Definición de la lista de espera

Qué es una cotización por la puerta trasera?

En finanzas, el término „cotización por la puerta de atrás” se refiere a una estrategia alternativa utilizada por las empresas privadas que desean pasar a cotizar en bolsa. Una de estas estrategias consiste en adquirir una empresa que ya cotiza en bolsa y luego seguir operando con el símbolo de la empresa adquirida.

Aunque las cotizaciones por la puerta trasera pueden ser más económicas que una oferta pública inicial (OPI) formal, pueden resultar, no obstante, prohibitivamente caras para la empresa privada implicada. A menudo, las empresas que persiguen una cotización por la puerta de atrás deben recurrir a importantes cantidades de deuda para financiar la adquisición del vehículo que cotiza en bolsa.

Puntos clave

  • La cotización por la puerta trasera es un método para convertir una empresa privada en una empresa que cotiza en bolsa, que evita los requisitos normales de cotización de la bolsa elegida.
  • Un ejemplo común de esta estrategia consiste en adquirir una empresa que ya cotiza en bolsa.
  • Las empresas que optan por una cotización por la puerta de atrás suelen ser incapaces de cumplir los principales requisitos de cotización. Estos requisitos pueden incluir niveles mínimos de beneficios antes de impuestos, fondos propios y otros criterios similares.

Cómo funcionan las cotizaciones Back-Door

Hay varios factores clave que influyen en el fenómeno de las salidas a bolsa por la puerta trasera. Para empezar, las empresas pueden verse atraídas por la mayor liquidez que pueden ofrecer las empresas públicas, lo que permite a los fundadores de la empresa privada cobrar más fácilmente sus participaciones. Además, las empresas públicas pueden beneficiarse a veces de condiciones más favorables para la captación de fondos, ya que muchos inversores confían en la mayor supervisión y los requisitos de información exigidos a las empresas públicas.

Por estas razones, muchos propietarios de empresas privadas pueden pensar que su negocio se beneficiaría de cotizar en bolsa. Sin embargo, el coste real de salir a bolsa -en términos de tiempo y dinero- puede ser prohibitivo para la mayoría de las empresas privadas. Al fin y al cabo, el coste inicial de una OPV suele ser de alrededor del 5% de los ingresos totales, y las comisiones adicionales suelen ascender a varios millones de dólares. Los costes recurrentes, como los honorarios anuales de auditoría y los costes de cumplimiento interno, también pueden añadir cientos de miles de dólares a los gastos administrativos de una empresa.

En los casos en los que una empresa privada es capaz de asumir estos costes añadidos, debe, no obstante, enfrentarse a los requisitos formales de cotización impuestos por las distintas bolsas de valores. Por ejemplo, la Bolsa de Nueva York (NYSE) exige a las nuevas empresas que cotizan en bolsa que tengan unos beneficios anuales combinados antes de impuestos de al menos 10 millones de dólares en los últimos 3 años, entre otros varios factores. El mercado de valores Nasdaq también tiene sus propios requisitos.

Ejemplo real de salida a bolsa

XYZ Corporation es una empresa manufacturera de tamaño medio que ha crecido sustancialmente bajo su actual equipo directivo. La dirección de la empresa se siente muy optimista, ya que ha generado beneficios récord en cada uno de los últimos tres años, culminando con un reciente beneficio anual de 3 millones de dólares.

Animados por su reciente éxito, los directivos de XYZ creen que están preparados para hacer la transición a una empresa pública. Al fin y al cabo, razonan que esto beneficiará a sus accionistas al proporcionarles una mayor liquidez, legitimidad y acceso a una recaudación de fondos económica. Para ello, se dispuso a organizar una salida a bolsa en la Bolsa de Nueva York.

Sin embargo, a pesar de sus recientes resultados, XYZ pronto se da cuenta de que todavía no puede ser aceptada por la Bolsa de Nueva York. Una de las razones es su beneficio actual: aunque su crecimiento ha sido fuerte, todavía no ha generado un beneficio acumulado de 10 millones de dólares antes de impuestos en los últimos 3 años.

Ante esta situación, los directivos de XYZ adoptan una estrategia alternativa. En lugar de esperar a cumplir los requisitos de cotización, optan por diseñar una cotización por la puerta de atrás buscando una empresa cotizada relativamente barata y adquiriéndola directamente. Para financiarla, XYZ se ve obligada a recurrir a importantes cantidades de deuda, lo que convierte la adquisición en un tipo de operación de compra apalancada (LBO). Una vez adquirida, la empresa recién comprada puede servir de „vehículo” público de XYZ, lo que le permite obtener los beneficios de la propiedad pública sin cumplir formalmente los nuevos requisitos de cotización.

Nuestro equipo exige a los redactores que utilicen fuentes primarias para respaldar su trabajo. Se trata de libros blancos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a investigaciones originales de otros editores de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
política editorial.

  1. Bolsa de Nueva York. "Visión general de las normas cuantitativas de cotización inicial de la NYSE," Página 2. Accedido en diciembre. 17, 2020.

  2. Nasdaq. "Guía para la cotización inicial." Accedido en diciembre. 17, 2020.

Dodaj komentarz