Definición y usos de la cobertura anticipada

¿Qué es una cobertura anticipada??

Una cobertura anticipada es una posición de futuros tomada con antelación a una próxima transacción de compra o venta. Cuando el producto subyacente que se compra o vende fluctúa en valor, como las materias primas, se puede utilizar una cobertura anticipada. Del mismo modo, cuando una venta o un coste se va a realizar en otra moneda en una fecha futura, se puede utilizar una cobertura anticipada para controlar el riesgo relacionado con las fluctuaciones del tipo de cambio.

Puntos clave

  • Una cobertura anticipada se utiliza para bloquear el tipo de un próximo coste o venta cuando el producto subyacente está sujeto a cambios de precio.
  • Una cobertura larga se utiliza para cubrir un coste, como cuando una refinería de petróleo sabe que necesita comprar petróleo cada mes. Puede comprar futuros de petróleo por adelantado para fijar un precio y el suministro de petróleo necesario.
  • Una cobertura corta se utiliza para fijar un precio de venta, como cuando un agricultor quiere vender trigo. Venden contratos de futuros sobre el trigo para saber qué precio obtendrán cuando llegue la cosecha.
  • Las coberturas anticipadas también se utilizan para gestionar el riesgo de tipo de cambio.

Cómo funciona una cobertura anticipada

Las coberturas anticipadas se utilizan para cubrir o gestionar los costes de los insumos de las empresas, así como para ejercer cierto control sobre el precio de venta de productos que están sujetos a fluctuaciones constantes de precios, como las materias primas.

Las coberturas anticipadas son una herramienta útil para que las empresas fijen sus costes o ingresos por ventas. Las empresas suelen realizar proyecciones de producción y demanda para estimar los materiales que necesitan para adaptar sus productos a la demanda prevista. A partir de estas cifras, una empresa puede optar por cubrir una parte o la totalidad de las necesidades previstas mediante una cobertura anticipada.

Cobertura anticipada larga

Algunas empresas realizan coberturas anticipadas a largo plazo para gestionar su flujo de caja. Cuando saben que van a tener un coste el próximo trimestre, como la compra de petróleo, compran futuros de petróleo ahora para saber cuál será su coste de petróleo el próximo trimestre.

Fijar una tarifa hoy, cuando el petróleo -o el insumo que sea- no se necesita hasta el próximo trimestre, significa que la empresa puede acabar pagando más o menos de lo que habría pagado si no se hubiera cubierto (sin comprar futuros por adelantado). Para muchas empresas, esto es intrascendente, ya que con el tiempo los altibajos se igualan.

En el caso de otras empresas, pueden intentar cubrirse más o menos en función de sus perspectivas de costes. Por ejemplo, si un refinador de petróleo -que necesita comprar petróleo para refinarlo- espera que el precio del petróleo suba en el próximo trimestre, puede comprar futuros de petróleo ahora que son más baratos. Si creen que el petróleo va a bajar en el próximo trimestre, puede que no compren ningún futuro ahora, o sólo una pequeña cantidad, porque simplemente comprarán su petróleo según lo necesiten en el mercado al contado, con la esperanza de que el precio sea más barato más adelante.

Ambos enfoques pueden hacer que la empresa gane o pierda dinero. Sin embargo, la empresa que siempre se cubre, al menos parcialmente, probablemente tendrá una mejor idea de cuál será su situación de flujo de caja en el futuro.

Cobertura anticipada a corto plazo

Los vendedores de materias primas, productos o servicios también pueden utilizar coberturas anticipadas a corto plazo para protegerse de los riesgos a la baja durante el tiempo que transcurre entre la extracción, el producto o el cultivo de una materia prima o servicio y su venta efectiva.

Un agricultor puede optar por vender contratos de futuros sobre su cosecha una vez que las semillas están en la tierra. En ese caso, conocen el precio que obtendrán por su cosecha. Si el precio de la materia prima sube antes de la cosecha, el agricultor se ha perdido porque se ha asegurado con una tasa más baja. Pero al menos pueden presupuestar la cantidad de dinero que saben que va a entrar.

Otro agricultor puede decidir no vender futuros y aceptar el precio disponible en el mercado en el momento de la cosecha. Algunos años les puede ir mejor haciendo esto, mientras que otros años les habría ido mejor tomando una cobertura anticipada. Al no tomar ninguna cobertura, el agricultor no sabe la cantidad que obtendrá por su cosecha hasta que la venda, lo que puede dificultar la presupuestación de los gastos.

Coberturas anticipadas para las fluctuaciones monetarias

Las coberturas anticipadas también se utilizan directamente contra las divisas cuando las ventas son transfronterizas.

