Los inversores necesitan un buen WACC

Cuando los índices bursátiles se disparan hasta alcanzar nuevos y vertiginosos máximos y parecen alejados de la realidad, es hora de volver a los fundamentos. En concreto, es hora de analizar un aspecto clave de las valoraciones de las acciones: el coste medio ponderado del capital (WACC).

Puntos clave

  • El coste medio ponderado del capital (WACC) nos indica la rentabilidad que los prestamistas y los accionistas esperan recibir a cambio de aportar capital a una empresa.
  • Por ejemplo, si los prestamistas exigen una rentabilidad del 10% y los accionistas del 20%, el WACC de una empresa es del 15%.
  • El WACC es útil para determinar si una empresa está creando o perdiendo valor. Su rendimiento sobre el capital invertido debería ser superior a su WACC.

Entender el WACC

La financiación de capital de una empresa está formada por dos componentes: la deuda y los fondos propios. Los prestamistas y los accionistas esperan un cierto rendimiento de los fondos o del capital que han aportado. El coste del capital es el rendimiento previsto para los propietarios del capital (o accionistas) y para los deudores. Así, el WACC nos indica la rentabilidad que pueden esperar ambas partes interesadas. El WACC representa el coste de oportunidad del inversor al asumir el riesgo de invertir en una empresa.

Para entender el WACC, piense en una empresa como una bolsa de dinero. El dinero en la bolsa procede de dos fuentes: la deuda y los fondos propios. El dinero procedente de las operaciones de la empresa no es una tercera fuente porque, después de pagar la deuda, el efectivo sobrante no se devuelve a los accionistas en forma de dividendos, sino que se guarda en la bolsa en su nombre. Si los tenedores de deuda exigen un 10% de rendimiento de su inversión y los accionistas un 20%, entonces, por término medio, los proyectos financiados por la bolsa tendrán que rendir un 15% para satisfacer a los tenedores de deuda y de capital. El 15% es el WACC.

Si el único dinero que tiene la bolsa son 50 dólares de los deudores, 50 dólares de los accionistas y 100 dólares invertidos en un proyecto, el rendimiento de este proyecto tendría que devolver 5 dólares al año a los deudores y 10 dólares al año a los accionistas para cumplir las expectativas. Esto requeriría un rendimiento total de 15 dólares al año, o un WACC del 15%.

WACC: Una herramienta de inversión

Los analistas de valores emplean el WACC a la hora de valorar y seleccionar inversiones. Por ejemplo, en el análisis del flujo de caja descontado, el WACC se utiliza como tipo de descuento aplicado a los flujos de caja futuros para obtener el valor actual neto de una empresa. El WACC puede utilizarse como tasa de referencia para evaluar el rendimiento del ROIC. También desempeña un papel fundamental en los cálculos del valor económico añadido (EVA).

Los inversores utilizan el WACC como herramienta para decidir si invierten o no. El WACC representa la tasa de rendimiento mínima a la que una empresa produce valor para sus inversores. Supongamos que una empresa produce una rentabilidad del 20% y tiene un WACC del 11%. Por cada 1$ que la empresa invierte en capital, la empresa está creando 0$.09 de valor. Por el contrario, si la rentabilidad de la empresa es inferior a su WACC, la empresa está perdiendo valor, lo que indica que es una inversión desfavorable.

El WACC sirve para comprobar la realidad de los inversores. Para ser franco, el inversor medio probablemente no se tomaría la molestia de calcular el WACC porque requiere mucha información detallada de la empresa. No obstante, ayuda a los inversores a entender el significado del WACC cuando lo ven en los informes de los analistas de bolsa.

Cálculo del WACC

Para calcular el WACC, los inversores deben determinar el coste de los fondos propios y el coste de la deuda de la empresa.

