Definición de valor contributivo

Qué es el valor contributivo?

El término valor contributivo se refiere a la cantidad en que un solo componente de un activo influye en su valor total. El valor contributivo se utiliza habitualmente en el sector inmobiliario para mostrar cómo una sola característica de la propiedad afecta al valor total de la misma. Este valor puede ser negativo o positivo, al igual que el resultado neto.

Puntos clave

  • El valor contributivo se refiere a la cantidad en que un solo componente de un bien influye en su valor total.
  • El valor contributivo se utiliza habitualmente en el sector inmobiliario para ilustrar cómo una sola característica de la propiedad afecta al valor de toda ella.
  • El valor contributivo puede ser negativo o positivo.

Cómo entender el valor contributivo

Como se mencionó anteriormente, el término valor contributivo se utiliza comúnmente en el contexto de los bienes raíces, donde se refiere específicamente a los valores de la propiedad. En esta situación, se refiere a la contribución positiva o negativa de una característica o componente particular al valor global de la propiedad. Un valor contributivo puede dar lugar a un resultado neto positivo o negativo para el valor global de la propiedad en función de las características específicas.

El concepto de valor contributivo procede del campo de la teoría del valor. En términos generales y básicos, esta es la escuela de pensamiento que examina cómo la gente valora o aprecia las cosas. Por lo tanto, diferentes características pueden tener valores contributivos muy diferentes. Los valores contributivos también pueden depender de las preferencias del comprador y del estado de la economía. Por ejemplo, el valor contributivo de una cubierta en el patio trasero puede ser muy inferior al de una suite secundaria con cocina completa.

El valor contributivo se utiliza a menudo para determinar cómo una renovación o un proyecto de mejora de la vivienda afecta al valor de la propiedad. Esto puede incluir una amplia gama de mejoras o adiciones, como un garaje, una terraza, un nuevo baño, o la adición de una suite en la ley. También puede referirse a la ampliación del tamaño del lote de la propiedad cuando el propietario adquiere una propiedad adyacente o mediante la mejora del lote existente a través de la jardinería o el despeje de más espacio utilizable.

Durante una desaceleración económica, el valor contributivo de ciertas características no tiene por qué repercutir positivamente en el valor de una propiedad como lo haría cuando las cosas van bien.

Ejemplo de valor contributivo

Los ejemplos de valor contributivo no son tan difíciles de encontrar en la vida cotidiana. Casi todos los componentes de una misma propiedad tienen valor contributivo. Pero cada una de ellas tiene un grado de importancia diferente en función de quién las valore.

Por ejemplo, una piscina en el patio trasero de una propiedad que acaba de salir al mercado puede tener un valor contributivo de 10.000 dólares para una familia con hijos adolescentes. Pero esa misma piscina puede tener escaso valor contributivo para una familia con niños pequeños que la consideren un peligro.

Asimismo, las mejoras como las encimeras de granito en la cocina y los electrodomésticos de última generación pueden contribuir significativamente al valor en un mercado inmobiliario al alza. Aun así, su valor contributivo puede verse disminuido en un mercado de la vivienda en declive.

Consideraciones especiales

En algunos casos, una parte o entidad puede necesitar calcular el valor contributivo de una parte concreta de la propiedad o del terreno o de una única estructura situada dentro de la pieza de propiedad más grande. Por ejemplo, supongamos que una dependencia resulta dañada o destruida. En ese caso, puede ser necesario determinar el valor para determinar los ingresos del seguro o para determinar el nuevo valor del resto de la propiedad existente.

En algunas situaciones, también puede estar relacionado con las valoraciones fiscales, sobre todo en los municipios en los que ciertas estructuras pueden considerarse por separado o de forma diferente a efectos fiscales que la residencia u otras partes de la propiedad. Las explotaciones agrícolas son un excelente ejemplo de ello. Estas propiedades y las estructuras relacionadas con el funcionamiento de un negocio agrícola a veces entran en esa categoría.

Dodaj komentarz