Por ejemplo, un fabricante de automóviles exporta coches de Estados Unidos a Inglaterra y cobrará en libras esterlinas una vez que la mercancía llegue a su destino final.

La logística global puede requerir un tiempo de envío de varias semanas, por lo que existe un riesgo real de divisas cuando el envío debe pagarse a la entrega, o a 30 días netos, por ejemplo. Si la libra esterlina cae un 5% durante el envío, la empresa estadounidense recibirá libras esterlinas que valen menos de lo que pensaba en el momento de la venta.

Si al fabricante de automóviles le preocupa que la libra pierda valor durante ese periodo de tiempo en comparación con el dólar, podría tomar una posición corta en la libra para poder cubrir la disminución prevista.

No cubrirse significa a veces ganar más o menos que si se hubiera cubierto. El argumento es que, con el tiempo, estas fluctuaciones se compensan. No cubrirse significa que se desconoce la entrada de efectivo, lo que dificulta la gestión del flujo de caja en función de esa cantidad desconocida.

Coberturas anticipadas y límites de posición

Las coberturas anticipadas suelen identificarse como la función propia del mercado de futuros. Básicamente, la persona o entidad que realiza la cobertura necesita protección para el coste o la venta que está cubriendo.

Esto contrasta con el comercio especulativo de futuros, en el que un inversor toma posiciones basándose en una visión de mercado de los cambios de precios sin una participación real en el uso final de la materia prima. Un comerciante que compra futuros del petróleo en su casa porque espera que el precio del petróleo suba, no tiene interés en recibir o entregar el petróleo. Sólo quieren beneficiarse de las diferencias de precios a lo largo del tiempo.

Debido a que la cobertura especulativa a menudo supera la cobertura anticipada por un amplio margen, los reguladores del mercado imponen periódicamente límites de posición para mantener la función principal del mercado de futuros basada en los mercados reales de productos básicos. Cuando se discuten estas restricciones, las coberturas anticipadas suelen estar explícitamente exentas de los límites de posición propuestos para que las empresas puedan asegurarse la protección de una parte o de la totalidad de su exposición a los precios.

Ejemplo de cobertura anticipada en el mundo real

Una empresa canadiense vende cada mes productos por valor de 100.000 dólares en EE.UU. Dado que el dólar canadiense y el estadounidense fluctúan (USDCAD), la empresa canadiense sabe aproximadamente cuántos dólares estadounidenses (USD) recibirá cada mes en función de sus ventas históricas, pero no sabe mucho de esos 100.000 dólares canadienses (C$). Entre 2007 y 2019, el tipo de cambio USDCAD se ha movido entre 0.91 y 1.46.

Cuando el tipo de cambio USDCAD es alto, por ejemplo a 1.40, la empresa canadiense está tomando 140.000 dólares canadienses (100.000 dólares estadounidenses x 1.4) al mes. Cuando el tipo de cambio es bajo, digamos 0.95, la empresa ingresa 95.000 dólares canadienses al mes (100.000 dólares estadounidenses x 0.95).

Esto supone una gran diferencia para una empresa. Aunque su volumen de ventas real es constante de un mes a otro, sus ingresos en dólares canadienses pueden variar drásticamente.

Cuando el tipo de interés es alto, pueden bloquearse los tipos favorables comprando futuros del dólar canadiense en el futuro. En efecto, esto significa que están vendiendo el USD, que reciben en efectivo cada mes, en el mercado de futuros. Al fijar el precio al que pueden convertir (vender) sus dólares estadounidenses, pueden anticipar mejor sus ingresos cada mes.

Cuando el tipo de cambio es desfavorable, pueden cubrirse menos en el futuro, o no cubrirse en absoluto, porque no quieren bloquear los precios desfavorables durante un período de tiempo prolongado. Si el dólar vuelve a subir, una cobertura significa que la empresa se ha mantenido bloqueada a un tipo de cambio peor durante más tiempo del necesario.

La empresa también puede comprar simplemente contratos en dólares canadienses cada mes, independientemente del tipo de cambio, para tener una mejor idea de cuáles son sus ingresos previstos. Esto puede ayudarles a presupuestar los costes.

Nuestro equipo exige a los escritores que utilicen fuentes primarias para respaldar su trabajo. Entre ellos se encuentran los libros blancos, los datos gubernamentales, los informes originales y las entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
política editorial.

  1. Yahoo Finanzas. "USD/CAD (CAD=X)." Consultado en septiembre. 29, 2021.

Dodaj komentarz