Definición del Estándar de Rendimiento Absoluto

Qué es el Estándar de Rendimiento Absoluto?

El índice de amplitud absoluta es un punto de referencia teórico para el control de calidad. Aunque es inalcanzable, puede ser una buena forma de medir la eficacia de una empresa y sus trabajadores. Una organización puede medir hasta qué punto la empresa y sus procesos se alejan de la marca de perfección que representa la norma de rendimiento absoluto.

Lo óptimo sería que la empresa avanzara progresivamente hacia el estándar de rendimiento absoluto a medida que mejora sus procesos. Cuando se utiliza de este modo, la norma de rendimiento absoluta puede medir el progreso de una organización y su eficacia y eficiencia en la gestión de su negocio.

La norma de rendimiento absoluto es una buena manera de que una empresa mida su progreso y eficiencia.

Los estándares de rendimiento, sin embargo, deben ser alcanzables, específicos, observables, significativos, medibles y expresados en términos de calidad, cantidad, puntualidad o coste.

Entender el estándar de rendimiento absoluto

El estándar de rendimiento absoluto es un concepto de control de calidad que las empresas adoptan para mejorar su eficiencia. El control de calidad es un proceso empresarial que garantiza que no haya defectos o errores en la producción y que la calidad del producto sea constante y/o mejorada. Al depender de un funcionamiento absolutamente perfecto, la norma es a la vez ideal e inalcanzable.

Para que una empresa adopte con éxito una norma de rendimiento absoluto, debe dar algunos pasos.

  • La empresa debe crear un entorno en el que tanto la dirección como los trabajadores puedan obtener resultados óptimos.
  • Debe invertir en los materiales y recursos adecuados para ayudar a los empleados a alcanzar sus objetivos. Así que una máquina antigua y defectuosa en la línea de producción debe ser sustituida por una tecnología más nueva para evitar productos mal construidos.
  • La empresa también puede considerar la posibilidad de aumentar la formación de sus empleados. Si no están al tanto de lo que se les exige y de cómo alcanzar sus objetivos, la empresa no podrá acercarse a su norma de rendimiento absoluto, lo que la hará inútil.

Contar con una norma de rendimiento absoluto significa que las empresas tienen una forma de medir su eficiencia y rendimiento. También pueden encontrar oportunidades de mejora y cómo aplicar estas estrategias. Digamos, por ejemplo, que un equipo de producción de una empresa manufacturera está compuesto por 25 miembros, y sólo cinco empleados no cumplen sus objetivosLos estándares de rendimiento deben ser alcanzables, específicos, observables, significativos, medibles y expresados en términos de calidad, cantidad, puntualidad o coste. La empresa puede encontrar nuevas oportunidades de formación para que esos empleados aumenten sus niveles de rendimiento para cumplir con los demás en función de los estándares de rendimiento establecidos.

Desventajas de la norma de rendimiento absoluto

Como se ha mencionado anteriormente, una norma de rendimiento absoluto es genial en teoría, pero es imposible de alcanzar en la realidad. Ningún individuo u organización puede ejecutar una operación perfecta con cero defectos, errores o pérdidas. Aunque pueda ser un ideal, existen algunas desventajas a la hora de adoptar una medida como ésta.

Una de las consideraciones que deben tener en cuenta las empresas es el coste de la mano de obra de la empresa. Dado que hay ciertos estándares que los empleados deben cumplir, el equipo puede sentirse presionado para alcanzar sus objetivos, especialmente si se trata de incentivos salariales. Esto puede tener el efecto contrario y provocar más errores en su rendimiento.

Además, la aplicación de estas normas requiere una inversión considerable de capital. Los responsables de la empresa pueden verse obligados a presupuestar nuevos planes de formación y a adquirir nuevas tecnologías, equipos y maquinaria. Dado el tiempo que se tarda en aplicar las nuevas estrategias, también supone un enorme compromiso de tiempo que deben asumir tanto la dirección como los empleados.

Puntos clave

  • El estándar de rendimiento absoluto es un punto de referencia teórico de control de calidad, que garantiza cero defectos, errores y pérdidas.
  • Aunque es ideal y deseable, esta norma es inalcanzable en la realidad.
  • Las empresas pueden optar por avanzar hacia un estándar absoluto de forma gradual a medida que mejoran sus procesos.
  • El estándar de rendimiento absoluto puede tener un coste que incluya la formación y nuevos recursos y materiales.

Ejemplos de normas de actuación absolutas

Muchas organizaciones aplican diferentes formas de normas de rendimiento que miden diferentes partes de su negocio. Un ejemplo es poner un objetivo de cero defectos o pérdidas para su equipo. Por ejemplo, un fabricante puede aplicar una norma de cero defectos como parte de su control de calidad para garantizar que los productos que fabrica y envía a los minoristas están completos y sin defectos.

La norma también puede aplicarse a las sucursales bancarias que animan a los empleados a terminar cada trimestre del año fiscal sin pérdidas. Los empleados pueden tener que seguir las mejores prácticas para evitar la escasez de efectivo y las pérdidas de cheques.

Otras empresas pueden implementar un programa de incentivos de pago por rendimiento. Se basa en el mérito de los trabajadores que hacen bien su trabajo.

Dodaj komentarz