Definición de la regla antirreciprocidad

Qué es la norma antirreglamentaria?

La Regla Anti-Recipo se refiere a una regulación diseñada para proteger a los inversores individuales de los conflictos de interés que pueden surgir de la colaboración de ciertas firmas de corretaje y fondos de inversión. La norma fue creada por la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (FINRA).

Las empresas de corretaje y de fondos de inversión que infrinjan la norma podrán ser multadas.

Puntos clave

  • La norma antirreciprocidad protege a los inversores de los conflictos de intereses que puedan existir entre los fondos de inversión y las agencias de valores que venden esos fondos.
  • Las empresas de corretaje y las compañías de fondos están obligadas a actuar teniendo en cuenta los intereses de sus clientes, y no su propio beneficio financiero.
  • Las empresas y los fondos que infrinjan la norma pueden enfrentarse a multas y sanciones adicionales.

Cómo funciona la regla antirreciprocidad

Todos los profesionales financieros están sujetos a una ética que antepone las necesidades de sus clientes a sus propios beneficios financieros. Como tal, se espera que actúen con profesionalidad y dispensen un asesoramiento que sea beneficioso para sus inversores. Aquí es donde entra en juego la regla antirreciprocidad. Adoptada por primera vez por la FINRA en 1973, la norma tiene por objeto evitar acuerdos entre empresas de corretaje y fondos de inversión que puedan ser -o parezcan- mutuamente beneficiosos para ellos y no para sus inversores.

Por ejemplo, una empresa de corretaje puede dirigir a sus clientes a una empresa de fondos de inversión con la que tiene una relación establecida, generando así ventas. El fondo de inversión, a su vez, puede enviar sus operaciones a través de la empresa de corretaje para generar comisiones. En este caso, tanto la sociedad de valores como el fondo de inversión se aprovechan del cliente y sólo piensan en su propio beneficio económico. Situaciones como ésta constituyen una grave violación de la ética financiera.

En su definición, FINRA también ofrece una lista de escenarios que pretenden aclarar situaciones específicas que son incompatibles con la regulación. Algunas de estas situaciones incluyen las solicitudes realizadas por los distribuidores, o las ofertas o acuerdos de los suscriptores primarios:

  • Cuando se trata de un determinado importe de comisiones de intermediación en relación con la venta de participaciones de fondos por parte del distribuidor
  • Cuando el negocio se utiliza para financiar cualquier parte de las ventas de un distribuidor

Como se ha señalado anteriormente, las empresas y compañías de fondos que violan la norma de la agencia pueden enfrentarse a multas -que a menudo ascienden a millones de dólares- que deben pagarse a la agencia. Los infractores también pueden enfrentarse a sanciones adicionales.

Consideraciones especiales

Como se mencionó anteriormente, FINRA creó la norma en 1973. Según la página web de la agencia, la norma "prohibía a los miembros solicitar órdenes para la ejecución de operaciones de cartera sobre la base de sus ventas de acciones de sociedades de inversión" cuando se creó.

La FINRA modificó la norma en 1981 „para especificar que, con sujeción a ciertas restricciones, no prohíbe a los miembros solicitar o conceder comisiones de corretaje en relación con la venta de acciones de sociedades de inversión, y que no prohíbe a los miembros vender acciones de sociedades de inversión que siguen una política divulgada de considerar las ventas de sus acciones como un factor en la selección de corredores-agentes para ejecutar las transacciones de la cartera, con sujeción a la mejor ejecución”.”

Ejemplos de aplicación de la norma antirreciprocidad

En 2008, la FINRA anunció que una multa de 5 millones de dólares impuesta dos años antes a American Fund Distributors por corretaje dirigido se mantendría después de que la compañía de fondos apelara la decisión original ante el Consejo Adjudicativo Nacional, el órgano de apelación de la FINRA.

La CNS confirmó una decisión en la que se determinó que la AFD infringió la norma cuando dirigió más de 98 millones de dólares en comisiones de corretaje a casi 50 sociedades de valores que vendieron sus fondos de inversión entre 2001 y 2003:

AFD es el principal suscriptor y distribuidor de American Funds, una familia de 29 fondos de inversión. Al fallar sobre la apelación de AFD a la decisión del Panel de Audiencia, la NAC concluyó que AFD dispuso la dirección de una cantidad o porcentaje específico de comisiones de corretaje a otras firmas de valores condicionadas a las ventas de esas firmas de acciones de American Funds, una violación de la Regla Anti-Recipo de FINRA.

La NAC también determinó que las solicitudes y acuerdos de la compañía de fondos para la dirección de la intermediación, condicionada a las ventas, estaba directamente en desacuerdo con el objetivo de la Regla Antirreciprocidad, que consiste en "frenar los conflictos de intereses que podrían hacer que las empresas minoristas recomendaran acciones de la compañía de inversión basándose en la recepción de comisiones de esa compañía de inversión."

Nuestro equipo requiere que los redactores utilicen fuentes primarias para respaldar su trabajo. Estos incluyen libros blancos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a investigaciones originales de otras editoriales de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
política editorial.

  1. FINRA. "Acuerdos de compensación con respecto a la venta de acciones de fondos de inversión." Accedido en octubre. 7, 2020.

  2. FINRA. "El Consejo Adjudicativo Nacional de la FINRA confirma una multa de 5 millones de dólares contra los distribuidores de fondos americanos por violar la regla antirreciprocidad de la FINRA." Accedido en octubre. 7, 2020.

Dodaj komentarz