Definición de distribución asimétrica

Qué es la distribución asimétrica?

La distribución asimétrica es una situación en la que los valores de las variables se dan con frecuencias irregulares y la media, la mediana y la moda se dan en puntos diferentes. Una distribución asimétrica presenta asimetría. Por el contrario, una distribución gaussiana o normal, cuando se representa en un gráfico, tiene forma de campana y los dos lados del gráfico son simétricos.

Puntos clave

  • La distribución asimétrica se produce cuando la distribución de los rendimientos de la inversión de un activo exhibe un patrón distorsionado o sesgado.
  • La distribución asimétrica es lo contrario de la distribución simétrica, que es cuando los rendimientos de las inversiones siguen un patrón regular que suele representarse como una curva de campana.
  • Una curva de campana es un tipo de gráfico común en las inversiones que muestra la distribución de los datos y puede ayudar a los inversores a analizar los rendimientos históricos de un activo.
  • Durante la volatilidad del mercado, el rendimiento de una inversión puede estar sesgado, dando lugar a patrones de distribución asimétricos.

Comprender la distribución asimétrica

La curva de campana es un tipo de gráfico común que muestra la distribución de los datos. Los rendimientos del mercado de valores a veces se asemejan a las curvas de campana, por lo que es conveniente que los inversores los analicen en busca de patrones de distribución de probabilidad de los rendimientos de un activo.

La distribución asimétrica se produce cuando la distribución de los rendimientos de la inversión no es simétrica con asimetría cero. Una distribución sesgada negativamente se conoce como sesgada a la izquierda porque tiene una cola izquierda más larga en el gráfico. Por el contrario, una distribución con sesgo positivo se denomina sesgo derecho y tiene una cola derecha más larga.

Los inversores deberían preocuparse por cómo se distribuyen los datos de rentabilidad de las inversiones. Las clases de activos (acciones, bonos, materias primas, divisas, bienes inmuebles, etc.) están sujetos a diversas distribuciones de rendimiento. Esto también es cierto para los sectores dentro de esas clases de activos (e.g., tecnología, salud, productos básicos, etc.), así como las carteras que comprenden combinaciones de estas clases de activos o sectores.

Empíricamente, siguen patrones de distribución asimétrica. Esto se debe a que el rendimiento de las inversiones suele estar sesgado por periodos de alta volatilidad del mercado o por políticas fiscales y monetarias inusuales durante los cuales los rendimientos pueden ser anormalmente altos o bajos.

Asimétrico vs. Distribución simétrica

En contraste con la distribución asimétrica, la distribución simétrica se produce cuando los valores de las variables aparecen con frecuencias predecibles y la media, la mediana y la moda se dan en los mismos puntos. La curva de campana es un ejemplo clásico de distribución simétrica. Si se trazara una línea por el centro de la curva, los lados izquierdo y derecho serían imágenes especulares el uno del otro. La distribución simétrica, un concepto básico en la negociación técnica, supone que, con el tiempo, la acción del precio de un activo se ajustará a esta curva de distribución.

Los valores de primer orden suelen mostrar un patrón de curva de campana predecible y suelen tener una menor volatilidad.

Ejemplos de distribución asimétrica

El alejamiento de las rentabilidades „normales” se ha producido con mayor frecuencia en las dos últimas décadas, empezando por la burbuja de Internet de finales de los 90. Esta volatilidad continuó durante otros acontecimientos notables, como los atentados terroristas del 11 de septiembre, el colapso de la burbuja inmobiliaria y la subsiguiente crisis financiera, y durante los años de flexibilización cuantitativa, que llegó a su fin en 2017. La retirada de la política monetaria fácil sin precedentes del Consejo de la Reserva Federal puede ser el siguiente capítulo de la volatilidad de los mercados y de una distribución más asimétrica de los rendimientos de las inversiones.

Consideraciones especiales

Dado que los acontecimientos perturbadores y los fenómenos extraordinarios se producen con más frecuencia de lo esperado, los inversores pueden mejorar sus modelos de asignación de activos incorporando hipótesis de distribución asimétrica. Los marcos tradicionales de media-varianza desarrollados por Harry Markowitz se basaban en la suposición de que los rendimientos de las clases de activos se distribuyen normalmente. Los modelos tradicionales de asignación de activos funcionan bien en entornos de mercado „normales” persistentes.

Sin embargo, los modelos tradicionales de asignación de activos pueden no proteger las carteras de graves riesgos de caída cuando los mercados se vuelven anormales. La modelización con hipótesis de distribución asimétrica puede ayudar a reducir la volatilidad de las carteras y reducir los riesgos de pérdida de capital.

Dodaj komentarz