Introducción a la inversión en índices ponderados por factores fundamentales

La inversión en índices se ha hecho cada vez más popular. Los inversores pueden seleccionar un fondo que siga un índice conocido e invertir pasivamente en el mercado. A lo largo de los años, el número de fondos que siguen índices ha aumentado considerablemente.

Algunos índices están ponderados por la capitalización, como el S&P 500 y FTSE Russell 2000. Otros índices están ponderados por el precio, como el Dow Jones Industrial Average o DJIA. Estos índices han sido la base de muchos vehículos de inversión para los inversores, incluidos los fondos de inversión y los fondos cotizados (ETF).

Las nuevas opciones en la inversión en índices incluyen índices ponderados fundamentalmente, como el FTSE RAFI US 1000 Index y el WisdomTree U.S. Dividend Index, que se basan en una o más métricas financieras como el valor contable, el flujo de caja, los ingresos, las ventas o los dividendos. WisdomTree también ofrece un par de índices que miden la U.S. e International LargeCap Value Indices, ambos compuestos por al menos 300 empresas. Estos fondos ofrecen a los inversores una mezcla de inversión pasiva en índices y fondos de gestión activa.

En este artículo, repasamos las ventajas y los riesgos de utilizar índices ponderados por factores fundamentales como vehículo de inversión.

Índices ponderados por capitalización

El modelo de fijación de precios de los activos de capital (CAPM) es la base de una serie de modelos de índices, especialmente los índices ponderados por capitalización, como el S&P 500. Básicamente, el CAPM asume que los flujos de caja pueden determinarse en el futuro en cada inversión. Esto ayuda a identificar el verdadero valor de cada título. Como el mercado es eficiente, ajustará correctamente el precio del activo a su valor determinado por el CAPM. La teoría del mercado eficiente afirma que el precio de una acción refleja las mejores estimaciones del mercado sobre el verdadero valor subyacente de la empresa en un momento dado.

Cuando el valor real no es cierto

Pero ¿qué pasa si el precio acaba por encima o por debajo del „valor real”?? ¿Significa esto que el verdadero valor está equivocado? No necesariamente. Por el contrario, significa que cada valor cotizará por encima o por debajo de su valor real final. Si todos los valores cotizan por encima o por debajo de su valor real, los índices ponderados por capitalización estarán sobreexpuestos a los valores que cotizan por encima de su valor real y subexpuestos a los activos que cotizan por debajo de su valor real.

Si los inversores invierten más dinero en valores que están por encima del valor razonable y menos dinero en valores por debajo del valor razonable, obtendrán una menor rentabilidad. También significa que los índices ponderados por capitalización generan rendimientos inferiores a los posibles. En un índice ponderado por la capitalización, todas las acciones sobrevaloradas están sobreponderadas, mientras que las infravaloradas están infraponderadas.

Desglosando el valor

He aquí un ejemplo que ayuda a explicar el rendimiento de un índice ponderado por capitalización en comparación con, por ejemplo, un índice de igual ponderación. En un índice de igual ponderación, es incluso probable que las acciones sobrevaloradas estén sobrecompradas o infracompradas. La ponderación equitativa infrapondera cada acción que es grande, independientemente de si es cara, y sobrepondera cada acción que es pequeña, independientemente de si es cara.

Supongamos que sólo hay dos acciones en el mercado y que, según el CAPM, cada una tiene un valor real de 1.000 dólares. El mercado estima que una acción tiene un valor de 500 dólares, mientras que para la otra el mercado asigna un valor de 1.500 dólares. El índice ponderado por capitalización colocaría el 25% de la cartera total en las acciones infravaloradas y el 75% de la cartera total en las acciones sobrevaloradas. El índice de igual ponderación requiere que un inversor coloque la misma cantidad en cada acción de su cartera. En otras palabras, cada acción representaría el 50% de la cartera, independientemente de si está sobrevalorada o infravalorada.

Cinco años después, se corrigen los errores de valoración y ambas acciones pasan a estar valoradas en 1.000 dólares. En este caso, si hubiera basado su cartera en un índice ponderado por la capitalización, su rendimiento sería cero. Por otro lado, un inversor que colocara su dinero en el índice ponderado por igual experimentaría una rentabilidad del 33.5%. La acción de menor precio ganaría 1.000 dólares para la cartera, mientras que la acción de mayor precio perdería 330 dólares para la cartera. La tabla siguiente presenta este ejemplo.


