Definición de comercio

Qué es el comercio?

El comercio es la realización de intercambios entre agentes económicos. En general, el comercio se refiere al intercambio de bienes, servicios o algo de valor, entre empresas o entidades. Desde una perspectiva amplia, las naciones se preocupan por gestionar el comercio de forma que mejore el bienestar de los ciudadanos, proporcionando puestos de trabajo y produciendo bienes y servicios beneficiosos.

Puntos clave

  • El comercio ha existido desde los primeros días de la civilización humana, cuando los seres humanos hacían trueques, hasta el desarrollo más complejo de las rutas comerciales y las empresas.
  • Actualmente, el comercio se refiere a las compras y ventas macroeconómicas de bienes y servicios por parte de las organizaciones.
  • El comercio es un subconjunto de los negocios que se centra en el aspecto de la distribución de los negocios en contraposición a la parte de la producción.
  • La compra o venta de un solo artículo se conoce como transacción, mientras que todas las transacciones de ese artículo en una economía se conocen como comercio.
  • El comercio conduce a la prosperidad de las naciones y a un mayor nivel de vida, pero si no se controla o no se regula, puede dar lugar a externalidades negativas.
  • El comercio electrónico es una variante del comercio en la que los bienes se venden electrónicamente a través de Internet.

Entender el comercio

El comercio ha existido desde el momento en que los seres humanos comenzaron a intercambiar bienes y servicios entre sí. Desde los primeros tiempos del trueque hasta la creación de monedas y el establecimiento de rutas comerciales, los seres humanos han buscado formas de intercambiar bienes y servicios y construir un proceso de distribución en torno a este proceso.

Hoy en día, el comercio se refiere normalmente a las compras y ventas macroeconómicas de bienes y servicios por parte de grandes organizaciones a escala. La venta o compra de un solo artículo por parte de un consumidor se define como una transacción, mientras que el comercio se refiere a todas las transacciones relacionadas con la compra y venta de ese artículo en una economía. La mayor parte del comercio se realiza a nivel internacional y representa la compra y venta de bienes entre naciones.

Es importante señalar que el comercio no tiene el mismo significado que „negocios”, sino que es un subconjunto de los negocios. El comercio no se refiere al proceso de fabricación o producción de las empresas, sino sólo al proceso de distribución de bienes y servicios. El aspecto de la distribución abarca una amplia gama de áreas, como la logística, la política, la reglamentación, el derecho, la sociedad y la economía.

Aplicación y gestión del comercio

Cuando se gestiona adecuadamente, la actividad comercial puede mejorar rápidamente el nivel de vida de una nación y aumentar su posición en el mundo. Sin embargo, cuando se permite que el comercio no esté regulado, las grandes empresas pueden volverse demasiado poderosas e imponer externalidades negativas a los ciudadanos en beneficio de los propietarios de las empresas. Muchos países han creado organismos gubernamentales encargados de promover y gestionar el comercio, como el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

Grandes organizaciones con cientos de países como miembros también regulan el comercio transfronterizo. Por ejemplo, la Organización Mundial del Comercio (OMC) y su predecesor, el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), establecieron normas para los aranceles relativos a la importación y exportación de bienes entre países. Las normas pretenden facilitar el comercio y establecer unas condiciones equitativas para los países miembros.

El auge del comercio electrónico

La idea de comercio se ha ampliado para incluir el comercio electrónico en el siglo XXI. El comercio electrónico describe cualquier negocio o transacción comercial que incluya la transferencia de información financiera a través de Internet. El comercio electrónico, a diferencia del comercio tradicional entre dos agentes, permite a los consumidores individuales intercambiar valor por bienes y servicios sin apenas barreras.

El comercio electrónico ha cambiado la forma en que las economías llevan a cabo el comercio. En el pasado, las importaciones y exportaciones realizadas por una nación planteaban muchos obstáculos logísticos, tanto por parte del comprador como del vendedor. Esto ha creado un entorno en el que sólo las grandes empresas con escala pueden beneficiarse de los clientes de la exportación. Ahora, con el auge de Internet y el comercio electrónico, los propietarios de pequeñas empresas tienen la oportunidad de comercializar con clientes internacionales y satisfacer pedidos internacionales.

Empresas de todas las formas y tamaños pueden participar en el comercio internacional. Las empresas de gestión de exportaciones ayudan a las pequeñas empresas nacionales con la logística de la venta internacional. Las empresas de comercio de exportación ayudan a las pequeñas empresas mediante la identificación de compradores internacionales y empresas de abastecimiento nacionales que pueden satisfacer la demanda. Los comerciantes de importación/exportación compran bienes directamente a un fabricante nacional o extranjero, y luego empaquetan los bienes y los revenden por su cuenta como entidad individual, asumiendo el riesgo pero obteniendo mayores beneficios.

Dodaj komentarz