Definición de las reglas de riesgo

Qué son las normas de riesgo?

Las normas de riesgo son leyes de protección fiscal que limitan la cantidad de deducciones permitidas que un individuo o una empresa de capital cerrado puede reclamar a efectos fiscales como resultado de la participación en actividades específicas -denominadas actividades de riesgo- que pueden dar lugar a pérdidas financieras. El IRS define una sociedad anónima cerrada como una sociedad que tiene más del 50% de sus acciones en circulación en manos de cinco (o menos) individuos en cualquier momento durante la última mitad del año fiscal.

Las reglas de riesgo se detallan en la Sección 465 del Código de Rentas Internas (IRC). Estas normas tienen su origen en la promulgación de la Ley de Reforma Fiscal de 1976; su objetivo es contribuir a garantizar que las pérdidas declaradas en las declaraciones sean válidas y que los contribuyentes no intenten manipular su renta imponible utilizando refugios fiscales.

Puntos clave

  • Las normas de riesgo son leyes de refugio fiscal que limitan la cantidad de deducciones permitidas que una entidad puede reclamar como resultado de la participación en actividades específicas -denominadas actividades de riesgo- que pueden dar lugar a pérdidas financieras.
  • Las reglas de riesgo se originaron con la promulgación de la Ley de Reforma Fiscal de 1976; su objetivo era ayudar a garantizar que las pérdidas declaradas en las declaraciones fueran válidas y que los contribuyentes no intentaran manipular sus ingresos imponibles utilizando refugios fiscales.
  • Si una inversión específica no tiene riesgo, o tiene un riesgo limitado, la entidad puede no reclamar las pérdidas en las que haya incurrido al presentar la declaración de la renta.
  • El importe que un contribuyente tiene en riesgo se mide anualmente al final del ejercicio fiscal.
  • La base de riesgo de un inversor se calcula combinando el importe de la inversión del inversor en la actividad con cualquier importe que el inversor haya tomado prestado o esté obligado a pagar con respecto a esa inversión concreta.

Comprensión de las reglas de riesgo

El IRC permite deducir ciertas pérdidas derivadas de las inversiones para reducir la responsabilidad fiscal de una entidad. Para poder deducir las pérdidas, el código fiscal estipula que la actividad de la entidad (a través de la realización de la inversión) debe haber provocado un determinado nivel de riesgo. Si una inversión específica no tiene riesgo, o tiene un riesgo limitado, la entidad no podrá reclamar las pérdidas en las que haya incurrido al presentar la declaración de la renta.

La cantidad que un contribuyente tiene en riesgo (también llamada „base de riesgo”) se mide anualmente al final del año fiscal. La base de riesgo de un inversor se calcula combinando el importe de la inversión del inversor en la actividad con cualquier importe que el inversor haya tomado prestado o del que sea responsable con respecto a esa inversión concreta. La base de riesgo de un inversor puede incrementarse anualmente; esto ocurriría si el inversor realizara alguna aportación adicional a la inversión, o por la cantidad de ingresos que reciba de la inversión (por encima de las deducciones). La base de riesgo se reduce anualmente en la cantidad en que las deducciones superan a los ingresos y las distribuciones.

En concreto, las normas de riesgo pretenden evitar que los inversores amorticen una cantidad superior a la que invirtieron en una empresa, generalmente una entidad canalizadora. Las empresas estructuradas como entidades de reparto incluyen las sociedades anónimas, las sociedades colectivas, los fideicomisos y los patrimonios.

Un contribuyente no puede deducir más que la cantidad de dinero que tenía en riesgo al final del año fiscal en cualquier actividad en la que el contribuyente no era un participante material.

Además, un contribuyente sólo puede deducir cantidades hasta las limitaciones de riesgo en cualquier año fiscal. Cualquier parte no utilizada de las pérdidas puede ser arrastrada hasta que el contribuyente tenga suficientes ingresos positivos a riesgo para permitir la deducción.

Ejemplo de normas de riesgo

Por ejemplo, supongamos que un inversor invierte 15.000 dólares en participaciones de sociedades limitadas (un tipo de entidad de flujo continuo). La estructura empresarial de una LP es tal que este inversor comparte los beneficios o las pérdidas de la empresa a prorrata con otros socios y propietarios, como es característico de la inversión en entidades de flujo continuo.

Supongamos que la empresa va a la baja y que la parte del inversor en las pérdidas sufridas es de 19.000 dólares. Dado que sólo pueden deducir su inversión inicial en el primer año, tendrán un exceso de pérdidas que se suspenderán y se arrastrarán. En esta situación, su exceso de pérdidas es su participación en las pérdidas de la sociedad limitada menos su inversión inicial (o 4.000 dólares). Si este inversor decidiera destinar 10.000 dólares más a esta inversión al año siguiente, el límite de riesgo de este inversor sería de 6.000 dólares, ya que la pérdida suspendida se resta del importe de la inversión adicional.

Nuestro equipo exige a los redactores que utilicen fuentes primarias para respaldar su trabajo. Entre ellas se incluyen libros blancos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a investigaciones originales de otras editoriales de renombre cuando procede. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para elaborar contenidos precisos e imparciales en nuestro
olítica editorial.

  1. Servicio de Impuestos Internos. "Publicación 925: Actividad pasiva y reglas de riesgo," Página 12. Accedido en febrero. 15, 2020.

  2. U.S. Cámara de Representantes, Oficina del Consejero de Revisión de la Ley. "26 USC 465: Deducciones limitadas a la cantidad en riesgo." Accedido en febrero. 15, 2020.

  3. Servicio de Impuestos Internos. "Publicación 925: Actividad pasiva y reglas de riesgo." Página 3. Accedido en febrero. 15, 2020.

Dodaj komentarz