Convertibles contingentes (CoCos) Definición

Qué son los convertibles contingentes (CoCos)?

Los convertibles contingentes (CoCos) son instrumentos de deuda emitidos principalmente por instituciones financieras europeas. Los convertibles contingentes funcionan de forma similar a los bonos convertibles tradicionales. Tienen un precio de ejercicio específico que, una vez superado, puede convertir el bono en capital o acciones. Los principales inversores de los CoCos son los particulares en Europa y Asia y los bancos privados.

Los CoCos son productos de alta rentabilidad y alto riesgo populares en la inversión europea. Otro nombre para estas inversiones es nota de capital mejorada (ECN). Los títulos de deuda híbridos llevan opciones especializadas que ayudan a la institución financiera emisora a absorber una pérdida de capital.

En el sector bancario, su uso ayuda a apuntalar los balances de un banco al permitirle convertir su deuda en acciones si se dan determinadas condiciones de capital. Los convertibles contingentes se crearon para ayudar a los bancos descapitalizados y evitar otra crisis financiera como la de 2007-2008.

El uso de CoCos no se ha introducido en la U.S. sector bancario. En cambio, los bancos estadounidenses emiten acciones preferentes de capital.

Puntos clave

  • Los convertibles contingentes (CoCos) tienen un precio de ejercicio, en el que el bono se convierte en acciones.
  • Los convertibles contingentes se utilizan en el sector bancario para apuntalar los balances de nivel 1 de los bancos.
  • Un banco con problemas financieros no tiene que devolver el bono, ni pagar intereses, ni convertirlo en acciones.
  • Los inversores reciben pagos de intereses que suelen ser mucho más altos que los bonos tradicionales.

1:07

Convertibles contingentes (Cocos)

Comprender los convertibles contingentes

Hay una diferencia significativa entre los convertibles contingentes emitidos por los bancos y las emisiones de deuda convertible normales o simples. Los bonos convertibles tienen características similares a las de los bonos, ya que pagan un tipo de interés regular, y tienen prioridad en caso de que la empresa subyacente incumpla o no pague sus deudas. Estos títulos de deuda también permiten al tenedor de los bonos convertir su participación en acciones ordinarias a un precio de ejercicio determinado, lo que le permite revalorizar el precio de las acciones. El precio de ejercicio es un nivel específico de precio de las acciones que debe activarse para que se produzca la conversión. Los inversores pueden beneficiarse de los bonos convertibles, ya que éstos pueden convertirse en acciones cuando el precio de las acciones de la empresa se revaloriza. La característica de los convertibles permite a los inversores disfrutar tanto de las ventajas de los bonos, con su tipo de interés fijo, como del potencial de revalorización del capital por la subida del precio de las acciones.

Los convertibles contingentes amplían el concepto de bonos convertibles modificando las condiciones de conversión. Al igual que con otros títulos de deuda, los inversores reciben pagos periódicos de interés fijo durante la vida del bono. Al igual que los bonos convertibles, estas deudas subordinadas emitidas por los bancos contienen desencadenantes específicos que detallan la conversión de las tenencias de deuda en acciones ordinarias. El desencadenante puede adoptar varias formas, como que las acciones subyacentes de la entidad alcancen un nivel determinado, que el banco deba cumplir los requisitos de capital reglamentario o que la autoridad de gestión o supervisión lo exija.

Breves antecedentes de los CoCos

Los convertibles contingentes se hicieron populares en la escena inversora para ayudar a las instituciones financieras a cumplir con los requisitos de capital de Basilea III. Basilea III es un acuerdo normativo que establece un conjunto de normas mínimas para el sector bancario. El objetivo era mejorar la supervisión, la gestión del riesgo y el marco regulador del sector financiero crítico.

Como parte de las normas, un banco debe mantener suficiente capital o dinero para poder soportar una crisis financiera y absorber las pérdidas inesperadas de los préstamos e inversiones. El marco de Basilea III endureció los requisitos de capital al limitar el tipo de capital que un banco puede incluir en sus distintos niveles y estructuras de capital.

