Definición del Cuadro de Mando Integral y ejemplos de CMI

Qué es un cuadro de mando integral (CMI)?

El término balanced scorecard (BSC) se refiere a una métrica de rendimiento de gestión estratégica utilizada para identificar y mejorar varias funciones empresariales internas y sus resultados externos resultantes. Utilizados para medir y proporcionar información a las organizaciones, los cuadros de mando integral son comunes entre las empresas de Estados Unidos, el Reino Unido, Japón y Europa. La recopilación de datos es crucial para proporcionar resultados cuantitativos, ya que los gerentes y ejecutivos reúnen e interpretan la información. El personal de la empresa puede utilizar esta información para tomar mejores decisiones para el futuro de sus organizaciones.

Aspectos clave

  • Un cuadro de mando integral es una métrica de rendimiento utilizada para identificar, mejorar y controlar las distintas funciones de una empresa y los resultados resultantes.
  • El concepto de CMI fue introducido por primera vez en 1992 por David Norton y Robert Kaplan, que tomaron medidas de rendimiento métricas anteriores y las adaptaron para incluir información no financiera.
  • Los CMI se desarrollaron originalmente para empresas con ánimo de lucro, pero posteriormente se adaptaron para su uso por parte de organizaciones sin ánimo de lucro y organismos gubernamentales.
  • El cuadro de mando integral implica la medición de cuatro aspectos principales de una empresa: Aprendizaje y crecimiento, procesos empresariales, clientes y finanzas.
  • El cuadro de mando integral permite a las empresas agrupar la información en un único informe, proporcionar información sobre el servicio y la calidad, además de los resultados financieros, y ayudar a mejorar la eficiencia.

1:30

Cuadro de mando integral

Comprensión de los cuadros de mando integral (CMI)

Contabilidad académica Dr. Robert Kaplan y el ejecutivo y teórico empresarial Dr. David Norton introdujeron por primera vez el cuadro de mando integral. El Harvard Business Review lo publicó por primera vez en el artículo de 1992 "The Balanced Scorecard-Measures That Drive Performance." Tanto Kaplan como Norton trabajaron en un proyecto de un año de duración en el que participaron 12 empresas de alto rendimiento. Su estudio tomó medidas de rendimiento anteriores y las adaptó para incluir información no financiera.

Las empresas pueden identificar fácilmente los factores que obstaculizan el rendimiento del negocio y esbozar cambios estratégicos seguidos por futuros cuadros de mando.

El CMI se concibió originalmente para las empresas con ánimo de lucro, pero posteriormente se adaptó a las organizaciones sin ánimo de lucro y a los organismos públicos. Está pensado para medir el capital intelectual de una empresa, como la formación, las habilidades, los conocimientos y cualquier otra información propia que le dé una ventaja competitiva en el mercado. El modelo de cuadro de mando integral refuerza el buen comportamiento de una organización al aislar cuatro áreas distintas que deben ser analizadas. Estas cuatro áreas, también denominadas patas, implican:

  • Aprendizaje y crecimiento
  • Procesos empresariales
  • Clientes
  • Finanzas

El BSC se utiliza para recopilar información importante, como los objetivos, las mediciones, las iniciativas y las metas, que se derivan de estas cuatro funciones principales de una empresa. Las empresas pueden identificar fácilmente los factores que obstaculizan el rendimiento del negocio y esbozar los cambios estratégicos que siguen los futuros cuadros de mando.

El cuadro de mando puede proporcionar información sobre la empresa en su conjunto a la hora de ver los objetivos de la misma. Una organización puede utilizar el modelo de cuadro de mando integral para aplicar el mapeo de la estrategia y ver dónde se añade valor dentro de una organización. Una empresa también puede utilizar un CMI para desarrollar iniciativas y objetivos estratégicos. Para ello, se asignan tareas y proyectos a diferentes áreas de la empresa con el fin de impulsar la eficiencia financiera y operativa, mejorando así los resultados de la empresa.

