Definición de declive

Qué es una depreciación?

Un descenso es una situación en la que el precio de un valor disminuye en un día de negociación y posteriormente cierra a un valor inferior al de apertura. Puede utilizarse en referencia a otras métricas, como los ingresos y los gastos, utilizadas para medir el rendimiento del valor en cuestión. Un descenso puede producirse por varias razones, entre ellas una reducción del valor intrínseco de la empresa o como resultado de la caída del precio del valor por debajo de su nivel de soporte.

Puntos clave

  • El descenso se refiere a la caída de la cotización de un valor determinado en el transcurso de un día de negociación.
  • Un descenso puede deberse a varias razones, como la reducción del valor intrínseco de una empresa o la caída del precio del valor por debajo de su nivel de soporte.
  • Los analistas utilizan la disminución del valor como indicador del rendimiento.

Cómo entender los descensos

Además de declive, los inversores y analistas utilizan otros términos sinónimos, como reducción, disminución, bajada, tendencia a la baja, devaluación, depreciación, disminución, reflujo, caída y desplome para describir un crecimiento negativo o una tendencia de crecimiento negativa. El descenso suele producirse en el precio de las acciones, los ingresos, los gastos, los beneficios, los beneficios por acción, los activos, los pasivos, los fondos propios y el flujo de caja, y se calcula utilizando la fórmula de la tasa de crecimiento, que es el producto del valor final menos el valor inicial dividido por el valor inicial multiplicado por 100. Si es positiva, hay un aumento del crecimiento. Si es negativo, hay una disminución del crecimiento.

Cómo se utilizan los descensos

En general, los analistas consideran que un descenso es indicativo de malos resultados. Sin embargo, un descenso en algunas partidas de los estados financieros puede ser un signo de fortaleza. Por ejemplo, una disminución de los gastos puede indicar una mayor eficiencia empresarial. Una disminución de las deudas puede ser indicativa de un aumento de los flujos de caja o de una mejora de los beneficios. Un descenso en las tasas conlleva diferentes interpretaciones según el objetivo estudiado. Para algunos, es un signo de mejora de la gestión, pero para otros, es un signo de mala responsabilidad empresarial. Sin embargo, la mayoría está de acuerdo en que un descenso de los beneficios es desfavorable. Al igual que con cualquier medición, la interpretación puede variar. Por sí sola, una disminución no ofrece una imagen completa de la salud y la eficiencia operativa de una organización. Utilizado con otras mediciones, es una herramienta útil para el análisis.

Ejemplo

Si una empresa tiene ventas por un total de 100.000 dólares en el año 1 y ventas por un total de 150.000 dólares en el año 2, la tasa de crecimiento es del 50% ((150.000 dólares – 100.000 dólares) / 100.000 dólares x 100). En este ejemplo, es evidente que las ventas aumentaron, lo que equivaldría a un mayor crecimiento. Si las ventas disminuyeran en el año 2 en 50.000 dólares, la tasa de crecimiento sería del -50%, lo que indica una disminución del crecimiento ((50.000 – 100.000 dólares) / 100.000 dólares x 100).

Dodaj komentarz