Aquí es donde los índices ponderados por factores fundamentales ofrecen una alternativa. Indexación fundamental, un estudio publicado en 2005 por Robert Arnott, Jason Hsu y Phillip Moore, sostenía que los índices con ponderación fundamental superaban al S&P 500, un índice tradicional ponderado por la capitalización, en aproximadamente un 1.97% anual durante los 43 años del periodo estudiado, de 1962 a 2004. Los factores fundamentales utilizados en el estudio fueron el valor contable, el flujo de caja, los ingresos, las ventas, los dividendos y el empleo.

Mientras que un índice de 1.La diferencia del 97% puede parecer insignificante, pero si se compensa puede duplicar el tamaño de la cartera de un inversor en 35 años. Evidentemente, esto representa un mejor rendimiento en comparación con los rendimientos tradicionales ponderados por la capitalización. Tenga en cuenta que los estudios demuestran que muchos fondos de inversión obtienen un rendimiento inferior al del mercado en general. Por lo tanto, el lugar en el que los inversores colocan sus inversiones a largo plazo marca una verdadera diferencia a lo largo de los años, aunque este backtesting no incluyó el impacto de las comisiones y los impuestos.

El lado positivo

El argumento a favor de los índices ponderados por sus fundamentos es que el precio de una acción no siempre es la mejor estimación del verdadero valor subyacente de la empresa. Los precios pueden verse influenciados por los especuladores, los operadores de impulso, los fondos de cobertura y las instituciones que compran y venden acciones por razones que pueden no estar relacionadas con los fundamentos subyacentes, como por ejemplo con fines fiscales. Estas influencias pueden afectar al precio de una acción durante días o años, lo que dificulta la creación de una estrategia de inversión que pueda producir sistemáticamente una rentabilidad superior.

La teoría es que si el precio de una acción cae por razones no relacionadas con sus fundamentos, es probable, aunque no seguro, que la sobreponderación de esta acción genere rendimientos superiores a la media. Del mismo modo, los valores con precios que suben más que sus fundamentos indicarían valores sobrevalorados que probablemente tengan un rendimiento inferior al del mercado.

Al igual que los índices ponderados por capitalización, los índices fundamentales no requieren que el inversor analice los valores subyacentes. Sin embargo, deben reequilibrarse periódicamente comprando más acciones de empresas cuyos precios hayan caído más que una métrica fundamental, como los dividendos pagados, y vendiendo acciones de empresas cuyos precios hayan subido más que la métrica fundamental.

A medida que se creen más índices, los inversores dispondrán de nuevas alternativas de inversión que se ajusten a sus necesidades y estilos personales. Los inversores en ingresos podrían considerar los índices basados en dividendos, mientras que los inversores en crecimiento podrían favorecer los sectores que creen que crecerán más rápido que el mercado en general.

El argumento en contra

¿Cuáles son las desventajas de las inversiones en índices ponderados por factores fundamentales?? En primer lugar, el coste de poseer fondos basados en índices ponderados por fundamentales puede ser mayor que el de los índices ponderados por capitalización. Dado que los índices ponderados por sus fundamentos son todavía jóvenes, no hay suficientes antecedentes para evaluar si este aumento de los gastos persistirá. Los defensores de los índices ponderados por factores fundamentales afirman que experimentarán una mayor rotación que los índices ponderados por capitalización debido a la necesidad de ajustar la cartera para que se ajuste a los factores fundamentales. Sin embargo, aún no han alcanzado la eficiencia de costes de los grandes fondos indexados. Como resultado, sus gastos pueden ser mayores debido a su menor tamaño. Deben reequilibrarse periódicamente comprando y vendiendo acciones para que el fondo se ajuste al índice, e incurrirán en gastos de negociación similares a los de los índices ponderados por capitalización. Por lo tanto, es posible que el coste de las inversiones en índices ponderados por factores fundamentales disminuya a medida que alcanzan el tamaño de los índices ponderados por capitalización.

La otra crítica a la indexación fundamental es que este nuevo enfoque puede no pasar la prueba del tiempo, ya que el mercado tiene una fuerte tendencia a volver a la media. Esto implica que, independientemente del enfoque que elija un inversor, con el tiempo pueden producir resultados similares.