Coste de la acción

El coste de los fondos propios puede ser un poco complicado de calcular, ya que el capital social no tiene un coste „explícito”. A diferencia de la deuda, los fondos propios no tienen un precio concreto que la empresa deba pagar. Sin embargo, eso no significa que no exista un coste de los fondos propios.

Los accionistas comunes esperan un determinado rendimiento de su inversión en acciones de una empresa. La tasa de rentabilidad exigida a los accionistas suele considerarse un coste, ya que éstos venderán sus acciones si la empresa no ofrece la rentabilidad esperada. Como resultado, el precio de la acción caerá. El coste de los fondos propios es básicamente lo que le cuesta a la empresa mantener un precio de las acciones que sea satisfactorio para los inversores.

Sobre esta base, el método más comúnmente aceptado para calcular el coste de los fondos propios procede del modelo de fijación de precios de los activos de capital (CAPM), galardonado con el Premio Nobel:















R


e



=



R


f



+


β


(



R


m







R


f



)
















donde:

















R


e



=


CAPM

















R


f



=


Tipo libre de riesgo
















β


=


Beta

















R


m



=


Tasa de mercado







\N – Comienzo &R_e = R_f + \beta(R_m – R_f) \\\N – R_f &\textbf{donde:}\\\\a) &R_e=\texto{CAPM}\\\nmás &R_f=\texto{Tasa libre de riesgo}\\\\N- &\beta=\text{Beta}\\\\\Nde la empresa &R_m = \text{Tipo de mercado}\ end{alineado}


Re=Rf+β(Rm-Rf)donde:Re=CAPMRf=Tipo libre de riesgoβ=BetaRm=Tipo de mercado

Pero, ¿qué significa esto??

  • Rf Tasa libre de riesgo: Es el importe que se obtiene de la inversión en valores considerados libres de riesgo de crédito, como la deuda pública de los países desarrollados. El tipo de interés de U.S. Las Letras del Tesoro se utilizan con frecuencia como un sustituto de la tasa libre de riesgo.
  • ßBeta: Mide la reacción del precio de las acciones de una empresa frente al mercado en su conjunto. Una beta de 1, por ejemplo, indica que la empresa se mueve en línea con el mercado. Si la beta es superior a 1, la acción está exagerando los movimientos del mercado; menos de 1 significa que la acción es más estable. En ocasiones, una empresa puede tener una beta negativa (e.g., una empresa minera de oro), lo que significa que el precio de la acción se mueve en la dirección opuesta al mercado en general. Para las empresas públicas, se pueden encontrar servicios de bases de datos que publican las betas de las empresas. Pocos servicios hacen un mejor trabajo de estimación de betas que MSCI Barra. Bloomberg es otra valiosa fuente de betas industriales.
  • (Rm – Rf)Prima de riesgo del mercado de renta variable: La prima de riesgo del mercado de valores (EMRP) representa la rentabilidad que los inversores esperan a cambio de invertir en el mercado de valores por encima del tipo de interés sin riesgo. En otras palabras, es la diferencia entre el tipo libre de riesgo y el tipo de mercado. Es una cifra muy controvertida.

Muchos sostienen que ha subido debido a la noción de que la tenencia de acciones se ha vuelto más arriesgada. El PEIM que se cita con frecuencia se basa en el exceso de rendimiento anual medio que se obtiene al invertir en el mercado de valores por encima del tipo sin riesgo. La media puede calcularse utilizando una media aritmética o una media geométrica. La media geométrica proporciona una tasa de exceso de rentabilidad compuesta anualmente y, en la mayoría de los casos, será inferior a la media aritmética.

Ambos métodos son populares, pero la media aritmética ha ganado una gran aceptación. Una vez calculado el coste de los fondos propios, se pueden realizar ajustes por factores de riesgo específicos de la empresa, que pueden aumentar o disminuir su perfil de riesgo. Estos factores incluyen el tamaño de la empresa, los juicios pendientes, la concentración de la base de clientes y la dependencia de los empleados clave. Los ajustes son totalmente una cuestión de juicio del inversor, y varían de una empresa a otra.