Características del modelo de cuadro de mando integral (CMI)

La información se recoge y analiza a partir de cuatro aspectos de la empresa:

  • Aprendizaje y crecimiento se analizan mediante la investigación de los recursos de formación y conocimiento. Esta primera pata se ocupa de lo bien que se capta la información y de la eficacia con que los empleados la utilizan para convertirla en una ventaja competitiva dentro del sector.
  • Procesos empresariales se evalúan investigando la calidad de los productos. La gestión operativa se analiza para hacer un seguimiento de las deficiencias, los retrasos, los cuellos de botella, la escasez o el despilfarro.
  • Perspectivas de los clientes se recogen para medir la satisfacción de los clientes con la calidad, el precio y la disponibilidad de los productos o servicios. Los clientes proporcionan información sobre su satisfacción con los productos actuales.
  • Datos financieros, como las ventas, los gastos y los ingresos se utilizan para comprender el rendimiento financiero. Estos parámetros financieros pueden incluir importes en dólares, ratios financieros, desviaciones presupuestarias u objetivos de ingresos.
  • Estas cuatro patas engloban la visión y la estrategia de una organización y requieren una gestión activa para analizar los datos recogidos.

    El análisis del cuadro de mando integral suele denominarse herramienta de gestión más que de medición, debido a su aplicación por parte del personal clave de una empresa.

    Beneficios de un Cuadro de Mando Integral (CMI)

    El uso de un cuadro de mando integral tiene muchas ventajas. Por ejemplo, el BSC permite a las empresas reunir información y datos en un único informe en lugar de tener que lidiar con múltiples herramientas. Esto permite a la dirección ahorrar tiempo, dinero y recursos cuando necesita realizar revisiones para mejorar los procedimientos y las operaciones.

    Los cuadros de mando proporcionan a la dirección una valiosa información sobre el servicio y la calidad de su empresa, además de su historial financiero. Al medir todas estas métricas, los ejecutivos pueden formar a los empleados y a otras partes interesadas y proporcionarles orientación y apoyo. Esto les permite comunicar sus objetivos y prioridades para alcanzar sus metas futuras.

    Otro beneficio clave del CMI es cómo ayuda a las empresas a reducir su dependencia de las ineficiencias en sus procesos. Esto se denomina suboptimización. A menudo, esto da lugar a una reducción de la productividad o del rendimiento, lo que puede provocar un aumento de los costes, una disminución de los ingresos y un deterioro de la marca de la empresa y de su reputación.

    Ejemplos de Cuadro de Mando Integral (CMI)

    Las empresas pueden utilizar sus propias versiones internas del CMI. Por ejemplo, los bancos suelen ponerse en contacto con los clientes y realizar encuestas para evaluar su nivel de servicio al cliente. Estas encuestas incluyen la calificación de las visitas bancarias recientes, con preguntas que van desde los tiempos de espera, las interacciones con el personal del banco y la satisfacción general. También pueden pedir a los clientes que hagan sugerencias de mejora. Los directores de los bancos pueden utilizar esta información para ayudar a reciclar al personal si hay problemas con el servicio o para identificar cualquier problema que tengan los clientes con los productos, procedimientos y servicios.

    En otros casos, las empresas pueden recurrir a empresas externas para que les elaboren informes. Por ejemplo, la empresa J.D. La encuesta de potencia es uno de los ejemplos más comunes de un cuadro de mando integral. Esta empresa proporciona datos, conocimientos y servicios de asesoramiento para ayudar a las empresas a identificar problemas en sus operaciones y a realizar mejoras para el futuro. J.D. Power hace esto a través de encuestas en varias industrias, incluyendo los servicios financieros y la industria del automóvil. Los resultados se recopilan y se comunican a la empresa contratante.

    Preguntas frecuentes sobre el Cuadro de Mando Integral (CMI)

    ¿Qué es un cuadro de mando integral y cómo funciona??

    Un cuadro de mando integral es una métrica de rendimiento de gestión estratégica que ayuda a las empresas a identificar y mejorar sus operaciones internas para ayudar a sus resultados externos. Mide los datos del rendimiento pasado y proporciona a las organizaciones información sobre cómo tomar mejores decisiones en el futuro.

    Cuáles son las cuatro perspectivas del cuadro de mando integral?

    Las cuatro perspectivas de un cuadro de mando integral son el aprendizaje y el crecimiento, los procesos empresariales, las perspectivas de los clientes y los datos financieros. Estas cuatro áreas, que también se denominan patas, conforman la visión y la estrategia de una empresa. Como tal, requieren que el personal clave de una empresa, ya sea el ejecutivo y/o su(s) equipo(s) de gestión, analice los datos recogidos en el cuadro de mando.

