Definición de la exclusión de responsabilidad canina

Qué es una exclusión de responsabilidad canina?

La exclusión de responsabilidad canina es un tipo de cláusula que suele incluirse en los contratos de seguro de hogar. Su objetivo es liberar a la aseguradora de cualquier responsabilidad relacionada con lesiones o daños materiales causados por perros.

Las exclusiones de responsabilidad canina son sólo uno de los muchos tipos de exclusiones que pueden incluirse en una póliza de seguros, ya sea en el documento original o en forma de enmienda de seguimiento.

Puntos clave

  • La exclusión de responsabilidad canina es un componente de las pólizas de seguro de hogar.
  • Indemniza a la compañía de seguros por los daños causados por los perros del asegurado.
  • Aunque los asegurados pueden contratar específicamente un seguro para sus perros por separado, esto podría resultar caro, especialmente si el perro tiene un historial de mordeduras a personas o de daños a la propiedad.

Cómo funcionan las exclusiones de responsabilidad civil canina

El seguro de hogar es un tipo popular de póliza de seguro que cubre las reclamaciones relacionadas con los hogares privados. Este tipo de pólizas aseguran contra muchos riesgos típicos a los que se enfrentan los propietarios de viviendas, como el robo o los daños debidos al agua, el fuego o el vandalismo. Mientras que algunas pólizas sólo especifican ciertos riesgos que están cubiertos, otras cubren todos los riesgos con la excepción de los excluidos específicamente.

En general, los tipos de riesgos que quedarían excluidos de la cobertura de una póliza de seguro de hogar incluyen grandes catástrofes, como terremotos o guerras, o actos que podrían atribuirse a la propia negligencia del propietario. A veces, sin embargo, también se excluyen otros riesgos, como las exclusiones por responsabilidad civil canina.

La necesidad de una exclusión de responsabilidad canina surgió porque muchas aseguradoras se mostraban reacias a asegurar a los propietarios de ciertas razas de perros consideradas agresivas. Después de todo, los perros tienen el potencial de causar daños a la propiedad o, peor aún, lesiones físicas que podrían dar lugar a demandas y responsabilidades sustanciales. Si el titular de la póliza quiere asegurarse de que está cubierto frente a este riesgo, tendrá que contratar una póliza independiente o un complemento que ofrezca esta cobertura. Sin embargo, esto aumentaría el total de sus primas de seguro e incluso podría requerir que obtuviera una póliza separada de otra aseguradora.

Ejemplo real de una exclusión de responsabilidad canina

Las compañías de seguros tienen dos opciones principales a la hora de determinar el alcance de una exclusión de responsabilidad canina. En algunos casos, la compañía de seguros determinará qué razas de perros están excluidas de la cobertura o puede excluir a todos los perros por defecto. En otros casos, la compañía de seguros puede seguir los estatutos del estado para determinar qué razas no son elegibles para la cobertura.

Algunas razas caninas, como los pastores alemanes, los pitbulls y los rottweilers, suelen considerarse más agresivas y, por tanto, más arriesgadas. Para los propietarios de estas razas de perros, puede resultar prohibitivo asegurar a sus perros, y algunas aseguradoras pueden incluso negarse a asegurarlos por completo. Esto es especialmente cierto si el perro en cuestión tiene un historial de haber mordido a personas o haber causado otras formas de daño.

Dodaj komentarz