Definición de tasa actuarial

¿Qué es una tasa actuarial??

Una tasa actuarial es una estimación del valor esperado de las pérdidas futuras de una compañía de seguros. Normalmente, la estimación se predice en base a datos históricos y a la consideración del riesgo que conlleva. La exactitud de las tasas actuariales ayuda a proteger a las compañías de seguros contra el riesgo de graves pérdidas de suscripción que podrían conducir a la insolvencia.

Puntos clave

  • Las tasas actuariales son estimaciones de pérdidas futuras, generalmente basadas en la siniestralidad histórica.
  • La tarificación actuarial se utiliza para determinar la prima más baja que cumple todos los objetivos requeridos de una compañía de seguros.  
  • Las tarifas se expresan como el precio por unidad de seguro para cada unidad de exposición. 
  • Las tasas actuariales se revisan y ajustan periódicamente.

Cómo funcionan las tasas actuariales

Las tasas actuariales se expresan como un precio por unidad de seguro para cada unidad de exposición, que es una unidad de responsabilidad o de propiedad con características similares. Por ejemplo, en los mercados de seguros de daños, la unidad de exposición suele equivaler a 100 dólares de valor de la propiedad, y la responsabilidad se mide en unidades de 1.000 dólares. El seguro de vida también tiene unidades de exposición de 1.000 dólares. La prima de seguro es la tasa multiplicada por el número de unidades de protección que se compran.

Por lo general, durante la revisión de una tarifa, se determina primero si es necesario ajustar las tarifas actuariales. La proyección de la siniestralidad permite a las compañías de seguros determinar la prima mínima necesaria para cubrir las pérdidas previstas.

Requisitos para las tasas actuariales

El objetivo principal de la tarificación actuarial es determinar la prima más baja que cumpla con todos los objetivos requeridos de una compañía de seguros. Una tarifa actuarial correcta debe cubrir las pérdidas y los gastos, además de obtener un beneficio. Pero las compañías de seguros también deben ofrecer primas competitivas para una determinada cobertura. Además, los estados tienen leyes que regulan lo que las compañías de seguros pueden cobrar, por lo que durante el proceso de tarificación se tienen en cuenta tanto las presiones comerciales como las normativas.

Uno de los principales componentes del proceso de fijación de tarifas es considerar todos los factores que puedan afectar a las pérdidas futuras y establecer una estructura de precios de las primas que ofrezca primas más bajas a los grupos de bajo riesgo y primas más altas a los grupos de alto riesgo. Al ofrecer primas más bajas a los grupos de bajo riesgo, una compañía de seguros puede atraer a esos individuos para que compren sus pólizas de seguro, reduciendo sus propias pérdidas y gastos, mientras que aumenta las pérdidas y los gastos de las compañías de seguros de la competencia (que entonces deben competir por el negocio de los grupos de individuos de mayor riesgo). Las compañías de seguros gastan dinero en estudios actuariales para asegurarse de que tienen en cuenta todos los factores que pueden predecir con fiabilidad las pérdidas futuras.

Los actuarios se centran en realizar análisis estadísticos de los siniestros pasados, basados en variables específicas del asegurado. Las variables que arrojan las mejores previsiones se utilizan para fijar las primas. Sin embargo, en algunos casos, el análisis histórico no ofrece suficiente justificación estadística para fijar una tarifa, como en el caso del seguro contra terremotos. En estos casos, a veces se utiliza la modelización de catástrofes, pero con menos éxito.

Dodaj komentarz