Definición de la cláusula de traspaso

¿Qué es una cláusula de traspaso??

Una cláusula cut-through es una disposición del contrato de reaseguro que permite a una parte, distinta de la compañía cedente y la compañía de reaseguros, tener derechos en virtud del acuerdo. Las cláusulas „cut-through” suelen activarse en función de determinados acontecimientos, como la insolvencia de una compañía cedente.

Puntos clave

  • Una cláusula cut-through es una disposición del contrato de reaseguro que permite a una parte, distinta de la cedente y la reaseguradora, tener derechos en virtud del contrato.
  • Las cláusulas de traspaso suelen activarse por eventos específicos, como cuando una compañía cedente se vuelve insolvente.
  • Una cláusula de traspaso podría permitir a un tercero, como otro reasegurador, compañía de seguros o asegurado, acceder a los fondos.

Cómo funciona una cláusula de traspaso

La relación entre la compañía cedente y el reasegurador cambia cuando existe una cláusula cut-through. Un contrato de reaseguro se realiza entre una compañía cedente, como una compañía de seguros, y una compañía de reaseguros. Una compañía de seguros siempre corre el riesgo de que se produzca un evento que dé lugar al pago de las reclamaciones de seguros realizadas por sus asegurados. Una compañía de seguros puede reducir el riesgo de que sus pólizas sean pagadas cediendo o transfiriendo algunas de sus pólizas a otra aseguradora, llamada reaseguradora. La compañía de reaseguros recibe una parte de las pólizas de la compañía cedente y, a cambio, recibe una parte de las primas ganadas por la compañía cedente -llamada cesión- de sus clientes asegurados.

Como resultado, la compañía de reaseguros se compromete a indemnizar a la compañía cedente por las reclamaciones presentadas. El contrato de reaseguro suele ser entre la cedente y la reaseguradora y no entre otras partes, como los asegurados. En otras palabras, ni siquiera el asegurado puede obligar a la compañía de reaseguros a actuar, ya que el asegurado no forma parte de la relación contractual entre la cedente y el reasegurador. Sin embargo, una cláusula cut-through cambia esta relación contractual permitiendo que un tercero tenga derechos contra la compañía de reaseguros.

Sin embargo, estos derechos sólo entran en vigor si se activa la cláusula cut-through. La cláusula cut-through es una cláusula del contrato de reaseguro que permite a un tercero tener derechos en determinadas circunstancias. La cláusula cut-through es una cláusula que atraviesa el contrato. Sin embargo, también puede ser necesario un endoso cut-through, que es un añadido independiente que permite a un tercero presentar una reclamación por daños y perjuicios a la reaseguradora si la cedente no puede pagar.

Cómo se utiliza la cláusula de traspaso

Las cláusulas de „cut-through” suelen incluirse en los contratos de reaseguro cuando la compañía cedente tiene problemas o se vuelve financieramente insolvente, es decir, no puede pagar sus deudas. También puede incluirse una cláusula de transferencia, que permite que el reasegurador pague los siniestros. Normalmente, los asegurados que obtienen derechos en virtud de la cláusula son los más necesitados de protección cuando la compañía de seguros es insolvente y no puede hacer frente a los pagos de los siniestros, o es liquidada por los reguladores de seguros.

Las pólizas de seguro y las relaciones entre las compañías de reaseguro, las cedentes y los asegurados pueden llegar a ser bastante complejas. Incluso las reaseguradoras, por ejemplo, ceden algunas de sus pólizas a otras reaseguradoras en un proceso llamado retrocesión. La compañía de reaseguros receptora de pólizas de otro reasegurador se denomina retrocesionario.

Todas estas acciones de cesión de pólizas de una compañía de seguros a otra ayudan a la industria aseguradora a repartir el riesgo de siniestros que paga una aseguradora. En otras palabras, las pólizas cedidas ayudan a evitar que una aseguradora soporte la mayor parte de los pagos después de un evento importante, como un desastre natural.

Una cláusula cut-through permite a terceros, como reaseguradores, compañías de seguros y asegurados, modificar el acuerdo de reaseguro original y acceder a fondos o derechos dentro de ese acuerdo.

Sin embargo, las circunstancias pueden convertirse en un reto cuando un reasegurador tiene una obligación con la cedente, mientras que los asegurados también presentan una reclamación de dinero a la cedente. En consecuencia, un reasegurador puede verse atrapado entre las demandas conflictivas del asegurado, la cedente y otros reaseguradores. Una cláusula cut-through claramente definida puede ayudar en estas situaciones difíciles, especialmente si la cedente es insolvente.

Ventajas de la cláusula de traspaso

Las cláusulas „cut-through” presentan numerosas ventajas para todas las partes implicadas, incluidos el asegurado, el reasegurador y la compañía de seguros cedente.

Los asegurados

Los asegurados se benefician de la protección adicional que ofrecen las cláusulas de cesión. En lugar de tener que trabajar con los reguladores de seguros para presentar reclamaciones contra un asegurador insolvente, los asegurados pueden trabajar directamente con el reasegurador.

Compañía de seguros cedente

Las aseguradoras cedentes consideran que la cláusula es útil porque hace que la compañía de reaseguros garantice el pago de los siniestros, lo que permite que una compañía que normalmente no puede atraer a clientes comerciales más grandes parezca más estable y, por tanto, más atractiva.

Compañía de reaseguros

Las reaseguradoras consideran que la cláusula es útil porque puede permitirles prestar servicios en áreas en las que no tiene licencia. Una cláusula cut-through funciona como una herramienta competitiva, que permite al reasegurador captar un determinado tipo de negocio de reaseguro. Sin embargo, también se puede adjuntar un endoso de corte, que puede ayudar a las reaseguradoras que no tienen licencia en una zona concreta a proporcionar reaseguro.

Dodaj komentarz