Definición de la responsabilidad del consumidor

Qué es la responsabilidad civil del consumidor?

La responsabilidad del consumidor hace que éste se responsabilice de evitar la negligencia en sus actividades de consumo. Las políticas que determinan el nivel de responsabilidad del consumidor se incluyen en los contratos de las empresas y son una forma de protegerlas de cualquier responsabilidad como resultado de una posible negligencia del consumidor.

Puntos clave

  • Las responsabilidades de los consumidores son obligaciones contractuales que les obligan a evitar la negligencia en sus actividades al utilizar un producto o servicio.
  • Las políticas de responsabilidad del consumidor van desde simples políticas para transacciones hasta complejas políticas multipartitas regidas por leyes, como la Ley de Transferencia Electrónica de Fondos.
  • El caso del café de McDonald's, en el que una mujer de 79 años se escaldó con una taza de café comprada en el restaurante de la cadena, se considera un hito en los casos de responsabilidad del consumidor.

Comprender la responsabilidad del consumidor

Por lo general, la responsabilidad del consumidor se define en la letra pequeña de un contrato o en un documento de condiciones de servicio, y la responsabilidad de leer y obedecer los términos de la política está en manos del consumidor.

Las políticas de responsabilidad de los consumidores van desde políticas sencillas que rigen las transacciones, como la compra de billetes no reembolsables, hasta políticas más amplias como las delineadas en la Ley de Transferencia Electrónica de Fondos. La Ley de Transferencia Electrónica de Fondos detalla cómo los consumidores pueden limitar su responsabilidad en caso de pérdida o robo de la tarjeta de crédito.

La demanda de una mujer de 79 años que se escaldó con una taza de café que compró en un autoservicio de McDonald’s se considera un hito en los casos de responsabilidad del consumidor. El jurado en este caso se puso de acuerdo con el demandante, responsabilizando del daño al restaurante y no a la negligencia del consumidor. Este caso terminó con un acuerdo extrajudicial para el perjudicado. El caso tuvo una gran influencia en la forma en que las empresas se comunican con sus clientes sobre sus productos y establecen las garantías asociadas a ellos.

Si se determina que un producto en el mercado es defectuoso o perjudicial, una empresa a menudo emitirá una retirada voluntaria de ese producto. Aunque el éxito de las reclamaciones por daños y perjuicios en estas circunstancias varía mucho, una retirada de productos suele sentar las bases de la responsabilidad del consumidor en respuesta al uso continuado de los productos retirados.

La responsabilidad del consumidor y la Ley de Transferencia Electrónica de Fondos

La Ley de Transferencia Electrónica de Fondos se estableció en los EE.UU.S. en 1978 en respuesta a la popularidad de la banca electrónica. La banca electrónica eliminó el rastro de papel que proporcionaban los cheques y un grado de interacción humana que antes se daba en las transacciones financieras. La Ley pretende servir de protección tanto a los consumidores como a las instituciones financieras, estableciendo límites de responsabilidad en caso de transacciones financieras electrónicas no autorizadas.

En concreto, esta ley establece que los consumidores pueden estar expuestos a una responsabilidad limitada por transferencias electrónicas no autorizadas en determinadas circunstancias. La política establece que un consumidor que se da cuenta de que una tarjeta de crédito o débito se ha perdido o ha sido robada debe informar al banco emisor en un plazo de dos días hábiles, o de lo contrario el banco está limitado en su responsabilidad de reembolsar cualquier pérdida. Los consumidores también disponen de un plazo de 60 días para impugnar los errores bancarios y corregirlos antes de que la impugnación se considere nula.

Ejemplos de responsabilidad del consumidor

Supongamos que Imran utiliza su tarjeta de crédito para comprar un producto en el sitio web de un fabricante. El fabricante se declara en quiebra al día siguiente y no puede entregar el producto. Imran pide el reembolso al fabricante. De acuerdo con la legislación vigente en materia de responsabilidad del consumidor, el fabricante está obligado a devolver el dinero a Imran.

Si Imran hubiera utilizado su tarjeta de débito para realizar la transacción, tendría que presentar una reclamación como acreedor tras la declaración de quiebra del fabricante. La diferencia de trato entre ambas tarjetas se debe principalmente a que la Ley de Transferencia Electrónica de Fondos y el Reglamento E de la Junta de la Reserva Federal rigen las transacciones con tarjetas de débito y ACH, mientras que la Ley de Veracidad en los Préstamos y el Reglamento Z se encargan de definir la responsabilidad del consumidor en las transacciones de crédito.

Dodaj komentarz