Definición del valor del terreno

Qué es el valor del terreno?

El valor de la tierra es el valor de un pedazo de la propiedad, incluyendo tanto el valor de la tierra en sí, así como las mejoras que se han hecho a la misma. Esto no debe confundirse con el valor del sitio, que es el valor razonable de la tierra asumiendo que no hay arrendamientos, hipotecas o cualquier otra cosa presente que podría cambiar el valor del sitio. El valor de los terrenos aumenta cuando la demanda de terrenos supera la oferta de terrenos disponibles o si un determinado terreno tiene un valor intrínseco superior al de las zonas vecinas (e.g., petróleo pueden encontrarse en el terreno).

Puntos clave

  • El valor de la tierra es el valor del terreno, así como las mejoras que se le han hecho.
  • Recurra siempre a un tasador a la hora de evaluar el valor del terreno, ya que son profesionales que determinan las posibles ventajas o desventajas de cada propiedad.
  • El valor del terreno no es el mismo que el valor del emplazamiento.
  • Normalmente, el valor del terreno lo determina un tasador externo.

Comprender el valor del terreno

Los propietarios utilizan el valor de la tierra para determinar cuánto cobrar a otras partes por su uso. Por ejemplo, una persona que alquila varias hectáreas de tierra agrícola a los ganaderos para el pastoreo de ganado determinará una cantidad a cobrar teniendo en cuenta el valor de mercado de la tierra en comparación con los impuestos sobre la tierra y la tasa de capitalización.

El valor del terreno puede estar determinado por tasaciones inmobiliarias realizadas por terceros. La valoración de un tasador puede ser crucial para las decisiones de un prestamista a la hora de ofrecer financiación a un posible comprador o refinanciar a un propietario.

La tasación del terreno puede incluir una comparación de su estado con otros inmuebles similares. No es lo mismo que el análisis comparativo del mercado, en el que se comparan los precios de propiedades similares vendidas recientemente.

Siempre es una buena idea recurrir a un tasador, ya que éste también examinará cualquier defecto de la propiedad que pueda afectar a su valor.

La posición y la ubicación del terreno pueden influir directamente en su valor. Por ejemplo, una parcela remota puede tener un valor limitado porque no tiene acceso a los servicios públicos, al transporte o a otros recursos que podrían hacer que la propiedad fuera útil. El valor del terreno podría aumentar si la propiedad está situada cerca de un destino popular, como una ciudad, un lugar de entretenimiento o servicios con demanda.

Consideraciones especiales

Los terrenos situados en una región con riesgos medioambientales pueden perder parte de su valor. Por ejemplo, si una propiedad está situada en una zona propensa a las inundaciones, los corrimientos de tierra o los terremotos, esos peligros podrían disuadir a los posibles compradores de interesarse por ella.

El potencial de destrucción recurrente haría que fuera un reto mantener una presencia segura y constante en la propiedad. Cualquier mejora realizada en la propiedad podría perderse en una calamidad ambiental posterior. El riesgo para los residentes y empleados que puedan estar presentes en ese lugar podría compensar cualquier ganancia por el uso del terreno.

Aunque el terreno esté situado en un lugar privilegiado y tenga acceso a los recursos deseables, puede haber circunstancias atenuantes que impidan que el terreno se desarrolle o se aproveche al máximo. Los convenios restrictivos podrían impedir a los propietarios aprovechar recursos como el petróleo que se descubra en el lugar.

Dodaj komentarz