Definición de coste de capital

Qué es el coste del capital?

El coste del capital es el cálculo que hace una empresa de la rentabilidad mínima necesaria para justificar la realización de un proyecto de presupuesto de capital, como la construcción de una nueva fábrica.

El término coste de capital es utilizado por analistas e inversores, pero siempre es una evaluación de si una decisión proyectada puede ser justificada por su coste. Los inversores también pueden utilizar el término para referirse a la evaluación de la rentabilidad potencial de una inversión en relación con su coste y sus riesgos.

Muchas empresas utilizan una combinación de deuda y capital para financiar la expansión del negocio. Para estas empresas, el coste global del capital se obtiene del coste medio ponderado de todas las fuentes de capital. Esto se conoce como el coste medio ponderado del capital (WACC).

Puntos clave

  • El coste del capital representa el rendimiento que una empresa debe obtener para justificar el coste de un proyecto de capital, como la compra de nuevos equipos o la construcción de un nuevo edificio.
  • El coste de capital engloba el coste de los fondos propios y de la deuda, ponderado en función de la estructura de capital preferente o existente de la empresa. Esto se conoce como el coste medio ponderado del capital (WACC).
  • Las decisiones de inversión de una empresa en nuevos proyectos deben generar siempre un rendimiento superior al coste del capital utilizado para financiar el proyecto. De lo contrario, el proyecto no generará rentabilidad para los inversores.

1:34

Coste del capital

Entender el coste del capital

El concepto de coste de capital es una información clave para determinar la tasa crítica de rentabilidad de un proyecto. Una empresa que se embarca en un proyecto de gran envergadura debe saber cuánto dinero tendrá que generar el proyecto para compensar el coste de emprenderlo y seguir generando beneficios para la empresa.

El coste del capital, desde la perspectiva de un inversor, es una evaluación del rendimiento que puede esperarse de la adquisición de acciones o de cualquier otra inversión. Se trata de una estimación y puede incluir los mejores y peores escenarios. Un inversor puede fijarse en la volatilidad (beta) de los resultados financieros de una empresa para determinar si el coste de una acción está justificado por su rentabilidad potencial.

Coste medio ponderado del capital (WACC)

El coste de capital de una empresa suele calcularse mediante la fórmula del coste medio ponderado del capital, que tiene en cuenta el coste de la deuda y del capital social.

Cada categoría de capital de la empresa se pondera proporcionalmente para llegar a un índice mixto, y la fórmula tiene en cuenta todos los tipos de deuda y capital del balance de la empresa, incluidas las acciones ordinarias y preferentes, los bonos y otras formas de deuda.

Hallar el coste de la deuda

El coste del capital se convierte en un factor para decidir qué vía de financiación seguir: deuda, capital o una combinación de ambas.

Las empresas en fase inicial rara vez disponen de activos considerables para pignorarlos como garantía de los préstamos, por lo que la financiación con fondos propios se convierte en el modo de financiación por defecto. Las empresas menos consolidadas con un historial operativo limitado pagarán un coste de capital más alto que las empresas más antiguas con un historial sólido, ya que los prestamistas e inversores exigirán una prima de riesgo más alta para las primeras.

El coste de la deuda es simplemente el tipo de interés que paga la empresa por su deuda. Sin embargo, como los gastos de intereses son deducibles de impuestos, la deuda se calcula después de impuestos de la siguiente manera

Coste de la deuda = Coste de los intereses Deuda total × ( 1 T ) donde: Coste de los intereses = Int. pagados sobre la deuda actual de la empresa T = El tipo impositivo marginal de la empresa \N – Inicio &\text{Coste de la deuda}=\frac{text{gastos de intereses}{text{deuda total}} \times (1 – T) \frac &\textbf{donde:}\\\\\\a &\text{Gastos de interés}=\text{Int. que se paga por la deuda actual de la empresa}\ &T=texto {el tipo impositivo marginal de la empresa}\\pendiente{alineado} Coste de la deuda=Deuda totalGastos de intereses×(1-T)donde:Gastos de intereses=Int. pagado por la deuda actual de la empresaT=Tipo impositivo marginal de la empresa

El coste de la deuda también puede estimarse añadiendo un diferencial de crédito al tipo sin riesgo y multiplicando el resultado por (1 – T).

Cómo hallar el coste del capital

El coste de los fondos propios es más complicado, ya que la tasa de rendimiento exigida por los inversores en fondos propios no está tan claramente definida como la de los prestamistas. El coste de los fondos propios se aproxima mediante el modelo de valoración de activos de capital de la siguiente manera:

C A P M ( Coste de los fondos propios ) = R f + β ( R m R f ) donde: R f = tasa de rendimiento libre de riesgo R m = tasa de rendimiento del mercado \textbf &CAPM(\text{Coste de los fondos propios})= R_f + \beta(R_m – R_f) \\begin{alineado} &\textbf{donde:}\\\\️ &R_f=texto{tasa de rendimiento libre de riesgo}\\\️ &R_m=\texto{tasa de rendimiento del mercado}\\\final{alineado} CAPM(Coste de los fondos propios)=Rf+β(Rm-Rf)donde:Rf=tasa de rendimiento libre de riesgoRm=tasa de rendimiento de mercado

La beta se utiliza en la fórmula del CAPM para estimar el riesgo, y la fórmula requeriría la propia beta de las acciones de una empresa pública. En el caso de las empresas privadas, se estima una beta basada en la beta media de un grupo de empresas públicas similares. Los analistas pueden afinar esta beta calculándola después de impuestos. Se supone que la beta de una empresa privada será la misma que la beta media del sector.

