Definición de lenguaje ensamblador

Qué es un lenguaje ensamblador?

Un lenguaje ensamblador es un tipo de lenguaje de programación de bajo nivel que está pensado para comunicarse directamente con el hardware de un ordenador. A diferencia del lenguaje máquina, que consiste en caracteres binarios y hexadecimales, los lenguajes ensambladores están diseñados para ser leídos por los humanos.

Los lenguajes de programación de bajo nivel, como el lenguaje ensamblador, son un puente necesario entre el hardware subyacente de un ordenador y los lenguajes de programación de alto nivel -como Python o JavaScript- en los que se escriben los programas de software modernos.

Puntos clave

  • Un lenguaje ensamblador es un tipo de lenguaje de programación que traduce lenguajes de alto nivel a lenguaje de máquina.
  • Es un puente necesario entre los programas de software y sus plataformas de hardware subyacentes.
  • Hoy en día, los lenguajes ensambladores rara vez se escriben directamente, aunque todavía se utilizan en algunas aplicaciones de nicho, como cuando los requisitos de rendimiento son particularmente altos.

Cómo funcionan los lenguajes de ensamblaje

Fundamentalmente, las instrucciones más básicas que ejecuta un ordenador son códigos binarios, formados por unos y ceros. Esos códigos se traducen directamente en los estados de „encendido” y „apagado” de la electricidad que circula por los circuitos físicos del ordenador. En esencia, estos sencillos códigos constituyen la base del „lenguaje de máquina”, la variedad más fundamental del lenguaje de programación.

Por supuesto, ningún ser humano sería capaz de construir programas de software modernos programando explícitamente unos y ceros. En cambio, los programadores humanos deben recurrir a varias capas de abstracción que les permitan articular sus órdenes en un formato más intuitivo para los humanos. En concreto, los programadores modernos emiten comandos en los llamados „lenguajes de alto nivel”, que utilizan una sintaxis intuitiva, como palabras y frases completas en inglés, así como operadores lógicos como „And”, „Or” y „Else”, que resultan familiares al uso cotidiano.

Sin embargo, en última instancia, estos comandos de alto nivel deben traducirse al lenguaje de la máquina. En lugar de hacerlo manualmente, los programadores recurren a los lenguajes ensambladores, cuya finalidad es traducir automáticamente entre estos lenguajes de alto y bajo nivel. Los primeros lenguajes ensambladores se desarrollaron en la década de 1940 y, aunque los programadores modernos dedican muy poco tiempo a los lenguajes ensambladores, siguen siendo esenciales para el funcionamiento general de un ordenador.

Ejemplo de lenguaje ensamblador en el mundo real

Hoy en día, los lenguajes ensambladores siguen siendo objeto de estudio por parte de los estudiantes de informática, con el fin de ayudarles a entender cómo se relaciona el software moderno con sus plataformas de hardware subyacentes. En algunos casos, los programadores deben seguir escribiendo en lenguaje ensamblador, por ejemplo, cuando las exigencias de rendimiento son especialmente altas o cuando el hardware en cuestión es incompatible con cualquier lenguaje de alto nivel actual.

Un ejemplo relevante para las finanzas son las plataformas de negociación de alta frecuencia (HFT) utilizadas por algunas empresas financieras. En este mercado, la velocidad y la precisión de las transacciones son de suma importancia para que las estrategias de negociación de HFT resulten rentables. Por lo tanto, para obtener una ventaja frente a sus competidores, algunas empresas de HFT han escrito su software de negociación directamente en lenguajes de ensamblaje, con lo que no es necesario esperar a que las órdenes de un lenguaje de alto nivel se traduzcan al lenguaje de la máquina.

Dodaj komentarz