Definición de swap de capital creciente

¿Qué es un swap de capital creciente??

Un swap de capital creciente es un contrato de derivados en el que dos contrapartes acuerdan intercambiar flujos de efectivo, normalmente un tipo fijo por un tipo variable, como ocurre con la mayoría de los otros tipos de contratos de swap de tipos de interés o de divisas. Sin embargo, en este caso, el importe nocional del principal aumenta con el tiempo según un calendario que ambas partes acuerdan de antemano. Los swaps se negocian en el mercado extrabursátil (OTC), por lo que las condiciones pueden adaptarse a las partes implicadas.

El producto también puede denominarse swap de acumulación, swap de acumulación, swap de préstamo de construcción, swap de reducción y swap de aumento.

Puntos clave

  • Un swap de capital creciente es lo mismo que un swap vainilla, salvo que el importe nocional del swap crece con el tiempo.
  • Los swaps con incremento de capital son útiles si los flujos de caja crecen con el tiempo. De este modo, el swap se ajusta al flujo de caja.
  • Las condiciones de un swap creciente son acordadas de antemano por las dos partes, incluyendo el calendario de cuánto y cuándo aumentará el importe nocional.

Cómo entender un swap de capital creciente

Principalmente las empresas e instituciones financieras, junto con algunos grandes inversores, pueden utilizar un swap de capital creciente.

En un swap regular o plain vanilla, una de las partes reduce la exposición al riesgo, mientras que la otra acepta ese riesgo a cambio de una posible mayor rentabilidad. Normalmente, el importe teórico del principal del contrato de permuta se mantiene constante. Sin embargo, en un swap de capital creciente, el capital nocional crece con el tiempo hasta el vencimiento del contrato de swap.

Las partes de un swap vainilla pueden intercambiar los pagos de una inversión a tipo fijo, como un bono del Tesoro, por los pagos de una inversión a tipo variable, como una hipoteca, en la que el tipo sube y baja. La hipoteca podría basarse en el tipo de interés preferente más el 2%, de modo que si el tipo de interés preferente varía, también lo hará el pago de la hipoteca.

El motivo del canje es que una de las partes fije esencialmente los pagos de su inversión a tipo variable. La otra parte puede pensar que los tipos de interés se moverán en una dirección favorable y está dispuesta a asumir el riesgo, a través del swap, de que así sea.

En lugar de inversiones en bonos o hipotecas, los flujos de caja podrían ser de una empresa. O los flujos de caja pueden ser necesarios para financiar un negocio. En cualquier caso, la necesidad de un flujo de caja fijo o una cobertura contra el aumento de los costes son factores que intervienen.

Utilizar un swap de capital creciente

Un canje de capital acumulado puede ayudar a las empresas jóvenes que necesitarán cantidades crecientes de capital. Se utiliza a menudo en la construcción, donde los proyectos a largo plazo tienen costes crecientes a lo largo del tiempo.

Por ejemplo, una empresa de construcción quiere crear una estructura predecible para los costes de los intereses de los proyectos. Saben que los costes de la mano de obra, los materiales y las normativas aumentarán con el tiempo y quieren tomar medidas para ello ahora. Prefieren una serie de pagos futuros predecibles y crecientes. Un swap de capital creciente puede definir estos costes en tramos predeterminados a medida que se avanza en cada fase del proyecto.

También puede utilizarse cuando dos partes quieren aumentar las inversiones o las deudas que están intercambiando. Por ejemplo, si un inversor sabe que va a aumentar su aportación a un activo en un 10% cada año, podría suscribir un swap de capital acumulado de forma que el importe del swap coincida con el importe de la inversión.

Ejemplo de un swap de capital acreedor

Supongamos que hay dos inversores que aportan activos con intereses.

  • John recibe el tipo de interés de los fondos federales más el 1% sobre su inversión de 1 millón de dólares.
  • Judy recibe un tipo fijo del 3% sobre su inversión de 1 millón de dólares.
  • El tipo de interés de los fondos federales es actualmente del 2%, por lo que tanto John como Judy están recibiendo la misma cantidad de intereses en este momento.

A John le preocupa que los tipos de interés bajen, lo que haría que su rendimiento fuera inferior al 3%. Judy, en cambio, está dispuesto a asumir el riesgo de que los tipos de interés se mantengan o suban. Por lo tanto, está dispuesta a realizar un swap con Juan.

John pagará a Judy el tipo de los fondos federales más el 1% (que es lo que recibe de su inversión) y Judy pagará a John el 3% (que es lo que recibe de su inversión).

Eso sería un swap vainilla normal. Pero ahora supongamos que tanto Juan como Judy añaden 50.000 dólares a su inversión cada año. Quieren que el canje se aplique también a esas aportaciones adicionales.

Aquí es donde entra en juego el aspecto acumulativo. El importe nocional para este año será de 1 millón de dólares, pero el año que viene será de 1.050.000 dólares. Al año siguiente, 1 dólar.1 millón, luego 1.15 millones de euros al año siguiente.

El swap expirará en una fecha acordada de antemano, como cuando las inversiones venzan, por ejemplo, dentro de cinco años. Durante esos cinco años, la cantidad nocional crecerá en 50.000 dólares cada año.

El importe nocional no se intercambia. Si los tipos de interés son los mismos, no hay intercambio de efectivo. Si los tipos de interés acaban siendo diferentes (los tipos suben o bajan respecto al nivel actual), la parte que debe paga a la otra la diferencia del tipo de interés sobre el importe teórico.

Dodaj komentarz