Los partidarios de los índices fundamentales señalan que las repetidas investigaciones de Kenneth French, de la Escuela Tuck de Dartmouth, y de Eugene Fama, de la Universidad de Chicago, han demostrado que las acciones de pequeña capitalización y de valor han superado a otros valores en la mayoría de los periodos históricos significativos, y aún no han mostrado una reversión a la media. Esto no significa que no vaya a ocurrir; sólo significa que hay oportunidades de batir al mercado con índices ponderados por factores fundamentales si los inversores comprenden los riesgos. Parece que Benjamin Graham y su discípulo, Warren Buffett, entendieron este concepto hace años. Se cita a Graham diciendo: „A corto plazo, el mercado es una máquina de votar, pero a largo plazo, es una máquina de pesar.”

Los índices ponderados por sus fundamentos se han hecho cada vez más populares, por lo que han surgido nuevas formas de invertir en ellos a través de fondos de inversión y ETFs. Los inversores interesados en fondos basados en índices ponderados por factores fundamentales deben tratar estas oportunidades de inversión como cualquier otra. Deben realizar el análisis necesario antes de comprometer su capital. Dependiendo de la situación personal de cada uno, esto incluye entender el comportamiento de las economías globales y regionales, encontrar los sectores que ofrecen la mejor oportunidad y evaluar los fundamentos que ofrecen los mejores rendimientos potenciales.

El resultado final

Por último, creer que los fondos ponderados por sus fundamentos superarán a los S&P 500, el índice de referencia habitual, los inversores tienen que creer en dos supuestos:

  • Las causas de los errores de valoración, que dieron lugar a los rendimientos históricos superiores de los índices ponderados por sus fundamentos, continuarán (la inversión en valor no volverá a la media); y
  • El mercado reconocerá que los valores sobrevalorados acabarán volviendo a la media en lugar de seguir sobrevalorados.

Si cree que el mercado ofrece mejores oportunidades a quienes se centran en el valor, el crecimiento o los ingresos, entonces invertir en fondos y ETF basados en índices ponderados por los fundamentales puede ser una buena alternativa para usted. Ofrecen a los inversores la oportunidad de invertir en una combinación de empresas representadas por un índice que podría tener un rendimiento superior al del mercado en general. Dependiendo del índice, también pueden incurrir en un mayor riesgo en caso de que el índice tenga un rendimiento inferior al del mercado. Al igual que la evaluación de los fundamentos de una acción, los inversores deben hacer sus deberes evaluando el índice y los costes probables en los que se incurre. En cualquier caso, los inversores en valor, crecimiento y renta tienen alternativas de inversión viables que considerar.

Fuentes del artículo

Nuestro equipo exige a los escritores que utilicen fuentes primarias para apoyar su trabajo. Entre ellos se incluyen libros blancos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a estudios originales de otros editores de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
política editorial.

  1. FTSE Russell. "Russell 2000," Página 1. Consultado en septiembre. 28, 2021.

  2. S&P Índices Dow Jones. "S&P 500." Consultado en septiembre. 28, 2021.

  3. S&P Índices Dow Jones. "Dow Jones Industrial Average." Acceso a septiembre. 28, 2021.

  4. Fondos WisdomTree. "WisdomTree U.S. Índice de dividendos." Accedido en septiembre. 28, 2021.

  5. FTSE Russell. "Índice FTSE RAFI US 1000," Página 1. Accedido en septiembre. 28, 2021.

  6. Fondos WisdomTree. "WisdomTree U.S. Índice LargeCap Value." Consultado en septiembre. 28, 2021.

  7. Fondos WisdomTree. "Índice WisdomTree International LargeCap Value." Accedido en septiembre. 28, 2021.

  8. Institución Brookings. "Implicaciones de la teoría de los mercados eficientes para la política monetaria," Página 710. Accedido en septiembre. 28, 2021.

  9. Robert Arnott, Jason Hsu y Phillip Moore. "Indexación fundamental," Páginas 86, 97. Revista de Analistas Financieros. Accedido en septiembre. 28, 2021.

  10. Eugenio F. Fama y Kenneth R. Francés. "Valor frente a crecimiento: La evidencia internacional," Páginas 1975-1999. The Journal of Finance. Consultado en septiembre. 28, 2021.

  11. Berkshire Hathaway, Inc. "A los Accionistas de Berkshire Hathaway Inc. – 1993." Accedido en septiembre. 28, 2021.

Dodaj komentarz