    Cómo se utiliza un cuadro de mando integral?

    Los cuadros de mando integral permiten a las empresas medir su capital intelectual junto con sus datos financieros para desglosar los éxitos y los fracasos en sus procesos internos. Al recopilar los datos del rendimiento anterior en un único informe, la dirección puede identificar las ineficiencias, diseñar planes de mejora y comunicar los objetivos y las prioridades a sus empleados y otras partes interesadas.

    ¿Cuáles son los beneficios del cuadro de mando integral??

    El uso de un cuadro de mando tiene muchas ventajas. Las ventajas más importantes incluyen la capacidad de reunir la información en un único informe, lo que puede ahorrar tiempo, dinero y recursos. También permite a las empresas hacer un seguimiento de su rendimiento en cuanto a servicio y calidad, además de hacer un seguimiento de sus datos financieros. Los cuadros de mando también permiten a las empresas reconocer y reducir las ineficiencias.

    Qué es un cuadro de mando integral Ejemplo?

    Las empresas pueden utilizar métodos internos para desarrollar los cuadros de mando. Por ejemplo, pueden realizar encuestas de servicio al cliente para identificar los éxitos y fracasos de sus productos y servicios o pueden contratar a empresas externas para que hagan el trabajo por ellos. J.D. Power es un ejemplo de una de esas empresas que son contratadas para realizar investigaciones en su nombre.

    El resultado final

    Las empresas disponen de una serie de opciones para ayudar a identificar y resolver los problemas de sus procesos internos y así poder mejorar su éxito financiero. Los cuadros de mando integral permiten a las empresas recopilar y estudiar datos de cuatro áreas clave, como el aprendizaje y el crecimiento, los procesos empresariales, los clientes y las finanzas. Reuniendo la información en un solo informe. las empresas pueden ahorrar tiempo, dinero y recursos para formar mejor a su personal, comunicarse con las partes interesadas y mejorar su posición financiera en el mercado.

    Nuestro equipo requiere que los escritores utilicen fuentes primarias para apoyar su trabajo. Se trata de libros blancos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a investigaciones originales de otras editoriales de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
    política editorial.

    1. Harvard Business Review. "El cuadro de mando integral: medidas que impulsan el rendimiento." Consultado el 3 de mayo de 2021.

    2. CIO. "Qué es el cuadro de mando integral? Un marco para el éxito organizativo." Consultado el 3 de mayo de 2021.

    3. J.D. Poder. "Los indicadores clave y los impulsores del rendimiento." Consultado el 3 de mayo de 2021.

    Definición de cuadro de mando integral y ejemplos de CMI

    Qué es un cuadro de mando integral (CMI)?

    El término cuadro de mando integral (CMI) se refiere a una métrica de rendimiento de gestión estratégica utilizada para identificar y mejorar diversas funciones empresariales internas y sus resultados externos resultantes. Utilizados para medir y proporcionar información a las organizaciones, los cuadros de mando integral son comunes entre las empresas de Estados Unidos, el Reino Unido, Japón y Europa. La recopilación de datos es crucial para proporcionar resultados cuantitativos, ya que los directivos y ejecutivos recopilan e interpretan la información. El personal de la empresa puede utilizar esta información para tomar mejores decisiones para el futuro de sus organizaciones.

    Puntos clave

    1:30

    El cuadro de mando integral

    Entender los cuadros de mando integral (CMI)

    Contabilidad académica Dr. Robert Kaplan y el ejecutivo y teórico empresarial Dr. David Norton introdujo por primera vez el cuadro de mando integral. El Harvard Business Review lo publicó por primera vez en el artículo de 1992 "The Balanced Scorecard-Measures That Drive Performance." Tanto Kaplan como Norton trabajaron en un proyecto de un año de duración en el que participaron 12 empresas de alto rendimiento. Su estudio tomó medidas de rendimiento anteriores y las adaptó para incluir información no financiera.

    Las empresas pueden identificar fácilmente los factores que obstaculizan el rendimiento del negocio y esbozar cambios estratégicos que se puedan seguir con los futuros cuadros de mando.

