Definición de techo

¿Qué es un techo??

En finanzas, un techo es el nivel máximo permitido en una transacción financiera. El término puede aplicarse a diversos factores, como los tipos de interés, los saldos de los préstamos, los periodos de amortización y los precios de compra.

Los límites máximos se utilizan a menudo para controlar los riesgos, imponiendo un límite superior al tamaño o al coste que es posible para una determinada transacción.

Puntos clave

  • Los límites máximos son los límites superiores que pueden aplicarse a diversos aspectos de una operación financiera.
  • Suelen aplicarse a factores como los tipos de interés, los plazos de amortización o el saldo de capital de los préstamos.
  • Los límites máximos se utilizan para controlar los riesgos. Desde la perspectiva de los prestamistas, por ejemplo, pueden utilizarse para controlar el riesgo de impago de los deudores.

Cómo funcionan los límites máximos

Hay muchos tipos de límites máximos utilizados en los mercados financieros modernos. Un ejemplo común es el control de los alquileres, que impone un límite superior, o „techo”, al alquiler que los propietarios pueden cobrar a sus inquilinos. Otros ejemplos comunes son los límites máximos impuestos por los bancos al tamaño o la frecuencia de las transferencias electrónicas de fondos; los tipos de interés máximos permitidos por la ley para los préstamos al consumidor; o el precio más alto permitido para un servicio público regulado.

Los límites máximos también se utilizan habitualmente en los informes de investigación y las proyecciones de los analistas financieros. Por ejemplo, los modelos financieros que pretenden estimar el valor actual y las perspectivas de crecimiento futuro de una empresa suelen contener rangos de valores con un techo que especifica el límite superior del valor estimado de la empresa. Asimismo, suelen incluirse como escenario „optimista” o „óptimo” en las proyecciones de los analistas en relación con métricas muy seguidas, como la cotización de las acciones y los beneficios estimados por acción (BPA).

Los productos de crédito con tipos de interés variables suelen incluir también límites máximos de los tipos de interés en sus cláusulas de préstamo. En virtud de estas disposiciones, se permite que los tipos de interés aumenten a lo largo de la vida del préstamo, pero sólo hasta un nivel máximo predeterminado. Del mismo modo, estos acuerdos también pueden contener un nivel de interés mínimo, o „suelo”, que actúa para proteger al prestamista contra un descenso incontrolado de sus ingresos por intereses.

Otro ejemplo de techo en las finanzas es el techo de la deuda de los Estados Unidos, que es el límite legal del tamaño total de la deuda nacional. El Congreso ha tenido que elevar el techo de la deuda en varias ocasiones en las últimas décadas, para evitar que la nación pueda incumplir o entrar en mora con sus obligaciones de deuda soberana.

Ejemplo de un techo en el mundo real

En el mercado del crédito comercial se encuentran ejemplos similares, aunque menos destacados, en los que los límites de crédito pueden utilizarse también para mitigar una amplia gama de riesgos crediticios. Los estados y los gobiernos federales, por ejemplo, pueden tener techos de deuda que se implementan en base a requisitos de calidad crediticia.

En determinadas situaciones, los prestatarios individuales también pueden enfrentarse a topes en la cantidad de dinero que pueden pedir prestado. Un ejemplo de ello son las hipotecas inversas, que han regulado los límites máximos de capital de por vida para los prestatarios de 62 años o más.

Dodaj komentarz