El coste global del capital de la empresa se basa en la media ponderada de estos costes.

Por ejemplo, consideremos una empresa con una estructura de capital compuesta por un 70% de acciones y un 30% de deuda; su coste de las acciones es del 10% y el coste después de impuestos de la deuda es del 7%.

Por tanto, su WACC sería:

( 0.7 × 10 % ) + ( 0.3 × 7 % ) = 9.1 % (0.7 veces 10\%) + (0.3 \times 7\%) = 9.1\% (0.7×10%)+(0.3×7%)=9.1%

Este es el coste de capital que se utilizaría para descontar los flujos de caja futuros de los posibles proyectos y otras oportunidades para estimar su valor actual neto (VAN) y su capacidad de generar valor.

Las empresas se esfuerzan por conseguir la combinación óptima de financiación en función del coste del capital de las distintas fuentes de financiación. La financiación con deuda es más eficiente desde el punto de vista fiscal que la financiación con acciones, ya que los gastos de intereses son deducibles y los dividendos de las acciones ordinarias se pagan con dólares después de impuestos. Sin embargo, un endeudamiento excesivo puede dar lugar a niveles de apalancamiento peligrosamente elevados, obligando a la empresa a pagar tipos de interés más altos para compensar el mayor riesgo de impago

La diferencia entre el coste del capital y el tipo de descuento 

El coste del capital y la tasa de descuento son algo similar y los términos se utilizan a menudo indistintamente. El coste del capital suele ser calculado por el departamento financiero de una empresa y utilizado por la dirección para establecer una tasa de descuento (o tasa crítica de rentabilidad) que debe superarse para justificar una inversión.

Dicho esto, la dirección de una empresa debería cuestionar sus cifras de coste de capital generadas internamente, ya que pueden ser tan conservadoras que disuadan de invertir.

El coste del capital también puede variar en función del tipo de proyecto o iniciativa; una iniciativa muy innovadora pero arriesgada debería tener un coste de capital más elevado que un proyecto de actualización de equipos o programas informáticos esenciales con un rendimiento probado.

Ejemplos del mundo real

Cada sector tiene su propio coste medio de capital predominante.

Las cifras varían mucho. La construcción de viviendas tiene un coste de capital relativamente alto, del 6.35, según una recopilación de la Stern School of Business de la Universidad de Nueva York. El de los comercios minoristas es relativamente bajo, del 1.98%.

El coste del capital también es alto entre las empresas de biotecnología y medicamentos, los fabricantes de acero, las empresas de software de Internet y las empresas integradas de petróleo y gas. Estos sectores suelen requerir importantes inversiones de capital en investigación, desarrollo, equipos y fábricas.

Entre los sectores con menores costes de capital se encuentran los bancos de centros monetarios, las compañías eléctricas, los fondos de inversión inmobiliaria (REIT) y las empresas de servicios públicos (tanto generales como de agua). Estas empresas pueden necesitar menos equipamiento o beneficiarse de flujos de caja muy estables.

Por qué es importante el coste del capital?

La mayoría de las empresas se esfuerzan por crecer y expandirse. Puede haber muchas opciones: ampliar una fábrica, comprar a un rival, construir una nueva fábrica más grande. Antes de que la empresa se decida por alguna de estas opciones, determina el coste de capital de cada proyecto propuesto. Indica el tiempo que tardará el proyecto en amortizar lo que ha costado, y el rendimiento que obtendrá en el futuro. Estas proyecciones son siempre estimaciones, por supuesto. Pero la empresa debe seguir una metodología razonable para elegir entre sus opciones.

¿Cuál es la diferencia entre el coste del capital y la tasa de descuento??

Los dos términos suelen utilizarse indistintamente, pero hay una diferencia. En las empresas, el coste del capital lo determina generalmente el departamento de contabilidad. Es un cálculo relativamente sencillo del punto de equilibrio del proyecto. El equipo directivo utiliza ese cálculo para determinar la tasa de descuento, o tasa crítica de rentabilidad, del proyecto. Es decir, deciden si el proyecto puede ofrecer una rentabilidad suficiente no sólo para amortizar sus costes sino para recompensar a los accionistas de la empresa.

Nuestro equipo exige a los redactores que utilicen fuentes primarias para respaldar su trabajo. Estos incluyen libros blancos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a investigaciones originales de otras editoriales de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
política editorial.

  1. Universidad de Nueva York Stern School of Business. "Estudio del sector." Accedido en octubre. 21, 2021.

Dodaj komentarz