Definición de los libros contables distribuidos

Qué son los ledgers distribuidos?

Un libro de contabilidad distribuido es una base de datos que se comparte y sincroniza de forma consensuada en varios sitios, instituciones o zonas geográficas, y a la que pueden acceder varias personas. Permite que las transacciones tengan testigos públicos." El participante de cada nodo de la red puede acceder a las grabaciones compartidas en esa red y puede poseer una copia idéntica de la misma. Cualquier cambio o adición realizado en el libro de contabilidad se refleja y se copia a todos los participantes en cuestión de segundos o minutos.

Un libro de contabilidad distribuido contrasta con un libro de contabilidad centralizado, que es el tipo de libro de contabilidad que utilizan la mayoría de las empresas. Un libro de contabilidad centralizado es más propenso a los ciberataques y al fraude, ya que tiene un único punto de fallo.

La tecnología subyacente a los libros de contabilidad distribuidos es la misma que utiliza blockchain, que es la tecnología que utiliza bitcoin. Blockchain es un tipo de libro de contabilidad distribuido utilizado por bitcoin.

Puntos clave

  • Un libro de contabilidad distribuido es una base de datos sincronizada y accesible a través de diferentes sitios y geografías por múltiples participantes.
  • El uso de un libro de contabilidad distribuido elimina la necesidad de que una autoridad central controle las manipulaciones.
  • La tecnología subyacente a los libros de contabilidad distribuidos es la misma que utiliza blockchain, que el bitcoin utiliza como libro de contabilidad distribuido.
  • Un libro de contabilidad distribuido puede describirse como un libro de transacciones o contratos que se mantiene de forma descentralizada en diferentes lugares y personas.
  • Los ciberataques y el fraude financiero se reducen gracias al uso de los libros de contabilidad distribuidos.

Comprensión de los libros de contabilidad distribuidos

Desde la antigüedad, los libros de contabilidad han estado en el centro de las transacciones económicas, con el propósito de registrar contratos, pagos, acuerdos de compra-venta, o mover activos o propiedades. El camino que comenzó con el registro en tablillas de arcilla o papiros dio un gran salto con la invención del papel.

En las últimas dos décadas, los ordenadores han facilitado el proceso de mantenimiento de registros y libros de contabilidad con gran comodidad y rapidez. Hoy en día, con la innovación, la información almacenada en los ordenadores avanza hacia la seguridad criptográfica, la rapidez y la descentralización. Las empresas pueden aprovechar esta tecnología de muchas formas, una de ellas es a través de los libros de contabilidad distribuidos.

Un libro de contabilidad distribuido puede describirse como un libro de contabilidad de cualquier transacción o contrato mantenido de forma descentralizada a través de diferentes lugares y personas, eliminando la necesidad de una autoridad central para mantener un control contra la manipulación. De este modo, no se necesita una autoridad central para autorizar o validar ninguna transacción.

Toda la información del libro mayor se almacena de forma segura y precisa mediante criptografía y se puede acceder a ella mediante claves y firmas criptográficas. Una vez que la información se almacena, se convierte en una base de datos inmutable, que las reglas de la red rigen.

Ventajas de los ledgers distribuidos

Mientras que los libros de contabilidad centralizados son propensos a los ciberataques, los libros de contabilidad distribuidos son intrínsecamente más difíciles de atacar porque todas las copias distribuidas necesitan ser atacadas simultáneamente para que el ataque tenga éxito. Además, estos registros son resistentes a los cambios malintencionados de una sola parte. Al ser difíciles de manipular y atacar, los ledgers distribuidos permiten una amplia transparencia.

Los libros de contabilidad distribuidos también reducen las ineficiencias operativas, aceleran el tiempo que tarda en completarse una transacción y están automatizados, por lo que funcionan las 24 horas del día, todo lo cual reduce los costes generales para las entidades que los utilizan.

Los libros de contabilidad distribuidos también facilitan el flujo de información, lo que hace que los contables puedan seguir fácilmente una pista de auditoría cuando revisan los estados financieros. Esto ayuda a eliminar la posibilidad de que se produzca un fraude en los libros financieros de una empresa. La reducción del uso de papel es también un beneficio para el medio ambiente.

Uso de los libros de contabilidad distribuidos

La tecnología de libro mayor distribuido tiene un gran potencial para revolucionar la forma de trabajar de gobiernos, instituciones y empresas. Puede ayudar a los gobiernos a recaudar impuestos, expedir pasaportes y registrar los registros de la propiedad, las licencias y el desembolso de las prestaciones de la Seguridad Social, así como los procedimientos de votación.

Esta tecnología está haciendo furor en varios sectores, entre ellos:

  • Finanzas
  • Música y entretenimiento
  • Diamantes y activos preciosos
  • Obra de arte
  • Cadenas de suministro de diversos productos básicos

Aunque la tecnología de libro mayor distribuido tiene múltiples ventajas, está en una fase incipiente y todavía se está explorando cómo adoptarla de la mejor manera posible. Sin embargo, una cosa está clara: El formato futuro de los libros de contabilidad centenarios será descentralizado.

Dodaj komentarz