Definición de Earnings Management

Qué es la gestión de beneficios?

La gestión de beneficios es el uso de técnicas contables para producir estados financieros que presenten una visión excesivamente positiva de las actividades comerciales y la situación financiera de una empresa. Muchas normas y principios contables exigen que la dirección de una empresa haga juicios de valor al seguir estos principios. La gestión de los beneficios se aprovecha de la aplicación de las normas contables y crea estados financieros que inflan o „suavizan” los beneficios.

Puntos clave

  • En contabilidad, la gestión de beneficios es un método de manipulación de los registros financieros para mejorar la apariencia de la posición financiera de la empresa.
  • Las empresas utilizan la gestión de los beneficios para aparentar que son constantes y suavizar las fluctuaciones de los mismos.
  • Una de las formas más populares de manipular los registros financieros es utilizar una política contable que genere mayores ganancias a corto plazo.

0:56

Gestión de los beneficios

Cómo entender la gestión de los beneficios

Las ganancias se refieren a los ingresos netos o beneficios de una empresa durante un período determinado, como un trimestre o un año fiscal. Las empresas utilizan la gestión de beneficios para suavizar las fluctuaciones de los mismos y presentar unos beneficios más consistentes cada mes, trimestre o año. Las grandes fluctuaciones en los ingresos y gastos pueden ser una parte normal de las operaciones de una empresa, pero los cambios pueden alarmar a los inversores que prefieren ver la estabilidad y el crecimiento. El precio de las acciones de una empresa suele subir o bajar tras el anuncio de los beneficios, dependiendo de si éstos cumplen o no las expectativas de los analistas.

La dirección puede sentirse presionada para gestionar los beneficios manipulando las prácticas contables de la empresa para cumplir las expectativas financieras y mantener el precio de las acciones de la empresa. Muchos ejecutivos reciben bonificaciones basadas en el rendimiento de los beneficios, y otros pueden optar a opciones sobre acciones cuando el precio de éstas aumenta. Muchas formas de manipulación de los beneficios acaban siendo descubiertas por una empresa de auditoría o por las declaraciones obligatorias de la SEC (Comisión de Valores y Bolsa).

Importante

La Comisión del Mercado de Valores (SEC) ha presentado cargos contra directivos que han realizado una gestión fraudulenta de los beneficios. La SEC también exige que los estados financieros de las empresas que cotizan en bolsa estén certificados por el director general (CEO) o el director financiero (CFO).

Ejemplos de gestión de beneficios

Un método de manipulación a la hora de gestionar los beneficios es cambiar una política contable que genere mayores ganancias a corto plazo. Por ejemplo, supongamos que un minorista de muebles utiliza el método de „último en entrar, primero en salir” (LIFO) para contabilizar el coste de los artículos de inventario vendidos. En el sistema LIFO, las unidades más nuevas compradas se consideran vendidas primero. Dado que los costes de inventario suelen aumentar con el tiempo, las unidades más nuevas son más caras, lo que genera un mayor coste de las ventas y un menor beneficio. Si el minorista cambia al método FIFO (first-in, first-out) para reconocer los costes de inventario, la empresa considera que las unidades más antiguas y menos costosas se venden primero. El sistema FIFO crea un gasto menor en el coste de las mercancías vendidas y, por tanto, un mayor beneficio, de modo que la empresa puede registrar mayores ingresos netos en el período actual.

Otra forma de gestión de los beneficios consiste en cambiar la política de la empresa para capitalizar más costes en lugar de cargarlos inmediatamente. La capitalización de costes como activos retrasa el reconocimiento de los gastos y aumenta los beneficios a corto plazo. Supongamos, por ejemplo, que la política de la empresa dicta que todos los artículos comprados por debajo de 5.000 dólares se contabilizan inmediatamente como gastos y que los costes superiores a 5.000 dólares pueden capitalizarse como activos. Si la empresa cambia la política y empieza a capitalizar todos los artículos de más de 1.000 dólares, los gastos disminuyen a corto plazo y los beneficios aumentan.

Factorización de la información contable

Sin embargo, un cambio en la política contable debe explicarse a los lectores de los estados financieros, y esa información suele figurar en una nota a pie de página de los estados financieros. La divulgación es necesaria debido al principio contable de coherencia. Los estados financieros son coherentes si la empresa utiliza las mismas políticas contables cada año, ya que permite al usuario de los estados financieros identificar fácilmente las variaciones al observar la tendencia histórica de la empresa. Por lo tanto, cualquier cambio de política debe explicarse al lector del informe financiero. Como resultado, este tipo de manipulación de los beneficios suele quedar al descubierto.

Dodaj komentarz