    Los CMI estaban destinados originalmente a las empresas con ánimo de lucro, pero posteriormente se adaptaron a las organizaciones sin ánimo de lucro y a los organismos gubernamentales. Está pensada para medir el capital intelectual de una empresa, como la formación, las habilidades, los conocimientos y cualquier otra información patentada que le dé una ventaja competitiva en el mercado. El modelo de cuadro de mando integral refuerza el buen comportamiento de una organización al aislar cuatro áreas distintas que deben ser analizadas. Estas cuatro áreas, también llamadas patas, implican:

    El BSC se utiliza para recopilar información importante, como los objetivos, las mediciones, las iniciativas y las metas, que se derivan de estas cuatro funciones principales de una empresa. Las empresas pueden identificar fácilmente los factores que obstaculizan el rendimiento del negocio y esbozar cambios estratégicos seguidos por futuros cuadros de mando.

    El cuadro de mando puede proporcionar información sobre la empresa en su conjunto al ver los objetivos de la misma. Una organización puede utilizar el modelo de cuadro de mando integral para aplicar el mapeo de la estrategia y ver dónde se añade valor dentro de una organización. Una empresa también puede utilizar un BSC para desarrollar iniciativas y objetivos estratégicos. Esto puede hacerse asignando tareas y proyectos a diferentes áreas de la empresa para impulsar la eficiencia financiera y operativa, mejorando así los resultados de la empresa.

    Características del modelo de cuadro de mando integral (CMI)

    La información se recoge y analiza a partir de cuatro aspectos de la empresa:

  • Aprendizaje y crecimiento se analizan mediante la investigación de los recursos de formación y conocimiento. Esta primera pata se ocupa de lo bien que se capta la información y de la eficacia con que los empleados la utilizan para convertirla en una ventaja competitiva dentro del sector.
  • Los procesos empresariales se evalúan investigando la calidad de los productos. Se analiza la gestión operativa para hacer un seguimiento de las deficiencias, los retrasos, los cuellos de botella, las carencias o los despilfarros.
  • Perspectivas de los clientes se recogen para medir la satisfacción de los clientes con la calidad, el precio y la disponibilidad de los productos o servicios. Los clientes proporcionan información sobre su satisfacción con los productos actuales.
  • Datos financieros, como las ventas, los gastos y los ingresos se utilizan para comprender el rendimiento financiero. Estas métricas financieras pueden incluir importes en dólares, ratios financieros, desviaciones presupuestarias u objetivos de ingresos.
  • Estas cuatro patas engloban la visión y la estrategia de una organización y requieren una gestión activa para analizar los datos recogidos.

    El análisis del cuadro de mando integral suele denominarse herramienta de gestión más que de medición, debido a su aplicación por parte del personal clave de una empresa.

    Beneficios de un Cuadro de Mando Integral (CMI)

    El uso de un cuadro de mando integral tiene muchas ventajas. Por ejemplo, el BSC permite a las empresas reunir información y datos en un único informe en lugar de tener que lidiar con múltiples herramientas. Esto permite a la dirección ahorrar tiempo, dinero y recursos cuando necesita realizar revisiones para mejorar los procedimientos y las operaciones.

    Los cuadros de mando proporcionan a la dirección una valiosa información sobre el servicio y la calidad de su empresa, además de su historial financiero. Al medir todas estas métricas, los ejecutivos pueden formar a los empleados y a otras partes interesadas y proporcionarles orientación y apoyo. Esto les permite comunicar sus objetivos y prioridades para alcanzar sus metas futuras.

    Otro beneficio clave de los BSC es cómo ayuda a las empresas a reducir su dependencia de las ineficiencias en sus procesos. Esto se denomina suboptimización. A menudo, esto da lugar a una reducción de la productividad o del rendimiento, lo que puede conducir a un aumento de los costes, a una disminución de los ingresos y a un desmoronamiento de la marca de la empresa y de su reputación.

    Ejemplos de un Cuadro de Mando Integral (CMI)

    Por ejemplo, los bancos suelen ponerse en contacto con los clientes y realizar encuestas para evaluar su nivel de servicio al cliente. Estas encuestas incluyen la calificación de las visitas bancarias recientes, con preguntas que van desde los tiempos de espera, las interacciones con el personal del banco y la satisfacción general. También pueden pedir a los clientes que hagan sugerencias de mejora. Los directivos del banco pueden utilizar esta información para ayudar a reciclar al personal si hay problemas con el servicio o para identificar cualquier problema que los clientes tengan con los productos, procedimientos y servicios.

