Definición de daños compensatorios

Qué son los daños compensatorios?

La indemnización por daños y perjuicios es el dinero que se concede al demandante para compensar los daños y perjuicios sufridos. Los daños compensatorios se conceden en casos judiciales civiles cuando se ha producido una pérdida como resultado de la negligencia o la conducta ilegal de otra parte.

Para recibir una indemnización por daños y perjuicios, el demandante debe demostrar que se ha producido una pérdida y que ésta es imputable al demandado. El demandante también debe ser capaz de cuantificar el importe de la pérdida a los ojos del jurado o del juez.

Lo más importante

  • Los daños compensatorios representan el dinero concedido a un demandante en un juicio.
  • Este tipo de indemnización se concede en los tribunales civiles.
  • Hay dos tipos de daños compensatorios: generales y reales.
  • Los daños reales están destinados a proporcionar fondos para reemplazar sólo lo que se perdió.
  • Los daños compensatorios generales concedidos son más complejos, ya que estos daños compensatorios no representan un gasto monetario.

Comprensión de los daños y perjuicios compensatorios

Los daños reales pretenden proporcionar la cantidad monetaria necesaria para reemplazar lo que se perdió y nada más. Por lo general, los daños compensatorios se conceden en los tribunales civiles para compensar los daños, las lesiones o cualquier otra pérdida sufrida. Como veremos más adelante, se diferencian de los daños punitivos y de los triples.

Ejemplos de daños compensatorios reales

  • Facturas médicas y hospitalarias
  • Tratamientos médicos
  • Gastos de rehabilitación
  • Terapia física
  • Gastos de ambulancia
  • Medicamentos y fármacos recetados
  • Cuidados en residencias de ancianos
  • Servicios domésticos
  • Equipamiento médico
  • Pérdida de salarios o de ingresos laborales
  • Aumento de los gastos de subsistencia
  • Reemplazo o reparación de la propiedad
  • Transporte

Para obtener una indemnización real, el demandante debe demostrar que las pérdidas sufridas equivalen a un valor monetario determinado.

Los daños compensatorios pueden clasificarse en dos tipos: reales y generales.

Ejemplos de daños compensatorios generales

Los daños compensatorios generales, por su parte, incluyen estimaciones de pérdidas que no implican un gasto monetario real. Algunos tribunales utilizan el „método del multiplicador”, que calcula los daños generales multiplicando la suma total de los daños reales por un número que indica la gravedad de la lesión.

En otras jurisdicciones, los tribunales utilizan el método „per diem”, que asigna un valor en dólares a cada día que sufre el demandante y suma el valor de todos esos días. En algunos casos, un tribunal utilizará un híbrido de estos dos métodos para calcular los daños compensatorios generales. Estos daños compensatorios generales incluyen:

  • Angustia mental
  • Desfiguración
  • Gastos médicos futuros
  • Los salarios perdidos en el futuro
  • Dolor y sufrimiento físico a largo plazo
  • Pérdida de consorcio
  • Inconvenientes
  • Pérdida del disfrute de la vida
  • Pérdida de oportunidades

La indemnización por daños y perjuicios se suele conceder en los juicios por negligencia médica, normalmente por las facturas médicas, las facturas del hospital, los gastos de rehabilitación y la compensación por el lucro cesante. Algunos daños compensatorios pueden ser difíciles de evaluar. Por ejemplo, el valor de los salarios perdidos será mucho mayor para un miembro de la sociedad más acomodado que para alguien pobre o jubilado.

Daños compensatorios frente a. Daños punitivos

Los daños compensatorios difieren de los daños punitivos, que pueden compensar más allá de cualquier pérdida o daño incurrido y están destinados a proporcionar un incentivo contra la repetición del acto que causó la pérdida o los daños del demandante.

Los casos relacionados con los daños compensatorios y punitivos son una importante fuente de debate en el ámbito de los seguros de salud, ya que los defensores de la reforma de los daños alegan que una indemnización excesiva por encima de la pérdida real sufrida puede aumentar el coste global de la asistencia sanitaria.

Los daños compensatorios tienen como objetivo compensar al demandante de una demanda con suficiente dinero para cubrir la pérdida causada por el demandado.

Daños compensatorios frente a. Daños triples

Los daños triples son también un tipo de daño punitivo, destinado a disuadir a otros de cometer el mismo delito. A menudo, los daños triples -que indican que existe una ley para conceder a un demandante hasta el triple de los daños reales o compensatorios- se invocan cuando un demandante ha violado una ley de forma deliberada o intencionada.

Preguntas frecuentes sobre los daños compensatorios

¿Cuál es otra palabra para indemnización??

Otra palabra para describir los daños compensatorios es compensación, redención o remuneración.

Qué es una actividad compensatoria?

En lo que respecta al derecho, las actividades compensatorias suelen concederse en forma de pagos monetarios.

Cuáles son los 3 tipos de daños?

Los tres tipos de daños son los económicos, los no económicos y los punitivos.

Qué son los daños compensatorios en general?

Los daños compensatorios generales cubren todos los daños no monetarios cuando se refieren a una reclamación por daños, como el dolor y el sufrimiento.

¿Incluye la indemnización por daños y perjuicios el sufrimiento emocional??

Los daños compensatorios pueden referirse a la angustia emocional, incluida la angustia mental y la pérdida de disfrute de la vida.

El resultado final

Para recibir una indemnización por daños y perjuicios, el demandante tiene que demostrar que se ha producido una pérdida. Los daños compensatorios, como su nombre indica, pretenden "compensar" cualquier daño, ya sea físico, emocional o mental. No hay que confundirlos con los daños punitivos o triples.

Dodaj komentarz