Coste de la deuda

En comparación con el coste de los fondos propios, el coste de la deuda es bastante sencillo de calcular. El coste de la deuda (Rd) debería ser el tipo de mercado actual que la empresa paga por su deuda. Si la empresa no está pagando tipos de mercado, se debe estimar un tipo de mercado adecuado que deba pagar la empresa.

Como las empresas se benefician de las deducciones fiscales disponibles sobre los intereses pagados, el coste neto de la deuda es en realidad los intereses pagados menos el ahorro fiscal resultante del pago de intereses deducibles. Por lo tanto, el coste de la deuda después de impuestos es Rd (1 – tipo del impuesto de sociedades).

Estructura del capital

El WACC es la media ponderada del coste de los fondos propios y del coste de la deuda en función de la proporción de deuda y fondos propios en la estructura de capital de la empresa. La proporción de deuda está representada por D/V, un ratio que compara la deuda de la empresa con el valor total de la misma. La proporción de fondos propios está representada por E/V, un ratio que compara los fondos propios de la empresa con el valor total de la misma. El WACC se representa con la siguiente fórmula:














WACC


=



R


e



×



E


V



+



(



R


d



×



D


V



×


(


1





CTR


)


)

















donde:

















R


e



=


Coste total de los fondos propios
















E


=


Valor de mercado de los fondos propios totales
















V


=


Valor total de mercado del conjunto de la empresa
















deuda y fondos propios

















R


d



=


Coste total de la deuda
















D


=


Valor de mercado de la deuda total
















C


T


R


=


Tipo de impuesto de sociedades







\Inicio&\text{WACC} = R_e \times \frac{ E }{ V } + \left( R_d \times \frac{ D }{ V } \times ( 1 – \text{CTR} ) \right ) \&\donde:} \\&R_e = \text{Coste total de los fondos propios} \text&E =\texto{Valor de mercado del total de los fondos propios} \\\\finalmente&V =\texto{Valor total de mercado del conjunto de la empresa} \\\\finalmente&\ón de la deuda y los fondos propios&R_d = \text{Coste total de la deuda} \text&D = \text{Valor de mercado de la deuda total} \\t&CTR = \text{Tipo impositivo de las empresas} \\\\\nd{alineado}


WACC=Re×VE+(Rd×VD×(1-CTR))donde:Re=Coste total de los fondos propiosE=Valor de mercado de los fondos propios totalesV=Valor de mercado total de la deuda y los fondos propios combinados de la empresaRd=Coste total de la deudaD=Valor de mercado de la deuda totalCTR=Tasa del impuesto de sociedades

El WACC de una empresa es una función de la combinación entre deuda y capital y el coste de esa deuda y ese capital. Por un lado, los tipos de interés históricamente bajos han reducido el WACC de las empresas. Por otro lado, la perspectiva de desastres corporativoscomo Enron y WorldCom a principios de la década de 2000aumenta el riesgo percibido de las inversiones en acciones.

Pero atención: la fórmula del WACC parece más fácil de calcular de lo que realmente es. Al igual que dos personas difícilmente interpretarán una obra de arte de la misma manera, rara vez dos personas obtendrán el mismo WACC. Aunque dos personas lleguen al mismo WACC, todos los demás juicios y métodos de valoración aplicados harán que cada uno tenga una opinión diferente sobre los componentes que conforman el valor de la empresa.

Fuentes del artículo

Nuestro equipo requiere que los escritores utilicen fuentes primarias para apoyar su trabajo. Entre ellos se encuentran los libros blancos, los datos gubernamentales, los informes originales y las entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a la investigación original de otras editoriales de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
política editorial.

  1. Premio Nobel Outreach. "Los galardonados de este año son pioneros en la teoría de la economía financiera y las finanzas corporativas." Consultado el 6 de abril de 2021.

Dodaj komentarz