️&r = \text{el coste del capital propio de la empresa}\\\️&g = \text{la tasa de crecimiento constante de los dividendos, a perpetuidad}end{alineado} D=el valor estimado del dividendo del próximo añor=el coste del capital propio de la empresa

    Usando estas variables, la ecuación para el GGM es:

    Precio por acción = D r g \text{Precio por acción}=\frac{D}{r-g} Precio por acción=r-gD

    Existe una tercera variante como es el modelo de crecimiento supernormal de los dividendos, que tiene en cuenta un periodo de alto crecimiento seguido de un periodo de crecimiento menor y constante. Durante el periodo de alto crecimiento, se puede tomar cada cantidad de dividendos y descontarla al periodo actual. Para el periodo de crecimiento constante, los cálculos siguen el modelo GGM. Todos estos factores calculados se suman para obtener el precio de la acción.

    Ejemplos del DDM

    Supongamos que la empresa X pagó un dividendo de $1.80 por acción este año. La empresa espera que los dividendos crezcan a perpetuidad a un ritmo del 5% anual, y el coste del capital propio de la empresa es del 7%. Los $1.80 es el dividendo de este año y necesita ser ajustado por la tasa de crecimiento para encontrar D1, el dividendo estimado para el próximo año. Este cálculo es: D1 = D0 x (1 + g) = $1.80 x (1 + 5%) = $1.89. A continuación, utilizando el GGM, el precio por acción de la empresa X's resulta ser D(1) / (r – g) = $1.89 / ( 7% – 5%) = $94.50.

    Un vistazo al historial de pago de dividendos del principal minorista estadounidense Walmart Inc. (WMT) indica que ha pagado dividendos anuales por un total de 1 $.92, $1.96, $2.00, $2.04 y 2 dólares.08, entre enero de 2014 y enero de 2018 en orden cronológico. Se puede ver un patrón de aumento constante de 4 centavos en el dividendo de Walmart cada año, lo que equivale al crecimiento medio de alrededor del 2 por ciento. Supongamos que un inversor tiene una tasa de rendimiento requerida del 5%. Utilizando un dividendo estimado de 2 dólares.12 a principios de 2019, el inversor utilizaría el modelo de descuento de dividendos para calcular un valor por acción de 2 dólares.12/ (.05 – .02) = $70.67.

    Deficiencias del DDM

    Aunque el método GGM del DDM es ampliamente utilizado, tiene dos defectos bien conocidos. El modelo asume una tasa de crecimiento del dividendo constante a perpetuidad. Esta suposición suele ser segura para las empresas muy maduras que tienen un historial establecido de pagos regulares de dividendos. Sin embargo, el GGM puede no ser el mejor modelo para valorar las empresas más nuevas que tienen tasas de crecimiento de los dividendos fluctuantes o no tienen ningún dividendo. Se puede seguir utilizando el DDM en este tipo de empresas, pero con más y más supuestos, la precisión disminuye.

    El segundo problema del DDM es que el resultado es muy sensible a las entradas. Por ejemplo, en el ejemplo de la empresa X, si la tasa de crecimiento de los dividendos se reduce en un 10 por ciento hasta el 4.5%, el precio resultante de las acciones es de 75 dólares.24, lo que supone una disminución de más del 20% respecto al precio calculado anteriormente de 94 dólares.50.

    El modelo también falla cuando las empresas pueden tener una tasa de rendimiento (r) inferior a la tasa de crecimiento de los dividendos (g). Esto puede ocurrir cuando una empresa sigue pagando dividendos aunque tenga pérdidas o beneficios relativamente bajos.

    Utilización del DDM para las inversiones

    Todas las variantes del DDM, especialmente el GGM, permiten valorar una acción sin tener en cuenta las condiciones actuales del mercado. También ayuda a realizar comparaciones directas entre empresas, aunque pertenezcan a sectores industriales diferentes.

    Los inversores que creen en el principio subyacente de que el valor intrínseco actual de una acción es una representación de su valor descontado de los futuros pagos de dividendos pueden utilizarlo para identificar acciones sobrecompradas o sobrevendidas. Si el valor calculado es superior al precio de mercado actual de una acción, indica una oportunidad de compra, ya que la acción cotiza por debajo de su valor razonable según el DDM.

    Sin embargo, hay que tener en cuenta que el DDM es otra herramienta cuantitativa disponible en el gran universo de herramientas de valoración de acciones. Al igual que cualquier otro método de valoración utilizado para determinar el valor intrínseco de una acción, se puede utilizar el DDM además de otros métodos de valoración de acciones comúnmente seguidos. Dado que requiere muchas suposiciones y predicciones, puede que no sea la única forma mejor de basar las decisiones de inversión.

    Nuestro equipo exige a los redactores que utilicen fuentes primarias para respaldar su trabajo. Se trata de libros blancos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a investigaciones originales de otras editoriales de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
    política editorial.

    1. Myron J. Gordon. "La inversión, la financiación y la valoración de la empresa." R.D. Irwin, 1962.

    2. Walmart. "Historia de los dividendos." Consultado el 3 de agosto de 2020.

    Dodaj komentarz