Definición de la cláusula de desescalada

Qué es una cláusula de desescalada?

Una cláusula de desescalada es un artículo de un contrato que prevé una disminución del precio si se produce un descenso de determinados costes. Es lo contrario de una cláusula de desescalada.

Puntos clave

  • Una cláusula de desescalada es una disposición contractual que permite bajar los precios una vez firmado el contrato.
  • Es lo contrario de una cláusula de escalada, que permite subir los precios.
  • Las cláusulas de desescalada pueden ayudar a garantizar que los contratos sean justos y sostenibles para ambas partes.

Comprender las cláusulas de desescalada

Las cláusulas de desescalada están diseñadas para garantizar que los términos de un contrato sigan siendo justos incluso si las condiciones del mercado cambian después de la firma del contrato.

Estas cláusulas pueden ser especialmente útiles en situaciones en las que existe una importante volatilidad en el precio de los bienes o servicios intercambiados. Por ejemplo, los costes de envío pueden ser más altos de lo normal cuando se firma un contrato en tiempos de precios del petróleo inusualmente altos. Una cláusula de desescalada corregirá eso bajando el precio de envío contratado si los precios del petróleo bajan durante la vida del contrato.

La forma exacta de las cláusulas de desescalada variará en función del sector. Por ejemplo, los deportistas profesionales pueden incluir en sus contratos cláusulas de reducción de sueldo si no juegan la mayoría de los partidos de la temporada regular. Una empresa de mantenimiento de equipos, por el contrario, puede tener una cláusula que estipule que sus cuotas de mantenimiento se reducirán si el valor de los equipos que se mantienen se deprecia.

Cláusulas combinadas

Las cláusulas de descalificación se utilizan a menudo en combinación con las cláusulas de escalada, para garantizar la equidad para ambas partes. Por ejemplo, un contrato de transporte puede contener cláusulas para aumentar o disminuir el precio del envío en función de los cambios en el precio del combustible.

Ejemplo de cláusula de descalificación

Por ejemplo, supongamos que una fábrica se compromete a comprar un componente a 100 dólares por unidad en un momento en que el coste de producción de ese componente es de 80 dólares por unidad. Ambas partes acuerdan que un margen de beneficio del 20% para el proveedor es justo y le permitirá seguir cumpliendo el contrato mientras los suministros sean necesarios para la fábrica.

Pero ¿qué ocurre si el coste de producción del componente disminuye después de la firma del contrato, i.e. a 40 dólares por unidad? En esa situación, el margen de beneficio del proveedor aumentaría al 60%. El cliente puede considerar que esta situación es excesivamente cara. Si no se modifica el precio contratado, la fábrica podría verse cada vez más tentada a buscar suministros más baratos en otra parte.

Para mitigarlo, las partes pueden acordar una cláusula de desescalada en la que se establezca que, si el precio del suministro de los componentes disminuye después de la firma del contrato, una parte o la totalidad de esa disminución se trasladará al cliente en forma de precios más bajos. Esto puede ayudar a minimizar las disputas contractuales y mantener el flujo de negocios sin problemas para ambas partes.

Dodaj komentarz