Definición de línea de montaje

Qué es una cadena de montaje?

Una cadena de montaje es un proceso de producción que divide la fabricación de un bien en pasos que se completan en una secuencia predefinida. Las líneas de montaje son el método más utilizado en la producción en masa de productos. Reducen los costes de mano de obra porque los trabajadores no cualificados están formados para realizar tareas específicas. En lugar de contratar a un artesano cualificado para montar un mueble entero o el motor de un vehículo, las empresas contratan a trabajadores sólo para añadir una pata a un taburete o un tornillo a una máquina.

Puntos clave:

  • Una cadena de montaje es un proceso de producción en el que la fabricación de un bien es una secuencia de pasos que se completan en una secuencia predefinida.
  • Las líneas de montaje son el método de producción en masa más utilizado.
  • Las líneas de montaje reducen los costes de mano de obra porque los trabajadores no cualificados están capacitados para realizar tareas específicas en lugar de construir una unidad de producto completa.

Entender las líneas de montaje

En una cadena de montaje, los productos semiacabados pasan de una estación de trabajo a otra. Las piezas se añaden en secuencia hasta que se produce el conjunto final. Hoy en día, las líneas de montaje automatizadas son realizadas por máquinas con una mínima supervisión humana.

La introducción de la cadena de montaje cambió drásticamente la forma de fabricar bienes. El mérito es de Henry Ford, que instaló una cadena de montaje en 1908 para fabricar sus coches modelo T. Antes, los trabajadores ensamblaban un producto (o una gran parte de él) en su lugar, a menudo con un trabajador que completaba todas las tareas asociadas a la creación del producto.

Las líneas de ensamblaje, por otro lado, hacen que los trabajadores (o las máquinas) completen una tarea específica en el producto a medida que continúa a lo largo de la línea de producción en lugar de completar una serie de tareas. Esto aumenta la eficiencia al maximizar la cantidad que un trabajador puede producir en relación con el coste de la mano de obra.

Determinar qué tareas individuales deben realizarse, cuándo deben realizarse y quién las realizará es un paso crucial para establecer una línea de montaje eficaz. Los productos complicados, como los coches, tienen que descomponerse en componentes que las máquinas y los trabajadores pueden ensamblar rápidamente.

Las empresas utilizan un enfoque de diseño para el montaje (DFA) para analizar un producto y su diseño con el fin de determinar el orden de montaje e identificar los problemas que pueden afectar a cada tarea. Cada tarea se clasifica como manual, robótica o automática, y se asigna a estaciones individuales a lo largo de la planta de fabricación.

Consideraciones especiales sobre las líneas de montaje

Las empresas también pueden diseñar productos pensando en su montaje, lo que se conoce como ingeniería concurrente. Esto permite a la empresa fabricar un nuevo producto que ha sido diseñado con la producción en masa en mente, con las tareas, el orden de las tareas y la disposición de la línea de montaje ya predeterminada. Esto puede reducir significativamente el tiempo de espera entre el lanzamiento del diseño inicial del producto y el lanzamiento final del producto.

Las cadenas de montaje modernas combinan la tecnología digital con la intervención humana. Los nuevos tipos de sensores y dispositivos IIoT recogen datos de los humanos y las máquinas en tiempo real. La robótica avanzada, la automatización colaborativa y los programas informáticos más sofisticados permiten a los humanos trabajar de forma dinámica con las máquinas en las cadenas de montaje.

Dodaj komentarz