Definición de pagaré de devolución acelerada (ARN)

Qué es un pagaré de rendimiento acelerado (ARN)?

Un pagaré de rentabilidad acelerada (ARN) es un instrumento de deuda a corto o medio plazo que ofrece una rentabilidad potencialmente mayor vinculada a la evolución de un índice o acción de referencia.

Puntos clave

  • Un pagaré de rendimiento acelerado (ARN) es un tipo de producto de inversión estructurado (SIP) que ofrece un rendimiento potencialmente más alto que está vinculado al rendimiento de un índice de referencia específico o una acción.
  • El pago de un pagaré de rendimiento acelerado (ARN) no es tradicional, lo que significa que el pago no procede del flujo de caja del emisor, sino del rendimiento de uno o más activos subyacentes.
  • La rentabilidad total de un pagaré de rentabilidad acelerada (ARN) suele tener un límite y no ofrece ninguna protección a la baja.
  • Los inversores compran notas de rentabilidad acelerada (ARN) cuando creen que el índice de referencia aumentará de valor.
  • Los mayores rendimientos de una nota de retorno acelerado se deben al apalancamiento empleado mediante el uso de derivados.

Cómo entender un pagaré de rendimiento acelerado (ARN)

Los pagarés de rendimiento acelerado (ARN) son un tipo de producto de inversión estructurado (SIP), también conocido como inversión vinculada al mercado. Los productos estructurados son una estrategia de inversión empaquetada basada en un único valor, una cesta de valores, opciones, índices, materias primas, emisiones de deuda, divisas o derivados.

Los productos estructurados están diseñados para facilitar objetivos de riesgo/retorno muy personalizados. Lo consiguen tomando un valor tradicional, como un bono convencional con grado de inversión, y sustituyendo las características de pago habituales por pagos no tradicionales.

Los pagos tradicionales incluyen los cupones periódicos y los principales finales. Los sustitutos no tradicionales incluyen pagos derivados no del flujo de caja del emisor, sino del rendimiento de uno o más activos subyacentes.

Un ARN suele limitar la rentabilidad total que proporcionará, pero no suele ofrecer ninguna protección a la baja. Benefician a los inversores que creen que el índice de referencia, o las acciones, se revalorizarán sólo marginalmente, pero que no sufrirán un fuerte descenso hasta el vencimiento del ARN.

Los ARN son complejos y pueden ser arriesgados. No son adecuados para los inversores que exigen la devolución del 100% del capital al vencimiento, como en un bono del Tesoro o de grado de inversión. También son inadecuados para los inversores que buscan una rentabilidad no limitada a cambio de asumir el 100% del riesgo a la baja.

Notas de rendimiento acelerado (ARN) en los mercados financieros

Los pagarés de rentabilidad acelerada (ARN) aparecieron en los mercados financieros en 2010 y fueron ofrecidos principalmente por Merrill Lynch y Bank of America. Los productos se comercializaron con una rentabilidad de 2 a 3 veces el índice de referencia mediante el apalancamiento empleado por el uso de derivados, principalmente opciones de compra y futuros.

Los productos se ofrecían habitualmente con un tope de rentabilidad del 18% al 25% y cualquier rendimiento que superara esa cantidad era asumido por el emisor. La mayoría de estos pagarés expiraron en 2013 y ya no están muy disponibles, muy probablemente debido a su alto riesgo y baja liquidez.

Ejemplo de pagaré de rendimiento acelerado (ARN)

Considere una nota de retorno acelerado (ARN) que está vinculada al S&P 500 y se lanza cuando el índice está en 2.000. El pagaré de rendimiento acelerado (ARN) tiene un precio de 100 dólares de principal y vence en dos años.

Al vencimiento, ofrece a los inversores una rentabilidad mejorada igual a dos veces (2x) cualquier rendimiento positivo en el S subyacente&Índice P 500. El ARN está sujeto a una ganancia máxima del 30% y la inversión está expuesta al 100% de cualquier disminución del S&P 500. La rentabilidad variaría de la siguiente manera en función del escenario de vencimiento del ARN.

  • Los S&P 500 está en 2.500 en dos años: El S&P ha tenido una rentabilidad del 25% mientras que el doble de S&La rentabilidad del P 500 es del 50%, y la del ARN es del 30% como máximo. Un inversor en el ARN recibiría 130 dólares al vencimiento para una rentabilidad del 30%.
  • El S&P 500 está en 2.200 en dos años: El S&P ha tenido una rentabilidad del 10%, dos veces de la cual es del 20%. Un inversor en el ARN recibiría 120 dólares al vencimiento, lo que supone una rentabilidad del 20%.
  • El S&P 500 está a 1.500 en dos años: El S&P ha tenido una rentabilidad del -25%. El inversor en ARN está expuesto al 100% de una disminución del índice, por lo que recibiría 75 dólares, lo que representa una rentabilidad del -25%.

Dodaj komentarz