Un tipo de capital bancario es el capital de nivel 1, el más alto disponible para compensar los préstamos incobrables en el balance de la institución. El capital de nivel 1 incluye los beneficios retenidos -una cuenta acumulada de beneficios- así como las acciones ordinarias. Los bancos emiten acciones a los inversores para obtener financiación para sus operaciones y para compensar las pérdidas por impago.

Los convertibles contingentes actúan como capital de nivel 1 adicional que permite a los bancos europeos cumplir los requisitos de Basilea III. Estos vehículos de deuda convertible permiten a un banco absorber la pérdida de la suscripción de préstamos malos u otras tensiones de la industria financiera.

Los bancos y los convertibles contingentes

Los bancos utilizan los convertibles contingentes de forma diferente a como lo hacen las empresas con los bonos convertibles. Los bancos tienen su propio conjunto de parámetros que justifican la conversión de los bonos en acciones. El evento desencadenante de los CoCos puede ser el valor del capital de nivel 1 del banco, el juicio de la autoridad supervisora o el valor de las acciones subyacentes del banco. Además, un mismo CoCo puede tener varios factores desencadenantes.

Los bancos absorben las pérdidas financieras a través de los bonos CoCo. En lugar de convertir los bonos en acciones ordinarias basándose únicamente en la revalorización del precio de las acciones, los inversores en CoCos aceptan tomar acciones a cambio de los ingresos regulares de la deuda cuando el coeficiente de capital del banco cae por debajo de las normas reglamentarias. Sin embargo, es posible que el precio de las acciones no suba, sino que baje. Si el banco tiene dificultades financieras y necesita capital, esto se refleja en el valor de sus acciones. Como resultado, una CoCo puede hacer que los inversores conviertan sus bonos en acciones mientras el precio de las acciones está bajando, poniendo a los inversores en riesgo de pérdidas.

Beneficios de los convertibles contingentes para los bancos

Los bonos convertibles contingentes son un producto ideal para los bancos infracapitalizados en los mercados de todo el mundo, ya que vienen con una opción incorporada que permite a los bancos cumplir con los requisitos de capital y limitar las distribuciones de capital al mismo tiempo.

El banco emisor se beneficia de la CoCo al obtener capital de la emisión de bonos. Sin embargo, si el banco ha suscrito muchos préstamos fallidos, puede quedar por debajo de sus requisitos de capital de nivel I de Basilea. En este caso, el CoCo conlleva la estipulación de que el banco no tiene que pagar intereses periódicamente, e incluso puede depreciar la totalidad de la deuda para satisfacer los requisitos de nivel 1.

Cuando el banco convierte el CoCo en acciones, puede desplazar el valor de la deuda del pasivo de su balance. Este cambio contable permite al banco suscribir más préstamos.

La deuda no tiene una fecha de finalización en la que el capital debe regresar a los inversores. Si el banco entra en dificultades financieras, puede aplazar el pago de los intereses, forzar la conversión en acciones o, en situaciones extremas, reducir la deuda a cero.

Beneficios y riesgos para los inversores

Debido a su alto rendimiento en un mundo de productos más seguros y de menor rendimiento, la popularidad de los convertibles contingentes ha crecido. Este crecimiento ha supuesto una mayor estabilidad y entrada de capital para los bancos que los emiten. Muchos inversores compran con la esperanza de que el banco amortice algún día la deuda mediante su recompra, y hasta que lo haga, se embolsarán los altos rendimientos junto con el riesgo superior a la media.

Los inversores reciben acciones ordinarias a un tipo de conversión fijado por el banco. La entidad financiera puede definir el precio de conversión de las acciones al mismo valor que cuando se emitió la deuda, al precio de mercado en el momento de la conversión o a cualquier otro nivel de precio deseado. Una de las desventajas de la conversión en acciones es que el precio de las mismas se diluirá, reduciendo aún más el ratio de beneficios por acción.