    En otros casos, las empresas pueden recurrir a empresas externas para que elaboren informes por ellas. Por ejemplo, el J.D. La encuesta de Power es uno de los ejemplos más comunes de cuadro de mando integral. Esta empresa proporciona datos, ideas y servicios de asesoramiento para ayudar a las empresas a identificar problemas en sus operaciones y a realizar mejoras para el futuro. J.D. Power lo hace a través de encuestas en varios sectores, como el de los servicios financieros y el de la automoción. Los resultados se recopilan y se comunican a la empresa contratante.

    Preguntas frecuentes sobre el Cuadro de Mando Integral (CMI)

    ¿Qué es un cuadro de mando integral y cómo funciona??

    Un cuadro de mando integral es una métrica de rendimiento de gestión estratégica que ayuda a las empresas a identificar y mejorar sus operaciones internas para ayudar a sus resultados externos. Mide los datos de rendimiento pasados y proporciona a las organizaciones información sobre cómo tomar mejores decisiones en el futuro.

    ¿Cuáles son las cuatro perspectivas del cuadro de mando integral??

    Las cuatro perspectivas de un cuadro de mando integral son el aprendizaje y el crecimiento, los procesos empresariales, las perspectivas de los clientes y los datos financieros. Estas cuatro áreas, que también se denominan patas, conforman la visión y la estrategia de una empresa. Como tal, requieren que el personal clave de una empresa, ya sea el ejecutivo y/o su equipo de gestión, analice los datos recogidos en el cuadro de mando.

    Cómo se utiliza un cuadro de mando integral?

    Los cuadros de mando integral permiten a las empresas medir su capital intelectual junto con sus datos financieros para desglosar los éxitos y fracasos de sus procesos internos. Al recopilar los datos del rendimiento anterior en un único informe, la dirección puede identificar las ineficiencias, diseñar planes de mejora y comunicar los objetivos y las prioridades a sus empleados y otras partes interesadas.

    ¿Cuáles son los beneficios del cuadro de mando integral??

    El uso de un cuadro de mando tiene muchas ventajas. Las ventajas más importantes incluyen la capacidad de reunir la información en un único informe, lo que puede ahorrar tiempo, dinero y recursos. También permite a las empresas hacer un seguimiento de su rendimiento en materia de servicio y calidad, además de hacer un seguimiento de sus datos financieros. Los cuadros de mando también permiten a las empresas reconocer y reducir las ineficiencias.

    Qué es un ejemplo de cuadro de mando integral?

    Las empresas pueden utilizar métodos internos para desarrollar cuadros de mando. Por ejemplo, pueden realizar encuestas de servicio al cliente para identificar los éxitos y fracasos de sus productos y servicios o pueden contratar a empresas externas para que hagan el trabajo por ellos. J.D. Power es un ejemplo de una de estas empresas que son contratadas por las compañías para realizar investigaciones en su nombre.

    El resultado final

    Las empresas tienen una serie de opciones disponibles para ayudar a identificar y resolver los problemas con sus procesos internos para que puedan mejorar su éxito financiero. Los cuadros de mando integral permiten a las empresas recopilar y estudiar datos de cuatro áreas clave, como el aprendizaje y el crecimiento, los procesos empresariales, los clientes y las finanzas. Al reunir la información en un solo informe. as empresas pueden ahorrar tiempo, dinero y recursos para formar mejor al personal, comunicarse con las partes interesadas y mejorar su posición financiera en el mercado.

    Nuestro equipo requiere que los escritores utilicen fuentes primarias para apoyar su trabajo. Se trata de libros blancos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a investigaciones originales de otras editoriales de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
    política editorial.

    1. Harvard Business Review. "El cuadro de mando integral: medidas que impulsan el rendimiento." Consultado el 3 de mayo de 2021.

    2. CIO. "Qué es el cuadro de mando integral? Un marco para el éxito de la organización." Consultado el 3 de mayo de 2021.

    3. J.D. Poder. "Los indicadores clave y los impulsores del rendimiento." Consultado el 3 de mayo de 2021.

    Dodaj komentarz