Además, no hay garantía de que el CoCo se convierta en capital o se amortice completamente, lo que significa que el inversor podría mantener el CoCo durante años. Los reguladores que permiten a los bancos emitir CoCos quieren que sus bancos estén bien capitalizados y, como resultado, pueden hacer que vender o deshacer una posición de CoCo sea bastante difícil para los inversores. Los inversores pueden tener dificultades para vender su posición en CoCos si los reguladores no permiten la venta.

Pros

  • Los bancos europeos pueden obtener capital de nivel 1 emitiendo bonos CoCo.

  • Si es necesario, el banco puede aplazar el pago de los intereses o puede reducir la deuda a cero.

  • Los inversores reciben pagos periódicos de intereses de alto rendimiento por encima de la mayoría de los bonos.

  • Si una CoCo se activa por una subida del precio de las acciones, los inversores reciben una revalorización de las mismas.

Contras

  • Los inversores asumen los riesgos y tienen poco control si los bonos se convierten en acciones.

  • Los CoCos emitidos por el banco y convertidos en acciones probablemente darán lugar a que los inversores reciban acciones a medida que el precio de las acciones vaya bajando.

  • Los inversores pueden tener dificultades para vender su posición en CoCos si los reguladores no permiten la venta.

  • Los bancos y empresas que emiten CoCos tienen que pagar un tipo de interés más alto que con los bonos tradicionales.

Ejemplo del mundo real de un convertible contingente

Por ejemplo, supongamos que el Deutsche Bank emite convertibles contingentes con una activación fijada en el capital básico de nivel 1 en lugar de un precio de ejercicio. Si el capital de nivel 1 cae por debajo del 5%, los convertibles se convierten automáticamente en capital, y el banco mejora sus ratios de capital eliminando la deuda de bonos de su balance.

Un inversor posee un CoCo con un valor nominal de 1.000 dólares que paga un 8% anual de intereses: el titular de los bonos recibe 80 dólares al año. Las acciones cotizan a 100 dólares por acción cuando el banco informa de pérdidas generalizadas en los préstamos. El capital de nivel 1 del banco cae por debajo del 5%, lo que hace que los CoCos se conviertan en acciones.

Digamos que el ratio de conversión permite al inversor recibir 25 acciones del banco por los 1.000 dólares invertidos en el CoCo. Sin embargo, las acciones han bajado constantemente de 100 a 40 dólares en las últimas semanas. Las 25 acciones valen 1.000 dólares a 40 dólares por acción, pero el inversor decide mantener las acciones, y al día siguiente, el precio baja a 30 dólares por acción. Las 25 acciones valen ahora 750 dólares, y el inversor ha perdido el 25%.

Es importante que los inversores que tienen bonos CoCo sopesen el riesgo de que, si el bono se convierte, tengan que actuar rápidamente. De lo contrario, pueden experimentar pérdidas significativas. Como ya se ha dicho, cuando se produce el desencadenamiento del CoCo, puede que no sea el momento ideal para comprar las acciones.

Nuestro equipo requiere que los escritores utilicen fuentes primarias para apoyar su trabajo. Se trata de libros blancos, datos gubernamentales, informes originales y entrevistas con expertos del sector. También hacemos referencia a investigaciones originales de otras editoriales de renombre cuando es necesario. Puede obtener más información sobre las normas que seguimos para producir contenidos precisos e imparciales en nuestro
olítica editorial.

  1. Banco de Pagos Internacionales. "CoCos: Una cartilla," Página 49. Accedido en agosto. 12, 2021.

  2. U.S. Comisión de Valores y Bolsa. "Admisibilidad de los valores de capital convertible contingente para una oferta conforme a la norma 144A," Página 2. Accedido Ago. 12, 2021.

  3. Banco de Pagos Internacionales. "Basilea III: Marco normativo internacional para los bancos." Consultado el. 12, 2021.

Dodaj komentarz